Espejismo de luna llena

Espejismo de luna llena
.Fotos tomadas de la red.

domingo, septiembre 30, 2012

Es ahora o nunca.


El tiempo apremia

No podemos dormirnos, las mineras acabaran con nuestros recursos naturales contaminaran nuestros ríos, nos dejaran sin agua, se llevaran nuestra riqueza mas valiosa que no es el oro sino el agua y el verde y sólo nos dejarán la contaminación, la pobreza y la muerte,  radicalicemos nuestra lucha, es cuestión de vida o muerte, el tiempo apremia, mañana será tarde.

Domingo Acevedo

Rondas mis sueños


Rondas mis sueños


Rondas mis sueños
danzas desnuda bajo el embrujo de esta luna de jade
coqueteas con el viento azulado de la noche
mariposa atrapada tras los cristales del tiempo
rítmico reflejo de la ausencia
dama del amor imposible
reina de mis noches solitarias
es aquí
en este lugar
donde te amo desde siempre
desde los primeros días de la ausencia
perdidos entre los libros
y los viajes recurrentes a ningún destino
es aquí  donde te amo
en las claras habitaciones de los sueños
donde tu cuerpo desnudo resplandece entre mis manos
tibias de eternidad

Domingo Acevedo
1/10/12

Colectiva sobre cambio climático.

sábado, septiembre 29, 2012

NUDO DE LAGRIMAS



NUDO DE LAGRIMAS

Ya nadie podrá desatar el nudo de lágrimas
que me ata a tu recuerdo 
aquí estoy
perdido entre los oscuros espacios que dejan los sueños
en los resquicios de la nada
goteras de sal caen sobre las sábanas blancas del insomnio
y de luto se han ido vistiendo todos los árboles del camino
que lleva hasta mi casa
desnuda y triste la quimera danza en mi memoria hasta morir
pájaros de sombras anidan en los sonidos oxidados de mi voz
y hace siglos que los ojos de la ausencia lloran  mi vida
sobre las grandes capitales del mundo
el humo de las chimeneas bosteza su veneno
es la luz
un espejo donde el horizonte se mira y envejece
y en las íntimas habitaciones del agua
una sirena llora desconsolada su eternidad
y desde la ventana principal de la alborada
alguien que no conozco me dice adiós

Domingo Aceevdo.

NO MATARAS.



                                       NO MATARAS OBRA DE WILFRIDO VELAZQUEZ.

ADORO _Armando Manzanero

jueves, septiembre 27, 2012

ES LA MUERTE.


ES LA MUERTE

Un caballo alado
que en mis pupilas
huye de la lluvia
es la muerte

Domingo Acevedo

miércoles, septiembre 26, 2012

Vivo en rebeldía contra las injusticias.


Vivo en rebeldía contra las injusticias.


Vivo en rebeldía contra las injusticias.
Como un quijote solitario a quien nadie escucha, elevo mi voz en contra de las injusticias que a diario, en este país que se lo han robado los políticos, se comenten contra los pobres, contra aquellos que no tienen voz.

Domingo Acevedo

LA PACIENCIA DE LOS PUEBLOS TIENE UN LIMITE.


LA PACIENCIA DE LOS PUEBLOS TIENE UN LIMITE.

Salami con excrementos humanos,
azúcar con arena,
apagones al por mayor y detalle,
los alimentos de la canasta básica por las nubes,
los pobres no tienen derechos a la salud,
la educación es un desastre,
te roban cuando llenas el tanque del gas de cocinar,
la gasolina te la mezclan hasta con agua,
nuestro país se entrega a mineras para que lo destruyan,
la corrupción estatal ofende,
nuestros congresistas son en su mayoría vulgares ladrones,
la delincuencia no da tregua,
redadas y retenes como si estuviésemos en guerras,

SEÑORES DEL GOBIERNO CEDAN UN POCO QUE LA PACIENCIA DE LOS PUEBLOS TIENE UN LIMITE, NO ABUSEN TANTO.





martes, septiembre 25, 2012

Alborada de mariposas azules


ALBORADA DE MARIPOSAS AZULES

No fui más que un niño que siempre anduvo perdido en sí mismo
en los conucos lejanos del abuelo Ismael
aprendí de la vida todo lo que sé hoy
fueron los potreros del tío Juan mi escuela
y en las lejanas regiones del rocío era donde podía mirarme al espejo
y encontrarme tal cual era
un niño hecho de ceniza y barro
con la mirada torva perdida en el infinito
que escribía todas las tardes en los pergaminos del viento
su historia envejecida en su dolor vegetal
fue toda mi alegría poder correr por el bosque
hasta cansarme y terminar de bruces
entre los arbustos mágicos de las tardes
hablar con los animales y los árboles
pasear en el viento más allá del horizonte 
y regresar en las nubes al lugar de donde nunca partí
y encontrarme como siempre arrullado entre los brazos de mis padres
que me cubrían de la lluvia que con su corazón de azucena
iba dejando pedazos de cielo dormidos en mi piel.
todas las tardes mi madre y yo nos sentábamos bajo la sombra del gran árbol azul
a mirar como los pájaros ebrios de clorofila
se escondían detrás de las murallas del horizonte
mientras una peregrinación de mariposas
ancladas en los ventanales del ocaso agonizaban en la mirada quimérica de un ángel.
hoy no hay más alegría  que este canto bajo esta luna de jade
por el camino del alba las huellas del rocío se evaporan entre los pies descalzos de un sol precoz
que siempre en noviembre pasa de largo a esconderse entre los matorrales atardecidos de la distancia
alborada de mariposas azules
heridas por los puñales del  otoño
todas la mañanas  en el  fogón doña Lola hierve jengibre que ofrece al paladar
para ahuyentar a los duendes del frío
y en algún lugar perdido en la memoria
Cató todavía fabrica con sus manos de ternura
los colores del amanecer
y en un rincón de mi alma 
la abuela Mamá Tita recolecta los residuos perdidos de nuestro pasado 
muchas veces ella y yo imaginábamos escuchar en la voz destemplada del viento
el lejano sonido de nostálgicas tamboras
grito de guerra
canto de amor
danza que en las noches aun nos libera del peso de una historia amarga
que escribieron con su sangre nuestros abuelos
para que mi voz
quinientos años después pudiera abrir las puertas que el tiempo creyó haber cerrado para siempre
nací en esta tierra que tiene el color del olor del topacio
donde los colores vegetales de la primavera se levantan como una ola
que inunda todos los rincones del bosque de mariposas
que al morir van dejando un rastro efímero de luz
en la mirada azul de la distancia
arco iris coagulado en una lágrima
por el camino real
el tío Alberto regresa
parece flotar sobre la tenue oscuridad  del atardecer
la tía Agustina en la ventana  lo ve llegar
espera como siempre que él lleve las vacas a los corrales
se dé un baño
vaya a la ventana
le dé un beso
y luego se sienten todos en la mesa a cenar. 
todavía en las noches
mi padre como un fantasma
se pierde entre las sombras hacia las carboneras
a vigilar los hornos
para que el fuego no consuma los sueños
y así poder derrotar el hambre que acecha entre los resquicios de las horas más largas del verano.
primavera insular
caserío perdido junto al bosque del olvido
flamboyán amarillo
anacahuita de cristal
bajo los limoncillos florecidos la tía Tatín con su escoba
arrincona contra los espejos de la tarde
las cenizas que deja el otoño en la mirada de la tía Aurora
que aún busca en su interior el camino de regreso al paraíso que nos robó la modernidad
ignora ella
que morirá arrinconada contra sus sueños
sin volver a ver el sol desde los ventanales primaverales del alba

Domingo Acevedo 
domingoacv2@gmail.com 
829 568 3544

domingo, septiembre 23, 2012

Mujer que todas las noches


Mujer que todas las noches
desnuda abre las puertas de mis sueños
penetra hasta las intimas habitaciones de mi alma
para que yo dibuje con mis labios en su piel
una flor

Domingo Acevedo.

sábado, septiembre 22, 2012

A MIS COMPAÑEROS D ELA UNER CAÍDOS EN LA UASD EN SEPT. DEL 1990.







EL RECUERDO DE ELLOS VIVIRÁN POR SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES.




PICO DUARTE 2013


ARBOL DE SOMBRAS


ARBOL DE SOMBRAS


Hace tiempo te esperaba
llegaste dormida en la luz de un relámpago
arropada en los sueños
vestida de silencio
descalza sobre la transparencia de mi voz
dejando tus huellas entre mis ojos
que te tocan
que te desnudan
que te acarician el pubis
que trepan hasta la cúspide imaginaria del placer
que se ahondan hasta el orgasmo en tu sexo
mis ojos que tejen en tu piel un vestido de música y flores
donde el alba es una luz que se desgrana en los latidos de la pasión
 tu piel que deja entre mis manos el dulce sonido de tu aroma
que en la ausencia se deshoja en la tentación de lo prohibido
tu cuerpo desnudo lo dibujo en el nocturno lienzo del insomnio
y pongo dos alas en tu espalda
cierro los ojos
y estás a mi lado
aunque hace tiempo te alejas entre las brumas de la ausencia y el olvido
es allá
en los ignotos paraje de los recuerdos
donde esta amor como un árbol de sombras
germina
crece

Nino Bravo - Ese hombre

Atesoro


Atesoro


Atesoro entre mis manos
el estridente perfume de tu piel
fuego que enciende mi tacto
cuando la humedad digital
de tu sexo en mis labios
endulza todos mis sentidos de placer

Domingo Acevedo.

Cartas amarillas - www.Nino-Bravo.com

jueves, septiembre 20, 2012

Chino veinte años después siempre te recordaremos.


Chino veinte años después siempre te recordaremos.

Hoy se cumplen 20 años del asesinato de Efraín Ortiz, Chino, asesinado por la policía en la marcha cimarrona, actividad convocadas dentro de las actividades relacionadas a la conmemoración alternativa del quinto centenario de la llegada de  los europeos a este continente que ellos fatídicamente llamaron América.

Chino veinte años después te recordamos y continuamos luchando por lo que tú siempre luchaste  y por lo que moriste, tu recuerdo es una bandera que levantamos bien alto para que los opresores, para que los que ordenaron tu muerte sepan  no podrá acallar el grito de libertad que brota de nuestros pechos.

Chino siempre te recordaremos y reivindicaremos tu ejemplo

Domingo Acevedo

El estado sin planes concreto para combatir la delincuencia desde sus raíces


El estado sin planes concreto para combatir la delincuencia desde sus raíces




A mí de manera particular me da rabia la forma simplista y hasta de clase con que la mayoría de nuestros periodistas tratan en sus comentarios la delincuencia y como hasta se ponen de acuerdo con la pena de muerte extrajudicial establecida por nuestra policía.

Lo primero que debo decir es que aquí sólo se combate la delincuencia en los  barrios pobres, la policía no apresa ni hace redadas en los barrios de la burguesía, ni apresa los hijos de papi y mami, ni se castiga la corrupción estatal.

Aquí la policía se lleva preso a las personas por vestir pobremente, porque tienen la falsa certeza de que todos los pobres son delincuentes y en los barrios pobres bajo le pretexto de combatir la delincuencia comenten todas clases de atropellos contra los jóvenes, apresan por simple sospecha, violan hogares sin fiscales, ponen drogas a los jóvenes apresados, apresan por simple sospecha, dan golpizas, asesinan, en definitiva la policía nacional es un aparato represivo sin control. 

El estado sin planes concreto para combatir este mal desde sus raíces lo que habla es de endurecer más las penas, dejando toda la carga represiva de esta a la policía, a una policía corrupta, comprometida  hasta los tuétanos con la delincuencia y el narcotráfico.

El combate de la delincuencia debe necesariamente pasar primero por combatir las cusas que la generan, como es la pobreza, la marginalidad, la falta de educación y de oportunidades en niños y jóvenes especialmente, acabar con la impunidad de nuestros legisladores y funcionarios que usan sus cargos para robar, traficar con drogas y hacer cuantas diabluras se les antojes sin que nadie se atreva a tocarlos y la creación de  una nueva policía profesional, civil y comunitaria que realmente represente los intereses de la población.

Mientras no se tomen estas medidas la delincuencia seguirá creciendo sin control y nadie estará seguro en ningún lugar, hay que castigar a los corruptos, disolver la policía nacional, atacar la pobreza y la marginalidad y darles oportunidades a los jóvenes que viven atrapados por la pobreza en los barrios.

Domingo Acevedo.



   

miércoles, septiembre 19, 2012

He aquí tu cuerpo


He aquí tu cuerpo
tibio resplandor que entre mis manos se estremece
como un lirio  junto al camino atardecido de los sueños
19/9/12

Ángeles tristes con sus dedos de rocío
estamparon el ultimo día de este otoño
tu nombre en mi voz
19/9/12

Domingo Acevedo

martes, septiembre 18, 2012

No dejemos pasar por alto este 23 de septiembre


No dejemos pasar por alto este 23 de septiembre

No dejemos pasar por alto este 23 de septiembre en el que tres de nuestros compañeros, miembros de la Unión Estudiantes Revolucionarios, UNER, cayeron en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en el 1990.

Mármol, Pedro y Ayanes, compañeros, camaradas, amigos, combatientes eternos por la libertad no deben ser olvidados, vivamos sus vidas, recordemos su ejemplo y luchemos sin desmayo por lo que ellos lucharon, coronemos sus vidas póstumamente derrotando a nuestros enemigos,   que son los enemigos del pueblo, son los que hoy   están en el poder, son los que hoy entregan nuestros territorios a las mineras para que lo destruyan, son los que hoy se roban el estado, son los que hoy nos reprimen, los que nos condenan a ser  pobres, los que nos matan de hambre, los que nos niegan la salud y la educación son los que se hacen ricos a costa de nuestra pobreza.


Este 23 de septiembre con el ejemplo de nuestros tres compañeros caídos en la universidad autónoma, reafirmemos nuestra  convicción revolucionaria, nuestro firme compromiso de  luchar contra los opresores hasta vencerlos y construir la sociedad que ellos soñaron y por la que murieron, una sociedad libre, solidaria, una sociedad en que los seres humanos liberados del terror y la miseria, vivan felices por toda la eternidad.   


Domingo Acevedo.
829 568 3544
Domingoacv2@gmail.com
www.brigadacimarronasebastianlemba.blogspot.com

Esa es mi voz


Esa es mi voz

esa es mi voz
eco lejano de tamboras ahogándose
en la mirada ausente de la eternidad
madreselva que se enreda en la brisa
árbol nocturno de sonidos
barco de humo derritiéndose en la alborada
luna de papel hundiéndose en el mar
densa atmósfera de clorofila
caballo de azúcar cabalgando
sobre la arena luminosa del verano
estampa de sangre en las paredes del futuro
mi voz
eco de lágrimas salpicando las ciudades
heridas por la guerra
aroma desolado
campanas de agua
racimo de luz en el pozo de la muerte
grito  de guerra 
canto de amor
esa es mi voz

Domingo Acevedo.

Fotos de la marcha contra la mega minería y el uso del cianuro.









sábado, septiembre 15, 2012

ESPECTADORES DEL ALBA


ESPECTADORES DEL ALBA

Me abruma la terca agonía
de los indigentes de la zona colonial
residentes permanentes de las  sombras
efímeros inquilinos de las frías madrugadas de enero
invisibles espectadores del alba
van dejando por donde pasan
el aroma inconfundible del  hambre
pasajeros de un tren sin destino
son victimas de una sociedad
que en grandes vasijas de plata
lava con sangre sus manos
ignorados transeúntes de calles heridas
por  cinco mil años ausencia
cómplices de las prostitutas del conde peatonal
bohemios del rocío  y el salitre
aventureros insomnes de la miseria
lunáticos mutantes de la desdicha
que en la Duarte
frente al parque de las palomas 
se desnudan y danzan hasta morir 

viernes, septiembre 14, 2012

3 días para frenar la Estrella de la Muerte corporativa


3 días para frenar la Estrella de la Muerte corporativa
Recibidos
x

Iain Keith - Avaaz.org
12:37 (hace 15 horas)
para 
No se muestran las imágenes.Mostrar las imágenes a continuación - Mostrar siempre imágenes de avaaz@avaaz.org
Queridas amigas y amigos,



Tenemos tres días para intentar detener el plan secreto de algunas corporaciones que buscan acumular extraordinarios poderes a nivel global, y que amenaza nuestros derechos, desde la libertad en Internet hasta la protección del medio ambiente. Este acuerdo está siendo negociado ahora mismo por burócratas con el apoyo de influyentes lobbistas.Haz clic abajo para hacer saltar por los aires esta reunión secreta con un grito global pidiendo la retirada del Acuerdo TPP:

Firma la petición
Se han empezado a filtrar detalles sobre el plan secreto de algunas corporaciones que buscan acumular extraordinarios poderes a nivel global. Este plan amenaza gran parte de lo que nos importa, desde la libertad en Internet hasta las normas de protección ambiental y de la salud.Disponemos de tres días para detenerlo.

Las grandes empresas tienen un nueva estrategia para engordar sus bolsillos: un gran pacto global, respaldado por un tribunal internacional, que se viene manteniendo en secreto durante años (¡incluso para nuestros legisladores!), y que descenderá sobre nuestras democracias como la "Estrella de la Muerte*". Los Gigantes del Tabaco, del Petróleo, las Grandes Farmacéuticas, Walmart y hasta 600 lobbistas corporativos, están participando en la preparación del borrador final, que incluye limitaciones a las leyes sobre el uso del tabaco, el acceso a medicamentos asequibles y la libertad de expresión en la Red.

Una nueva ronda de negociaciones termina en tres días. Pero si levantamos ahora un grito de protesta en cada uno de nuestros países, podemos minar la confianza de los negociadores y enterrar el proceso. Alcancemos un millón de firmas contra este asalto al poder global por parte de las grandes corporaciones. Firma la petición y compártela con todos tus contactos -- Avaaz proyectará un contador de firmas en los muros de la sede de la conferencia para que los negociadores vean en tiempo real cómo estalla la oposición ciudadana contra su plan:

http://www.avaaz.org/es/stop_the_corporate_death_star/?buWLdcb&v=17839

Este tratado, el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (conocido como TPP), está siendo redactado para blindar a los inversionistas frente a la regulación estatal, incluso si esas normas buscan proteger el interés público. Las versiones filtradas sugieren que el TPP socavaría normas sobre la seguridad y la calidad del aire y del agua; buscaría reintroducir las medidas propuestas por EE.UU. en su reciente ataque a la libertad en Internet (SOPA, PIPA, etc); y además aplastaría muchos esfuerzos por producir medicamentos genéricos asequibles.

Y la cosa no se queda ahí. Aquellos legisladores que no se ajustasen a las reglas del TPP se enfrentarían a sanciones ante un tribunal internacional -- en el que ¡las corporaciones nos podrían demandar por los acuerdos firmados en secreto por gobiernos anteriores!

Los negociadores alegan que el TPP es solo un acuerdo comercial redactado para facilitar las inversiones y beneficiarnos a todos. Sin embargo, el borrador filtrado limita mucho las protecciones a los ciudadanos, dejando claro que este acuerdo "comercial" está amañado para poner los beneficios de las corporaciones por encima de las necesidades de la gente. Esto no es sorprendente ya que el TPP está siendo redactado en secreto con apoyo de casi 600 lobbistas corporativos.

Pero hay esperanza: Australia se está rebelando contra el establecimiento de un tribunal internacional, y Nueva Zelanda se niega de momento a renunciar a la protección de los precios de los medicamentos que les permiten venderlos a un precio accesible. Una enorme ola de oposición ciudadana sembraría dudas acerca de la capacidad de cada gobierno para vender el TPP a sus parlamentos y a la opinión pública en casa, y podría hacer descarrilar las negociaciones de una vez por todas. Firma ahora la petición y compártela masivamente -- los delegados y los grupos de presión verán cómo crece esta ola de oposición en tiempo real:

http://www.avaaz.org/es/stop_the_corporate_death_star/?buWLdcb&v=17839

En un discurso reciente, la candidata al Senado de EE.UU. Elizabeth Warren dijo: "Las corporaciones no son personas. Las personas tienen corazones, tienen hijos, tienen empleos, se enferman, lloran, bailan. Las personas viven, aman, y mueren. Y esto importa porque no gobernamos este país para las corporaciones, lo gobernamos para la gente." Alcancemos un millón de firmas para impedir el asalto a nuestros gobiernos por parte de las corporaciones.

Con esperanza,

Iain, Pedro, Laura, Ari, Emma, Lisa, Luca, Ricken y todo el equipo de Avaaz

P.D. Avaaz ha lanzado una nueva plataforma llamada Peticiones de la Comunidad donde de manera rápida y fácil puedes crear una campaña sobre cualquier tema que te preocupe. Comienza tu propia petición haciendo clic aquí: http://www.avaaz.org/es/petition/start_a_petition/?tppglobal

Más Información:

Acuerdo Transpacífico, otra amenaza para Internet (El Economista):
http://eleconomista.com.mx/tecnociencia/2012/07/06/acuerdo-transpacifico-otra-amenaza-internet

Acuerdo Trans-Pacífico, nuevo riesgo para la libertad de expresión (Amnistía Internacional):
http://amnistia.org.mx/nuevo/2012/09/

TPP sigue ahí: un tratado con pocas razones y muchas amenazas (Derechos Digitales):
http://www.derechosdigitales.org/2012/08/23/tpp-sigue-ahi-un-tratado-con-pocas-razones-y-muchas-amenazas/

Acceso a medicamentos a bajos precios se dificultaría con firma de TTP (RPP):
http://www.rpp.com.pe/2011-09-27-acceso-a-medicamentos-a-bajos-precios-se-dificultaria-con-firma-de-ttp-noticia_407849.html

TPP y sus alcances en el acceso a medicamentos (Ciencia y Salud):
http://www.cienciaysalud.cl/2012/04/19/tpp-y-sus-alcances-en-el-acceso-a-medicamentos/

TPP, un secreto tratado internacional que amenaza a internet (Animal Político):
http://www.animalpolitico.com/2012/07/tpp-el-tratado-internacional-mas-importante-del-momento-y-del-que-aun-no-sabemos-nada/

TLCAN en Esteroides (The Nation) -- en inglés
http://www.thenation.com/article/168627/nafta-steroids

* "Estrella de la Muerte" de la película StarWars (Wikipedia):
http://es.wikipedia.org/wiki/Estrella_de_la_Muerte

miércoles, septiembre 12, 2012

Franco De Vita- Te Amo (Lyrics)

El último discurso de Salvador Allende

Mi origen



Mi origen

La tarde recrea  ante mis ojos la nostalgia de mi origen perdido en África.

La   tristeza de estos largos años de exilio en que hemos perdido nuestra identidad, hace florecer entre mis ojos lirios  de agua.

La pena acumulada durante estos siglos de huir a ningún lado golpea mi  memoria como un látigo de sal que abre viejas heridas que vuelven a sangrar bajo el sol púrpura de nuestro ocaso. Tantos años de olvido han  dejando en mi boca el  agrio sabor de la ausencia

África es en mi corazón una hoguera que se enciende entre mis ojos cuando miro hacia atrás,  se  que ya no volveré al acrisolado mundo de mis sueños;  me he resignado a morir en esta tierra tan ajena y tan mía, pero mi vida sigue allá,  en la aldea de donde una noche  mi ADN sin querer, empezó a viajar en un cuerpo desconocido hacia una isla perdida en el mar Caribe.

Quinientos años  después, la mirada triste de la abuela Mamá Tita, me despierta en medio del estruendo de los arcabuces y  los gritos de los  hombres  que defendían  a los suyos, hasta terminar atados a la codicia de unos hombres  que contra el reflejo de la aldea incendiada los conducían  por un sendero de horror hasta una embarcación anclada en un océano de cadáveres, emprendiendo un viaje sin retorno hacia el dolor.

Yo apenas era menos que un sentimiento perdido en la memoria de alguien que aún no había nacido, pero  ya llevaba sobre mis hombros el peso de una historia de látigo y sudor, donde la vida nunca dejó de ser un canto que en las noches, se multiplicaba en la voz alegre de las tamboras.

Hoy los Estados unidos de Norte América llora a sus victimas.


Hoy los Estados unidos de Norte América llora a sus victimas.

Hoy los Estados unidos de Norte América llora a las victimas del los atentados del 11 de septiembre. Yo en cambio lloro todos los días a las victimas inocentes de todas las guerras  injustas que Estado Unidos a librado y libra alrededor de todo el mundo para imponer su voluntad imperialista, guerras en la mayoría de los casos abrumadoramente desiguales donde el poderío militar Norteamericano termina avasallando la voluntad de pueblos enteros, dejando una larga estela de muertos, especialmente niños, mujeres y ancianos que terminarán sepultados por el olvido, sin que el mundo los llore como hoy se llora a esas victimas también inocentes del 11 de septiembre, porque simplemente terminarán siendo sólo una cifra, un número estadístico del tercer mundo sin ninguna identidad para los países desarrollados.  

Yo lloro eternamente a las víctimas inocentes de las invasiones Gringas a Puerto Rico a México, Nicaragua, Panamá,  Haití, Republica Dominicana,  Granada, Viet Nam, Irak Afganistá, lloro también por todos los líderes revolucionarios asesinados por la CIA alrededor de todo el mundo y necesariamente también lloro a las victimas del 11 de septiembre que murieron como consecuencia de la política guerrerista Norteamericana.


Domingo Acevedo.
11/9/12

   

domingo, septiembre 09, 2012

No a la caza de ballenas y delfines.


El abuelo Ismael.


EL ABUELO ISMAEL

El abuelo Ismael el padre de mi padre venía de lejos
Julia lo traía sobre su lomo con todo el peso de su edad
venía de tan cerca del  mar que podíamos sentir el olor de las olas
en su mirada salpicada de cielo que nos envolvía en su amor ancestral
él siempre llegaba alegre
con la piel manchada de los colores recientes del amanecer insular
con una sonrisa de rocío entraba a la cocina donde mamá hacía café de pilón
y nosotros felices corríamos hacia él gritando
abuelo  abuelo
él nos abría sus  brazos infinitos
y nos apretaba contra su pecho florecido de ternura
nosotros sabíamos que en su macuto antiguo
siempre nos traía regalos de amor y una historia distinta
que entes de irse al conuco nos contaba
así era el abuelo Ismael
sus manos hacedoras de las lluvias y la primavera
hacían florecer sobre la tierra la esperanza
de la casa al conuco sus huellas son eternas
en mi memoria que recolecta los residuos
de nuestro pasado nublado de olvido
para que la yuca la batata el maíz las habichuelas y el maní congo
se llenen de flores en el alma de los fantasmas que nos visitan cada noche
al caer la tarde el abuelo Ismael partía al trotecito apacible de Julia
y nosotros nos quedábamos parados en el patio del crepúsculo
hasta que él se perdía en la azul sinuosidad del camino
de regreso a su casa ya las piedras y los pájaros lo conocen
y los árboles saben su nombre que el viento lleva entre sus labios   

sábado, septiembre 08, 2012

CRISTAL DE AGUA


CRISTAL DE AGUA

Cristal de agua
la luz se ha roto
un arco iris 

jueves, septiembre 06, 2012

No se justifica la represión que mantiene la policía nacional a través de los linces y los topos en los barrios pobres de la capital dominicana


No se justifica la represión que mantiene la policía nacional a través de los linces y los topos en los barrios pobres de la capital dominicana


No se justifica la represión que mantiene la policía nacional a través de los linces y los topos en los barrios pobres de la capital dominicana y muy especialmente contra la juventud sana, que estudia y trabaja, ya que cuando estos se tiran en un barrio a cometer sus abusos y hacer alardes de su crueldad, los narcotraficantes, los ladrones y  en definitiva  los delincuentes en sentido general se esconden, es como sí de antemano les avisaran de la desagradable visita de esos policías motorizados, que se visten de negro y usan capucha.

Cuando van a un barrio abusando de su autoridad, cometen todas las clases de abusos, golpean a cuantos se les antojan, hieren de balas, violan, hogares, matan etc. Para esos abusadores no hay límites en lo que se refiere a violaciones de los derechos humanos. Es indignante la actuación de estos delincuentes uniformados.

Son tan frecuentes estas visitas a los barrios, que los jóvenes honestos tienen miedos a salir en las noches  por temor a ser apresados y lo más chocante de todo esto es que en su mayoría estos policías de elites son jóvenes, muchachos entrenados para reprimir y matar, que se  ceban en su cobardía maltratando a otros jóvenes y a quien a ellos medalaganariamente se les antoje.

Estos abusos no debieran estar sucediendo, porque se supone que vivimos en un estado de derecho, donde se respetan las libertades públicas y la constitución, donde no se puede apresar a las personas por simple sospecha, porque ande por las calles lejos de su lugar de residencia o porque vista de manera humilde, todo esto bajo el pretexto de combatir la delincuencia, delincuencia que es patrocinada y financiada desde el estado dominicano.

Esta actitud, esta forma de actuar de nuestros policías no ha logrado reducir el narcotráfico, ni la creciente delincuencia en nuestro país, es todo lo contrario esta aumenta todos los días, ante una sociedad que se siente desprotegida, acorralada entre dos bandos, los policías por un lado y la delincuencia por el otro.

Para nadie es un secreteo que con esta policía corrupta, abusadora y criminal no se acabará el narcotráfico, ni la delincuencia, por el grado de complicidad de ella con el crimen organizado.

Pienso que la sociedad en su conjunto debe oponerse a los abusos policiales y pedir una nueva policía civil, técnica y comunitaria, que de verdad represente y proteja a la población, que las personas no tema, sino que la respete por su investidura, por lo que representa.

Parece que esto es lo que nos ha traído el nuevo gobierno del PLD, que representa Danilo Medina, más represión, más corrupción, más apagones, más pobreza, más hambre, en definitiva más de los mismo.

Domingo Acevedo.
5/9/12

miércoles, septiembre 05, 2012

Saludamos los intentos del gobierno de Colombia y las Farc por alcanzar la paz.

Vestigio del sol


Vestigio del sol

Aun quedan en la prima noche
vestigios del sol
trocitos luminosos
que el viento arrastra más allá de este otoño
que llevo clavado en mi voz
luna que en mis sueños intenta ser una mariposa
 15/9/12

Eco de eternidad

Eco de eternidad que brota de mi voz
tibio reflejo de mariposas en la noche
faro que guía los fantasmas perdidos en mi memoria
telaraña divina que atrapa ángeles caídos
árboles de cenizas
huellas de cíclopes moribundos
centauros que cabalgan en las infinitas praderas de la utopía
 hacia el olvido
5/9/12



Hoy la patria

Hoy la patria se me antoja un buen lugar
tribuna
desde donde pueda levantarme  de mi silencio
y elevar mi voz
por los que sufren
por los que pasan hambre
por los que mueren todos los días
atrapados tras los barrotes imaginarios de la pobreza
5/9/12


Perdón

Coño
sí después de escribir
tantas cosas interesantes  
y hermosas
no soy poeta
entonces
qué soy
5/9/12


Domingo Acevedo

lunes, septiembre 03, 2012

APOLOGÍA DEL TIEMPO LIBRO INEDITO.











Domingo  Acevedo







E-Mail





Santo Domingo,  Rep. Dom.


















Portada:     José E. santos

                           




















Fue en la primavera del 2002 cuando conocí al poeta Domingo Acevedo. Él había publicado su libro “Espejismo de Luna Llena”, el cual yo acababa de leer. Esa misma sensibilidad, amor hacia los demás, ternura…y preocupación social que se mostraba en la poesía que yo había tenido el honor de re–crear, era un reflejo de la personalidad del poeta que me hablaba de mamá Tita la que hilvanaba / con los hilos del alma la noche, del que vio al abuelo Ismael que venía de  tan  cerca del mar / que podíamos sentir el olor de las olas en su mirada salpicada de cielo.

Seguimos conversando acerca de su tierna y fina poesía, mientras observábamos el viento mágico / coloreando de lirios y mariposas el horizonte. En ese mismo lugar escuché su canto invitando a la amada a recorrer el universo de su poesía: para desde allí ver hundirse el sol / en el manso océano de tus ojos. Y viajó en sus brazos, hasta trepar por las paredes de la soledad y decirle te toco y entre mis manos la primavera / se deshace salpicando de colores tu piel. Como un guaraguao incansable que dibuja maravillas en el aire, su vuelo no se detuvo. Cuando la ciudad lo encaminó por sus esquinas regadas de tristeza y alegría, tomó el control de su sueño, esparciendo en el aire su voz: y me embriago de luces y neón / y vomito lunas y estrellas / lirios y caracoles. Cuando terminó su recorrido por el mundo, dijo a la multitud: y en nuestros pensamientos todavía florecen lirios y azucenas.

Los escritores aspiran a que sus obras venzan al tiempo. Son muchas las que a medida que pasan los años se hacen más interesantes, van ganando brillantez y admiración, pero no es que han vencido al tiempo, es que al gran Cronos le ha placido convertirlas en deidades, dándoles cetros y leyes sobre mortales e inmortales. Entonces, es mejor exaltar al Tiempo y no rebelarse contra él. Todos los seres agonizan en los brazos del tiempo, este sigue siendo el mismo:

Mi voz húmeda
antes prehistoria de la vida
cabalga sobre el potro
indomable del tiempo

Mientras se preocupan porque el tiempo va pasando rápido, son ellos los que pasan y desesperados mueren bajo sus pies:

Sabía que detrás del tiempo
un fantasma agoniza



Aquí se nota airado contra el tiempo, pero ¿es él quien desobedece las órdenes del Tiempo? El sabe que es inútil luchar contra éste. En el sueño ha viajado a una tierra prometida donde habitan los inmortales, pero reconoce que pronto descenderá a la realidad.

Donde me enfrento en sus calles
(…)
con los duendes invisibles del tiempo
en un duelo rutinario e inútil
sabiendo que mañana
frente al espejo
volveré a ser yo 

El dolor humano es trabajado frecuentemente y con lucidez en la poesía de Domingo Acevedo. A veces relaciona lo divino con lo humano para expresar la condición en que viven muchas personas olvidadas.

Caído un ángel
tirado en el asfalto
la piel mutilada
rota sus alas
(…)

Miles de voces se fortifican en la voz del poeta para denunciar el dolor en que se embriaga la existencia:

Soy nada
regreso cansado del olvido
nadie me recuerda
como un serafín    herido
tengo el horizonte
pegado en la piel

Al leer el poema  pájaros de marfil recordamos los campos dominicanos, donde los obreros trabajan alegres, tarareando canciones. Aunque aquí se refiere al batey, donde los obreros después de la zafra en una danza milenaria y sensual / rompen sus cadenas, el poeta nos traslada a los conucos para mostrarnos un obrero que empieza su jornada:

Tiene la mirada hueca
sumergido en una gota  
amarga de rocío

El labriego espera la tarde, el fin de semana o la quincena  para disfrutar con alegría el pago miserable de su fuerza.

La sociedad desigual como un Leviatán que somete a las serpientes a pagar eternamente el castigo de su rebeldía, hace que muchas mujeres tomen las esquinas para vender sus cuerpos. El poeta  comparte con ellas tristeza y alegría. Le  canta en la soledad:


Solitarias y sombrías
naufragan bajo las luces últimas
del amanecer

Nos muestra una sociedad donde los hombres viven como máquinas alquiladas al  consumismo y la ambición de un sistema corrompido, donde se han perdido los valores humanos, lo que hace a los hombres vivir bajo desesperación, miedo e intranquilidad:

La humanidad prisionera
de sus propios sueños
sucumbía

Amante de la historia y promotor de la igualdad de derechos, invita a la amada a celebrar las gestas de Lemba:

Ven aquí negra mía
y deja que la luna
de seda y de ternura
te vista la piel

Cuando el amor reine en el corazón de los hombres, no será necesario luchar contra la pobreza, ni promover campañas contra el hambre y la delincuencia, porque todo esto es fruto de la ausencia de un verdadero amor. Reconociendo esto, el poeta llama a las familias a vivir por amor, porque es allí donde debe nacer para luego desarrollarse en la sociedad.

Y haz florecer en sus mejillas
el candor de la aurora
cobíjalo bajo la sombra
del árbol del amor
y protégelo del frío
y la soledad 

Fundiendo ternura y erotismo le dice a la amada que es un héroe vencedor de mil batallas, pero en sus manos no es más que un hombre enamorado que necesita su amor:

Deja que mis manos hagan surcos en tu piel
para sembrar en tu sexo de flores
la simiente congelada…
(…)
Yo también huyo de la furia ciega del amor
mas en tu piel anidan
los pájaros azules de mis manos.

Aunque en su época Tablada notó que el haiku se había convertido en lugar común en Hispanoamérica, digo –sin temor a equivocarme- que muchas personas desconocen no sólo su técnica, sino al propio haiku. Domingo Acevedo nos trae una muestra de sus conversaciones con Basho, Ryota, Yssa, Shiki, Kyoshi…, Buson y consigo mismo.

por el sendero
un caracol intenta
ser horizonte
El poeta Domingo Acevedo capta la realidad y la expresa mediante las palabras salpicadas de misterio, dejándonos en el papel la seducción vibrante de su poesía. Sólo nos queda seguir leyendo sus poemas.


Dedicatoria



            A mis padres Sergio Bautista y Consuelo Acevedo, artífices proletarios de mi vida,   a ellos debo el amor y la ternura y lo que simplemente soy.

            A la tía Amantita Acevedo, que siempre me protegió de la furia de los fantasmas del pasado.

            A Enrique  Acevedo, al tío Rafael Acevedo  y  a Miguel Ángel  Acevedo quienes  un día partieron  por  un oscuro sendero de lágrimas y flores hacia el olvido y a toda mi familia, forjadora de mis  sueños, inspiradora de mi vida, a ellos, con los que compartí en la Esperilla, el sublime amor a la tierra, a la vida



           

















La brevedad y el abismo insondable de la poesía


(Sixto debe revisar esta parte por que está descontinuado)




Espejismo de luna llena”  primer libro publicado por Domingo Acevedo nos brindó un poeta de vuelo primario,  aunque profundo;  ahora este nuevo texto poético nos trae a un Domingo Acevedo mucho más maduro con una poesía de contenido filosófico,  bordeando la metafísica,  en esa búsqueda existencial que ha acompañado al hombre desde sus orígenes y que ha formado parte de sus crisis.

            La búsqueda permanente del yo,  del propio ser se encuentra con la dualidad de un yo externo y un yo interior,  Domingo busca ese yo desde esa acuciosa,  incisiva y profunda interrogante de quien soy si soy y no soy nada,  que el hombre se ha formulado siempre y que es el principio para iniciar el descubrimiento de sí mismo.

            A medida que el poeta crece y madura su poesía es más breve,  limpia y hermosa.   La brevedad es señal de buen poeta,  pues decirlo todo en un breve poema  es contener al universo en unas cuantas palabras.

            Afirmo que hay un salto en el poeta,  desde Espejismo de Luna Llena hasta este texto tuvo que haber un proceso de crecimiento,  de maduración,  de concienciación del fenómeno poético,  porque de un poema a otro,  así como de un libro a otro,  hay un abismo insondable,  amplio y profundo que debe dar  un fruto mucho más acabado como este que tenemos ahora en nuestras manos

                                                                       Prof. Sixto Gabín
                                                                       Poeta y  Ensayista






           
















Capítulo

I

















Apología de tiempo


Soy el eco unicelular
del viento
mi voz húmeda
antes prehistoria de la vida
cabalga sobre el potro
indomable del tiempo
espada en ristre
decapitando siluetas
cuyas cabezas líquidas
estallan al tocar la tierra
salpicando las noches
de lirios y azucenas





















DETRÁS DE LA NOCHE

Detrás de la noche
un ojo ancestral
llora el dolor del mundo






























Las orquídeas


He visto los barcos
anclar apacibles
en la alborada lunar
de la nada
parecen flotar
en la fina neblina del tiempo
el mar distante
arremolina en su interior
todo el universo en una estrella
mientras que en el cielo
los peces como en un espejo
se quedan petrificados
no van a ninguna parte
su rubor plateado
refulge en la noche
indiferente a la soledad
de las orquídeas
que crecen como una ola
que salpica de colores
la piel azul distante
del bosque












La máscara


Volveré a ser yo
cuando mañana me mire al espejo
y vea a las bailarinas muertas
orinándose de asco
en medio de la noche
bajo una luna de plata
que alumbra  la ciudad de mis sueños
donde me enfrento en sus calles
a los duendes invisibles del tiempo
en un duelo rutinario e inútil
sabiendo que mañana
frente  al espejo
volveré a ser yo
cuando me quite la máscara
y ya no me conozca

















Solitarias estatuas

Soy
no soy nada
regreso cansado del olvido
nadie me recuerda
como un serafín herido
tengo el horizonte
pegado en la piel
y en los ojos un sol oscuro
ilumina el sendero
ensangrentado de flores
regreso cansado
tengo las manos repletas
de eternidad
llamaradas de mariposas
vuelan hacia el ocaso
donde solitarias estatuas
abandonadas al azar
me miran con lástima
soy
no soy nada
detrás de las puertas del tiempo
siempre abiertas
un cementerio de estrellas
un lirio roto
soy
no soy nada






El azar y la nostalgia


Vivo perdido entre el azar
y la nostalgia
sonámbulo desando
los senderos de la ausencia
ciego me enfrento a la nada
vencido como un dragón
sucumbo a la soledad



























Mi niñez


He mirado hacia dentro de mí
el pasado
como una cortina rota por el dolor
se abre
y en un rincón del tiempo
mi niñez herida aun agoniza



























El viento


Esta noche
el viento tocó mi puerta
su vago olor a distancia
inundó la casa
tam tam
insistió el viento
mas no abrí
sabía que detrás del tiempo
un fantasma agoniza
























Perros invisibles


         I
Perros invisibles
huyen de mi voz
tratan de morder
el horizonte
donde todas las tardes
en su oquedad anida el sol

























Perros invisibles


         II
Detrás de los espejos
perfumados de mis ojos
habita un fantasma
que ama a los perros
invisibles de mi voz
todas las tardes
los lleva a pasear
más allá del horizonte
donde el sol y las aves
juegan a la escondida
con la noche





















Matriz


Yo que no era
ni soy si seré
que me miro a mí mismo
desde mi ausencia
que habita en mi inhumanidad
hecha de piedra y metal
soy como un tótem
que los dioses erigieron
como testimonio
evidencia de que en la tierra
se había perdido en los hombres
la esperanza del amor
y las máquinas dueñas del futuro
como una visión trágica
iniciaban su reinado
en un mundo indiferente
a su propia realidad
una realidad tan avasalladora
que cuando los hombres despertaron
era tarde
la humanidad prisionera
de sus propios temores
sucumbía












En el umbral del tiempo



En el umbral del tiempo
cinco fantasmas
tocan la puerta de mi memoria
un ángel les abre
y les pregunta
-  qué quieren
-  entrar
el ángel los mira
y en silencio
vuelve a cerrar la puerta
mientras murmura
para sus adentros
-  pobrecitos
ignoran que ya no hay espacio
para más recuerdos

















Fúnebres banderas


Fúnebres banderas
ondean en mi corazón
herida que no cierra
sangre que no cesa
muerte que me llama




























Perdido en el tiempo


Vago perdido por el tiempo
busco en los umbrales de la nada
a un fantasma que agoniza
en mi corazón





























Ausencia


Mis ojos en cada lágrima
vomitan la distancia
mi corazón en cada latido
va sepultando la alegría
y esta ausencia
honda como una ola
rompe los cristales de mi alma


























Sangre Regocijada


Relámpago cegador
hogueras que se apagan
sangre regocijada
lirios rotos contra el espejo
de la tarde
abandonado al azar
entre mis manos
el mundo agoniza

























Danza de cuchillos


Canto esta danza de cuchillos
que brota de mis labios gitanos
desnuda baila la luna mi canto
canto que hiere la distancia
distancia que agoniza bajo la luna
luna que coqueta y desnuda baila
al compás de mi canto
























Saeta de flores


Atrapado en la arena movediza
de mi inconsciente
no tengo alas
la utopía
certera saeta de flores
salpicó de colores
la espesura azul distante de mis ojos


























Anochecía


El lucero estaba ahí
anochecía
no me había dado cuenta
lo tarde que era
en la distancia
sobre una tumba
un jazmín


























El mar Caribe


Látigo de viento y salitre
el mar Caribe
guarda en su horizontalidad
el origen mineral de mi voz
























































Una espiga


Crece en mi pecho
una espiga de dolor































Cuando los años pasan


Dubitativos los años pasan
frente a los umbrales de mis ojos
se van
pero siempre se quedan
pintando de blanco
con sus dedos mis cabellos



























Erupción


Dos pájaros se fugan
de mis ojos
cristalinos destellos
del dolor
raíces permanentes
de la angustia
erupción inevitable
del que sufre

























Las puertas del silencio


He tocado las puertas
del silencio
hoy
esta tarde
que la lluvia desnuda
corre por el sendero
como un niño solitario
y mi voz
como un puñal
traspasa el tiempo
que sangra relojes
que marcan un horario
de ternura



















Ronda mi casa


La muerte ronda mi casa
hermosa y seductora
se para frente a mi portal
invisible y desnuda
se atreve
toca mi puerta
la ignoro
mas temo
tengo miedo
que un día necesario
dormido me quede
en sus brazos





















Hoy llamé la muerte


Hoy llamé la muerte
la invité a mi casa
la senté en mi mesa
compartí con ella
el pan y el vino
después ebrios
bailamos sin fin
al compás de la noche
aturdidos y felices
terminamos en un sofá
haciendo el amor
complacida
antes de salir el sol
se fue
sin decirme adiós


















Mi voz


Mi voz lapida
el eco del silencio
espada redentora
que divide la sangre
del amor




























Humano


Ya no quiero ser más
el humano
apenado
me sumerjo en los túneles
secretos de la noche
busco entre los escombros
del tiempo
la perdida humanidad
del hombre
























Cuando todos se vayan


Un día todos se irán
y me quedaré solo
diré adiós
con las manos arrugadas
por los años
después me sentaré
en un rincón de la tarde
hasta que el lucero
ilumine la memoria
luego cruzaré el sendero
de la noche
abriré la puerta del tiempo
voltearé el rostro
y miraré con nostalgia
como los sueños
se desvanecen en la nada

















Una flor en el pecho


Hijo
ven a los brazos de tu padre
que hoy está solo
no huyas
ven abrígalo
pon una flor en su pecho
haz florecer en su mejilla
el candor de la aurora
cobíjalo bajo la sombra
del árbol del amor
protégelo del frío
y la soledad
hoy que viejo y cansado
tendido sobre un lecho
de hojas amarillas agoniza



A Randor Ezequiel mi hijo.














Vértigo de nostalgia


Hermano
hace  tiempo que partiste
en el carrusel de la inocencia
hacia el inefable laberinto de la nada
te fuiste
a poblar de ángeles la ausencia
pero el llanto irrevocable
aún humedece los recuerdos
y en la memoria
la llovizna pertinaz de entonces
se mezcla con el humo de los fogones
donde la esperanza se consume
fúnebres banderas ondean
en las manos del viento
vértigo de nostalgia
huracán de cenizas
que viste la noche de luto
dagas clavadas en la garganta del  silencio
ay
mis dedos siguen cavando fosas
donde no cabe la angustia
adiós
pero deja hermano mío
deja
que mis lágrimas
aten tu recuerdo a mi corazón
no te quedes callado
rompe tu silencio de abismo sideral
abre los ojos
abrázame con la mirada perenne
de la vida
y si te vas
si te vas llévame contigo
no me dejes
llévame contigo
dolor
llanto
lágrimas
ya no te encontraré
amasando con tus manos
recién nacidas
la luz del crepúsculo
ay
tu cuerpo horizontal y pálido
tu cuerpo de cristal quebrado
por un haz de luz carnívoro
tus ojos
helados promontorios de estrellas
en la cúspide del universo
tus manos dormidas entre mis manos
tus manos de témpanos morados
tus manos
tu risa
tu risa
tu risa enorme como el viento
cantan los árboles tu nombre
en donde podré esconderme
que la soledad no me atrape

A  Guaroita Acevedo
     Mi hermano








Nací frente al mar



Nací frente al mar
en una ciudad ilusoria
atestada de fantasmas
que corren y danzan alegres
por calles anegadas
de algas peces y corales
que florecen todo el año
Iluminando los rincones
de las casas invisibles
donde habitan las sirenas
que atraen con su canto
a viejos marineros
con sueños de piratas
que navegan perdidos
por lugares remotos
donde el olor estancado
de lunas florecidas
deja un rastro lumínico
de pétalos  dormidos
sobre los mares
del tiempo perdido
donde peces gigantescos
y monstruos marinos
devoran los barcos
con la tripulación adentro
esa ruta de naufragio
lleva a lejanos puertos
de babilónicas ciudades
donde hermosas sirenas
disfrazadas de doncellas
reciben a los viajeros
con guirnaldas de estrellas
música de ángeles
banquetes faraónicos
y amplios salones
decorados sin prisa
donde marineros decrépitos
y hermosas sirenas
disfrazadas de doncellas
bailan sin descanso
música triste de otros tiempos






































Capitulo

II
















Mariposas desnudas


Mariposas desnudas
navegan sobre las olas
inmensas del viento
mientras por el camino retorcido
del otoño
noviembre va perdiendo
su encanto de niño travieso
sus huellas sobre el hielo
reciente de los inviernos remotos
sin prisa se van esfumando
por los oscuros laberintos
de un mundo cimentado
sobre mentiras celestiales




















Estatua de sal



Entre tus párpados
azul claro un trozo de cielo
invisibles gorriones
juegan a la escondida en tu cabeza
mientras un violín hueco
imita tu voz
de tus labios gotea un ruiseñor
que despierta con su trino
la mañana
flores amarillas
inundan la transparencia
de los días de junio
abandonada junto al camino
una estatua de sal



















Un Ángel


Caído un ángel
tirado en el asfalto
la piel mutilada
rotas sus alas
la vida humedecida
cien mariposas heridas
atolondradas
vuelan sonámbulas
ciegas
como lágrimas huecas
y profundas
como el eco desgarrador
y distante del llanto
vuelan
vuelan sin tiempo
vuelan sin rumbo
vuelan
caído un ángel
la piel mutilada
rotas sus alas
lacerado el corazón
herido por un rayo
ya no puede volar










Barcos piratas


Barcos cargados de distancia
navegan sonámbulos
por los mares remotos
de la ausencia
hacia las heladas regiones australes
más allá de la tierra del fuego
donde el sol permanece
petrificado tras el cristal
del invierno
























Oscurece


Oscurece
una colmena de pájaros
azuldistante
revolotea alrededor
de la primera estrella




























Anoche


Anoche me senté
a escribir un poema
y me quedé dormido
cuando desperté
estaba muerto
me hirió la pluma
el corazón de la sangre
y naufragó la vida
en el mar de las palabras
























Canción de cuna para dormir la luna


         I

Cantan
los grillos cantan
cantan
bajo un sin fin
de estrellas

         II

Cantan
réquete cantan
cantan los grillos
cantan

         III

Cantan
como gitanos
cantan
a la luna
luna











Sol de verano


Airado el sol del verano
clava sus puñales en la tierra































Mutación


Atardece
llovizna
el sol se muta
un arco iris





























No tiene memoria


No tiene memoria la sangre
que al tocar la tierra
danza desnuda
al compás del dolor





























Agonía


Honda en su eterna agonía
la sangre no cesa































El mar muerto

Apenado el viento se detuvo
en medio de la noche
y preguntó a las estrellas
por qué no le avisaron
que el mar había muerto de sed



























Sal y arena


Ahí está el mar
contándonos la historia
del mundo
la escribe con sal y arena
sobre los pergaminos del viento



























La memoria


La memoria del mar
es el viento
que guarda en sus orígenes
el vuelo horizontal
de los pájaros




























Tsunami


El mar cuando se irrita
vomita peces
sus eructos
siembran por el mundo
el dolor




























Pesadumbre


Anoche los perros
ladraron tanto
que la luna
en su pesadumbre
se ahogó en el rocío




























De oro y seda


Hermoso traje
tiene la noche
de oro y seda
siempre vestida





























Canto de sirena


La ciudad difusa
se esconde tras la brisa
limpia y perfumada
del invierno
pequeños hombrecitos dorados
pintan de colores el horizonte
mientras en el cielo
pausadas las estrellas
se van agrupando como potros
doblegados en un corral
con una tranquilidad celestial
serenas las luces van despertando
llenando de luciérnagas
los remotos rincones de la ciudad
que esconde tras las vidrieras
un mundo subterráneo
donde mujeres prisioneras
en el ámbar de la nada
venden placeres a hombres
azorados y tristes
que fascinados no sobreviven
al canto de las sirenas
y sus cadáveres sonámbulos
flotan tranquilos sobre un océano
de lunas derretidas
mientras el viento
los va juntando más allá del horizonte
cenagoso del amanecer
el viento que también agoniza
herido por un concierto
de pájaros funerarios
que se alimentan de la carne
hueca y perfumada
de los hombres que sedientos
mueren huérfanos de amor
en brazos de las mujeres
que vestidas de lunas y estrellas
florecen y se multiplican
bajo los faroles del tiempo











































Capitulo

III














Sol de Cristal


El viento
como un ruiseñor herido huye
trata de esconderse
tras el horizonte
al que nunca llega
bajo mi piel la noche se esconde
con un rumor de siglos
las estrellas afloran
entre mis ojos húmedos
de distancia
veloces unicornios galopan
hacia los insólitos rincones
de la memoria
donde tu recuerdo
bajo un sol de cristal
como una bandera victoriosa ondea

















A donde va la luna


         I
A dónde va la luna
vestida como una diosa

         II
En busca de un amor
tan alto como el sol

         III
Por qué siente celos
la tierra de ella

         IV
Por qué sueñan las dos
con el mismo amor


















Virgen en pecado


         I

Ven
ebria de soledad
a mis brazos

         II

Ven
sedienta
como un cascabel
mudo de sonidos

         III

Ven
vacía como un cántaro
roto por la eternidad

         IV

Ven
y grita mi nombre
en la insondable noche
del olvido y la muerte

         V

Ven
y búscame
entre la multitud de ángeles
que habitan en tus sueños

 

 

 

 

Piel de Sándalo


Piel de sándalo
cabellos de lianas dormidas
sobre los árboles de la selva
ojos de mar insondable y sereno
pezones erectos y tibios
entre mis manos
labios que saben mi nombre
labios que besan y ríen
lengua apasionada y sedienta
cintura de anillo nupcial
ombligo de caramelo en mi boca
largas piernas
sexo de fuego
pies descalzos
sobre la alborada de mis sueños
ven mujer
traspasa el tiempo y la distancia
desnúdate
y danza para mí bajo la luna













Dios te creó


         I

Dios te creó
yo te hice
mis manos de alfarero
moldearon tu cuerpo

         II

Dios te dio la vida
Yo te di el amor
Pequeña mujer
Hecha de rocío y de luz




















Quise huir


         I

No hay donde esconderse

         II

Hoy
la alegría sonora
de los amantes clandestinos
me delató

         III

Me sorprendió agachado
detrás de las murallas
del horizonte

         IV

Quise huir
pero al intentarlo
me hirió el alma
el llanto de un niño
recién nacido

         V

Petrificado
entre las pestañas de la brisa
mi cuerpo hecha raíces



Me atan cadenas


No podré ir a tu lado
ahora que te amo
ahora que guardo en mi corazón
para ti
un quetzal de cristal
ahora que soy joven y tierno
como un sauce
ahora que mis sueños
pueden volar tan alto
como un cóndor sobre los andes

         II

Me quedaré aquí
no quiero
pero me atan cadenas
las cadenas de la distancia
me atan a la ausencia

         III

OH amor
honda es la pena de quedarme
de no ir a tu lado
de morir tan lejos de la aurora








El secreto amor


El júbilo sempiterno de los sapos
el agua serena del estanque
las estrellas dormidas en tus ojos
y el secreto amor que no llega






























La luz


La luz atravesando
el prisma de tus ojos
mil mariposas






























Rota la luz


Rota la luz
en la inefable quietud
de tus ojos
en tu mirada se condensan
los colores del arco iris




























Tu mirada


He desenterrado la luz
que los dioses
enterraron en la noche
ignoraban ellos
que la luz
como tu mirada
no caben en la nada


























Sublime ritual


Noches estremecidas
por los quejidos húmedos
que brotan de tus labios
nuestros cuerpos
horizontalmente desnudos
hacen del acto del amor
un sublime ritual


























Atesoro


Atesoro entre mis manos
el estridente perfume de tu piel
fuego que enciende mi tacto
cuando la humedad digital
de tu sexo en mis labios
endulza todos mis sentidos de placer



























Profecía


Perdí tu amor hace siglo
entre la soledad muda de los libros
y las cenizas ensangrentadas
y calientes
de las batallas inacabables
de imposibles victorias
que en el fragor de las noches inciertas
azotadas por un viento lúgubre
siempre torturaron mi alma
de soldado vencido
pero a pesar de mi soledad profética
no puedo renunciar a ti
aun sabiendo que soy un hombre
marcado por la tristeza milenaria
de los milicianos que fueron a la guerra
a morir por un extraño idealismo
que los fanatizó de tal manera
que nunca alcanzaron a entender
que en esa vorágine eterna
de sangre y metralla
perdían su humanidad
y se morían lejos
en la soledad de su crueldad
consumidos por el fuego helado
de un invierno eterno
que aún guarda congelado
el rostro de miedo
de los soldados muertos
en la última batalla
de la guerra del fin del mundo
y yo que sobrevivo a los designios
me resisto a perderte
Y te busco más allá de la profecía
entre los espejos rotos
de los aposentos imaginarios
donde mi infancia
diluida entre la sangre
y los laureles
agoniza tras la ambarina
levedad de tus ojos
que me miran desde el olvido
más puro de tu alma

























A pesar de los pesares


         I       
Te amo desde la plenitud
de mi soledad
en ella naufragaron barcos invisibles
sus tripulantes remotos
se resisten a morir
ahogados en el tiempo
y chapalean desesperados
en la nada
tratando de sobrevivir
al canto sublime de las sirenas
que en silencio los seduce

         II

Te amo y este siglo que palidece
al borde del abismo
me arrastra hacia un ocaso
de mariposas muertas
donde el hielo de la noche
guarda el rostro azorado
de los niños muertos
por el furor milenario
de un hambre atroz
que tritura los sueños
de las breves prostitutas







         III

Que en una ciudad junto al mar Caribe
en un frío malecón
por unas monedas venden ternura
a hombres solitarios y tristes
que se deshacen de placer
en el sexo muerto de las niñas pálidas
que en las noches lívidas
del último otoño
hacen turno para morirse de sed
ahogadas en las sombras
de una ciudad diluida
entre caricias fingidas
y túneles infinitos y estrechos
por donde se les escapa la vida
a gotas de sangre y semen

         IV

Te amo a pesar del odio
de los hombres que me apartan de ti
y me atan al olvido
y me empujan al vacío
de un siglo casi muerto
donde soy testigo de mi propia soledad
y donde se mueren las flores
marchitas por el peso
de una primavera de sangre






Pájaros azules


Entre mis manos crece tu risa
igual que en el pasto distante
crece la hierba
eres un destello breve
súbito
que ilumina de repente
la abrupta sombra
de mi cuerpo horizontal
tendido sobre las tardes
grises de enero
ven
deja que tu nombre entre mis labios
sea un rayo que hiera la distancia
deja que mis manos hagan surcos en tu piel
para sembrar en tu sexo de flores
la simiente congelada en mi semen
para que en tu vientre la vida
igual que el trigo en los campos
ilumine los ignotos senderos
de la fantasía
soy un héroe
vencedor de mil batallas
mas en tus brazos como un centauro
caigo vencido al amor y la ternura
atados mis sueños a tu nombre
ya no voy a ninguna parte
he anclado mi barca
en la remota soledad del tiempo
junto a la insondable desnudez
de tu cuerpo
dormido sobre un lecho de pétalos
petrificados sobre la nada
refugio de los fantasmas
que huyen de la furia
de los minotauros
yo también huyo de la furia ciega
del amor
mas en tu piel anidan
los pájaros azules de mis manos







































Capítulo

IV


















Antiguos rinocerontes


Antiguos rinocerontes
se pasean orondos
por las praderas fabulosas
del olvido
se alejan de la primavera
ya no volverán a abrevar
bajo las estrellas
se van perdiendo
por los caminos polvorientos
del verano
hacia la inmensa soledad del tiempo
donde agonizan
tirados sobre las cenizas de su origen
segado por las manos
imperiosas del odio
un odio que espanta
a las luciérnagas petrificadas
en el silencio súbito
de las mañanas vegetales
de los primeros días de mayo













Antiguas  Prostitutas


Bajo los escombros de la noche
a esta hora la ciudad
parece abandonada
sólo algunos autos iracundos y veloces
se pierden en la oscuridad
antiguas prostitutas
solitarias y sombrías
naufragan bajo las luces últimas
del amanecer
sus cadáveres angustiados
flotan sobre los altos edificios
espejismo de un mundo absurdo
en el que habito




















Mas allá


Más allá de un sonoro horizonte
de luciérnagas
las tamboras anuncian la alborada






























Pájaros de Marfil


Tiene la mirada larga y hueca
sumergida en una gota
amarga de rocío
en su pecho una tambora
anuncia la vida
y entre sus labios
prisioneros pájaros de marfil
sonoros y fugaces
muerden el horizonte
en su cabellera llena de alambres
una corona hecha de retazos
de melancolía y sueños
y por el camino no se sabe
si viene o se va
siempre alegre en el batey
después de la zafra
bajo las estrellas
en una danza milenaria y sensual
rompe sus cadenas














Negra Antillana


         I

Negra Antillana
en tu sangre llevas el ritmo tropical
del Caribe imperial
reina del mar y los caracoles
reina del amor y la ternura
reina de la melaza y del guarapo

         II

Negra majestuosa
alegre y sensual
amo tu piel color aceituna
de la que te sientes orgullosa
porque sabes que es hermosa
de África una flor crece en la distancia

         III

Negra dulce y encantadora
deidad que aún suspira
en el dolor de la historia
que los esclavos escribieron
con su sangre en América

         IV

Deidad que habita en las noches
alegres de los bateyes
y vive en los cañaverales
y en los cafetales en flor




         V

Y permanece en los días
Interminables de las zafras
donde tu presencia dulcifica
la vida de los hombres
que hacen del duro trabajo
una canción de amor

         VI

Negra antillana
simple
inmensa
esencia de siglos
sueños de atabales
ritmo de tambores
es amargo nuestro azúcar
pero dulces tus labios que anhelo













Sebastián Lemba


Ven aquí negra mía
y deja que la luna
de seda y ternura
te vista la piel
vamos
que en los manieles
repican las tamboras
anuncian que Sebastián Lemba
con su furia
las cadenas rompió
y los negros en América
libres ya son





















Navidad



Navidad
sangre de distancia
muerta
sueños de luces
fantasía de colores
ruidos
y risas
y aquí
en nuestra mesa
y
yo
simplemente
compartimos
la desnudez
del hambre
















Poeta


Nadie entiende tu soledad
poeta
esa soledad que pregona tu silencio
cuando caminas despacio por las calles
dejando huellas inconclusas y fatigadas en tu alma
esa soledad que destila tu mirada
cuando el viento en tu interior abre puertas
por donde se escapan los hombres
proscritos del tiempo
viejos violinistas encantados
que con su sonido de flautas
llenan tu sangre de prostitutas
y mendigos
de molinos de vientos
y quijotes
de alondras
y luciérnagas remotas
que viajan en tu mente
hacia un secreto universo de bitácoras
donde es un espejismo
tu soledad
un espacio vacío
un abismo cósmico
de fosforescentes  longitudes verticales
que ahondan la angustia de las estatuas colosales
que miran impávidas al cielo


con un silencio de salitre y olvido en sus labios petrificados por el tiempo
ellas lloran
poeta
inadvertidas suplican y sus lágrimas de rocío
sobre la hierba reseca
cada mañana guardan prisioneras las estrellas australes
nadie sabe de dónde vinieron
pero están ahí
mudo testimonio de una civilización de cíclopes
que se marcharon dejándolas como evidencias
y aunque posiblemente no volverán
ellas  aún esperan la llegada de los secretos visitantes del cielo
es en esa rígida actitud de melancolía
que ellas se parecen  a ti
poeta
a ti que tienes una herida abierta
por donde cada tarde se cuelan pájaros
y mariposas
a llenar de alas y flores tu mirada
que vuela tranquila hasta alcanzar la frontera más lejana del universo
ellas
poeta
se parecen a ti que tienes una edad prehistórica
que guarda relojes minerales
que esconden sueños de arena
que hablan de una historia diluida en un tiempo
que tiene dedos amargos que se aferran con dolor
al delirio de los arácnidos que tejen pausadamente
sus telarañas lumínicas   donde atrapan los insectos
que pueblan el pensamiento putrefacto
del hombre moderno
que no vive
que agoniza
enloquecido por el espanto cotidiano de la muerte
intoxicado por el humo
abrumado por la prisa
y en su delirio solo vive para el odio y la guerra
vociferando que la paz es sólo un sueño de guitarras y palomas
una canción  que los niños olvidaron antes de nacer
un discurso hueco
una palabra fría
nada
y olvida que él como tal es simplemente excremento
de un desarrollo que apesta a muerte
un esclavo de las máquinas
una cifra estadística
un número
que se maneja sin ningún valor humano
con desprecio
sin ninguna identidad
ese es el hombre moderno
viciado
prostituido
deshumanizado
el que agoniza acorralado por la prisa
en que el tiempo desvanece los sueños
y diluye la esperanza entre espejos rotos
el que no admite que al final del siglo XX
tu puedas soñar con la paz
y vestirte de ternura y solidaridad
para construir con las palabras el amor
para que la alegría perdure más allá de la profecía
para que la primavera estremecida por un vuelo horizontal de golondrinas
sea eterna bajo este cielo infinitamente breve
y si al final del poema él persiste y se obstina
en su actitud oscura hacia la vida arrojando al hombre común  al vacío
donde la muchedumbre amotinada
es triturada por la incertidumbre de un futuro incierto
míralo despacio y con desprecio
y en silencio guarda tu soledad en un bolsillo
y luego sigue tu camino sin prisa hacia la aurora
para que cuando amanezca tu tristeza sólo sea
un pájaro que se escapa de tus ojos hacia el olvido
y para que entre tus manos repletas de sueños
germine la vida
y se multiplique la esperanza




















































Datos biográficos (contra portada con fotografía mía)







Nací en la Esperilla,  junto al camino real en una casita de yagua con piso de tierra bajo el cielo parpadeante de un amanecer salpicado por el rocío del otoño e impregnado por el olor reciente y vegetal de los hornos que ardían a fuego lento más allá de los límites de la aurora

Fueron las manos luminosas de Belén las que con asombro me sacaron del vientre florecido de mi madre,  las que lavaron mi piel recién hecha las que me vistieron de ternura y me depositaron junto a la hoguera anaranjada del amanecer para que  el frío de los inviernos remotos no salpicara de escarcha mi alma para que mi piel siempre tibia no se derritiera en las noches dejando un rastro invisible de mariposas muertas en la dermis arrugada del tiempo

Domingo Acevedo.
















Archivo del blog