Espejismo de luna llena

Espejismo de luna llena
.Fotos tomadas de la red.

viernes, febrero 24, 2012

Este 8 d marzo poetas y poetisas canta a la mujer

Este 8 d marzo poetas y poetisas canta a la mujer

Este 8 d marzo poetas y poetisas canta a la mujer, en un homenaje a una revolucionaria de toda la vida, a la inmensa doña Josefina Clark, en la avenida Bolívar numero 55 al lado de la funeraria la Altagracia, en el partido, Alternativa Revolucionaria, a las seis de la tarde, esperamos contar con tu agradable presencia.

Comisión de cultura AR

miércoles, febrero 22, 2012

ScienceCasts: An Alignment of Planets

martes, febrero 21, 2012

AMERICA

AMÉRICA

Domingo Acevedo



E-Mail
laesperilla_sos@yahoo.com
La Esperillasos_@hotmail.com
Santo Domingo, Rep. Dom.
2002



I

PARTE


No podemos renunciar al sueño de la unidad latinoamericana, como herencia histórica, como el legado más puro que nos dejaron Bolívar, Duarte, Sucre, Morazán, Hostos, Martí, Máximo Gómez, Betances, el Ché Guevara y muchos otros que han ofrendado sus vidas en pos de convertir en realidad la unidad continental, como respuesta a la expansión imperial de la América del Norte.








































AMÉRICA

I

OH América
a veces quiero pensarte
en retrospectiva
imaginarte como habrías sido hoy
si Colón hubiera errado el rumbo
y sus naos imperiales
hubieran naufragado
En las noches sin memoria del olvido
sin alcanzar tus costas
y así sus tripulantes
no hubieran podido
realizar la hazaña terrible
de la conquista
y los hombres del viejo continente
no hubieran entonces enlodado de sangre
con su odio el aborigen encanto
de tu geografía inocente

II

OH América
a veces quiero pensarte
en retrospectiva
imaginarte como habrías sido hoy
si tus habitantes
no hubieran quedado deslumbrados
por el brillo metálico
de las armaduras
de los conquistadores
si Quetzalcoalt
hubiera prevenido a los Aztecas
y Viracocha a los Incas
de que por la misma ruta
otros hombres
en otras naves
con otras intenciones llegarían
como hordas de lobos infernales
a sembrar el terror y la muerte
entre tus habitantes que creyeron
OH
América
que ellos los recién llegados
eran los dioses bondadosos y sabios
que un día se marcharon
prometiéndoles volver
por eso los recibieron
con su festiva inocencia
entre sus manos repletas
de frutas tropicales
flores exóticas
y regalos de amor
era su única intención
agradar a los dioses
pero no leyeron en los ojos de los extraños
la codicia sin límites
de los guerreros plateados
que llegaron del mar
ahogando en sangre la hospitalidad brindada
ante la sorpresa de tus habitantes
que creyeron que ellos poseían el poder
del trueno
y que caballo y jinete
eran una sola bestia
y en su inocencia
no pudieron sobreponerse al asombro
ante la crueldad inusitada
de los hombres pálidos
que intentaron en vano doblegar
la inquebrantable actitud de los aborígenes
que prefirieron morir mil veces
antes que ser esclavos

III

OH América
a veces quiero pensarte
en retrospectiva
imaginarte como habrías sido hoy
si en nombre de Dios
los conquistadores
no se hubieran posesionado
de ti
de tus valles
de tus montañas
de tus planicies
de tus búfalos
del manatí
del cóndor
del Jaguar
del águila
del quetzal
de tus hombres y tus mujeres
del oro y del níquel
de la plata y del hierro
y si después de ser dueños
de todas las cosas
no hubieran usado el sano pretexto
de la evangelización para exterminar
a tus habitantes
que nunca quisieron aceptar
al dios bueno de los hombres malos
que los obligaron al trabajo forzado
que violaron sus mujeres
y se adueñaron de la vida y los sueños
e hicieron un testamento
donde los reyes católicos de España
eran los dueños de la tierra más hermosa
y rica que ojos humanos jamás habían visto
y cuyos habitantes
eran muy hermosos mansos y sencillos
y vivían semidesnudos
e ignoraban el valor
de las piedras preciosas
y los metales
y no conocían la rueda
ni el caballo
ni la pólvora
ni la viruela
ni el sarampión
ni la sífilis
y sin embargo
tenían grandes conocimientos
sobre matemáticas
astronomía
e ingeniería
y ya habían inventado el valor del cero
y habían construido
hermosas ciudades
con grandes edificios
en forma de pirámides
y cultivaban maíz
yuca
cacao
algodón
y coca
y eran felices
recorriendo en sus canoas
las islas dispersas
a todo lo ancho y largo
del mar Caribe
viajando a través de los ríos Lempa
Amazonas y de la Plata
hacia el corazón palpitante de la selva
pescando en los ríos Ozama y Yukón
cazando búfalos
en los territorios de los sioux
los kiowa y los apaches
poblando y repoblando el continente
desde las planicies heladas de Alaska
hasta la edad eterna
de las remotas soledades
de la tierra del fuego
donde la vida parecía
haberse detenido para siempre

IV

OH América
a veces quiero pensarte
en retrospectiva
imaginarte como habrías sido hoy
si los vencedores hubieran sido tus habitantes
si el valor y la dignidad
hubieran triunfado sobre la violencia de la fuerza
y la sin razón
de los centuriones europeos
a quienes ni el oro ni la sangre
lograron saciar su feroz opulencia
y siguieron la ruta
que les trazó su codicia
como demonios ciegos de ira
sembrando la muerte a diestra y siniestra
en una danza macabra
de violencia y lujuria
llenando de espanto y locura
la claridad de los días
y como respuesta al genocidio
y a la crueldad inusitada
la resistencia no se hizo esperar
y los guerreros huyeron en las noches
hacia las altas montañas
desde donde acechan
a quienes en busca de ellos
se aventuran en la manigua
y las madres indefensas
OH América
en un acto de Rebeldía
ahogaban a sus hijos en los ríos
o los mataban a palos
y después se suicidaban ellas
y las embarazadas de la yuca amarga
bebían el jugo
para envenenar en el vientre al feto
para librarlo de nacer bajo el horror de la conquista


V

OH América
jazmines morados florecen
en la tierra abonada
de las noches lejanas
de los últimos aborígenes muertos
en cuya sangre se ahogaron las piedras del camino
que emprendieron
los que nunca admitieron ser esclavos
y lucharon heroica y tenazmente
hasta el fin de la raza
y hoy a quinientos años
del exterminio
lejanas hogueras
crepitan en las noches frías
de los Andes y la selva lacandona
donde nuevamente
suenan los tambores de la guerra
que anuncian el fin de una paz
que nunca existió
ya que nunca cesó el exterminio
contra los indígenas
y del camino que viene de los siglos
un tropel de fantasmas regresan y se agolpan
junto a la mágica claridad del alba
Caonabo
Enriquillo
Hatuey
Caupolicán
Lautaro
Urraca
Tupac Amarú
Lempira
Caballo Loco
Cochise
Gerónimo
Nube Roja
como una utopías
regresan de la vía láctea
para encender con su ira el fuego
que iluminará el camino de los elegidos
que guiarán a nuestra América hacia un nuevo amanecer






Cuántos muertos ilustres en estas guerras perpetuas por la liberación necesaria de América.
AMÉRICA

II

América
razas mezcladas
en la sangre y en el llanto
Quena dulce y triste
danza ancestral
ritmo frenético
de tamboras milenarias
bailes
esperanzas
alegría
oxidadas cadenas de siglos
arrastran un pasado
de llanto y luto
América
indígena
negra
mulata
caribeña
latina
austral
insular
continental
América
violada
ensangrentada
subversiva
levantada
presentida
pero jamás sometida
osada
digna
valerosa
tierna
solidaria
amorosa
América
una y otra vez América
mil veces América
en la sangre y en la flor
América
en la vida y en la esperanza
América
siempre América












V CENTENARIO

I

Ay si tantos muertos
pudieran levantarse
con la aurora
para reivindicar la historia
para poner cada cosa
en su justo lugar
entonces
la opulenta celebración
del V Centenario se iría
a la mierda

V CENTENARIO
II

Hoy me he puesto a llorar
sobre las tumbas milenarias de los muertos
sobre la breve dulzura de sus huesos
sobre su silencio de siglos
sobre la historia de este continente
que los jinetes apocalípticos
bautizaron fatídicamente América
hoy me he puesto a llorar
sobre cerradas sepulturas
que guardan el secreto rumor
de un viejo motivo
y cada lágrima corre como un río
donde se desborda la noche
y me obstino en mi pretensión
de recoger las estrellas diseminadas
por el suelo amarillo del universo
que hoy alcanzaron
la breve estatura de las piedras
hoy me he puesto a llorar
sobre las tumbas olvidadas
de los aborígenes asesinados
y sobre estas viejas tumbas
maldigo a los argonautas
que hicieron de la espada y la cruz
argumentos perennes de opresión y muerte
y del miedo una prisión
donde encadenaron el amor y la ternura
para que las gaviotas
perdieran la órbita celular del mar
de cuyas espumas
vienen desde siempre las mariposas
a llenar de colores
el horizonte circular de la primavera
hoy me he puesto a llorar
sobre esas tumbas abandonadas
en el tiempo
y sobre ellas
maldigo a los que profanaron
el sexo de los sueños
y subyugaron la inocencia
y arrojaron la alegría al vacío
enlutando de espejos oscuros

las soledades del futuro
y después poblaron las profundas cavidades
de la tierra de cadáveres y profetas
para que los oráculos divinos
guardaran en su silencio
el horror de la profecía
mudos desde entonces
los perros invisibles de la noche
miran con melancolía
la luna creciente del olvido
hoy me he puesto a llorar
sobre cerradas sepulturas
que guardan el secreto rumor
de un viejo motivo
y sobre estas viejas tumbas maldigo
a los conquistadores
y los evangelizadores
y a todos los que al cumplirse
quinientos años
pretenden detener
el avance de la primavera
para que en nuestros corazones
no germine la esperanza

MIL CUATROCIENTOS NOVENTA Y DOS

La noche es oscura
desde entonces
aunque está repleta
de estrellas lunas
y hogueras ancestrales
alimentadas
todo este tiempo
gota
a
gota
por la sangre
que derramaron
los indígenas asesinados
por la espada genocida
de los invasores
que a su paso
por la historia
trituraron los lirios sagrados
y sembraron de cruces amargas
los caminos por donde se escaparon
los negros cimarrones
hacia los manieles
donde encendieron con su ira
la llama imperecedera
del amor por la libertad

HERENCIA FATAL

El dolor descendió
hasta las profundas
soledades de la sangre
encontrando eco
en el llanto hueco
y amargo de los siglos
y las sonrisas
se ahogaron en las lágrimas
de los que hemos heredado
estos quinientos años
de horror
y
hoy
aquí
nosotros
en América
aportamos nuestras vidas
para que la libertad
sea un canto en la voz
de todo el pueblo

Dedicado a Roseli Caldart
Y a Teresinha Toledo
Brasil

Queda una luz encendida, aquella que la iniquidad de los hombres no podrá apagar jamás, la verdad como única evidencia.











































HOGUERAS DE SANGRE

Largos caminos de viento y de sal
naos repletas de voces
que se ahogan en la noche
rastro infinito de cadáveres en el mar
raíces sembradas en el viento
miradas aplastadas
bajo los escombros rojizos de la tarde
huellas congeladas en la memoria
hogueras de sangre iluminado en el cielo
pasos que se pierden en un siglo de arena
trapiches olvidados junto al sendero
de un trópico lejano
tamboras
maracas
danza
sudor
rotas las caderas
no puede el látigo
huérfano de toda humanidad
acallar el canto
que brota del cañaveral.
DE ÁFRICA

De África a los trapiches
de los trapiches a los manieles
de los manieles a la aurora
venturoso es el camino
que lleva negro a la gloria




ÁFRICA

I
África
te llevamos dentro de nosotros
donde corres impetuosa
como un río que infla
nuestras venas de orgullo

II
Lates en nuestros corazones
como un tambor
que enciende nuestra sangre
de ritmo y pasión

III
África
tan lejos y tan cerca
como el horizonte
de una primavera tropical

IV
Oscura y dulce como el azúcar crema

V
Liviana y simple como una mariposa

VI
Alegre y tierna como una doncella
enamorada por primera vez

VII
África
aquí en nosotros
tú vives en América

TROPICO DE FUEGO

Trópico de fuego
cañaveral de sangre
ingenios oxidados por el dolor
senderos perdidos en la memoria
hombres tendidos al sol
con el alma encadenada
a los sueños
y más allá de la angustia púrpura
del látigo en la espalda
la libertad es un canto




SEBASTIÁN LEMBA

Ven aquí negra mía
y deja que la luna
de seda y ternura
te vista la piel
vamos
que en los manieles
repican las tamboras
anuncian que Sebastián Lemba
las cadenas rompió
y los negros en América
libres ya son
































TU HISTORIA

Es la tambora
la única que sabe tu historia
no es el látigo
que en tu espalda
levanta surtidores de sangre
en tu piel
no es el sol que derrite
tus sueños
ni es el amo
ay negro
es la tambora
la que en cada sonido
cuenta tu historia



EL LATIGO

Del látigo al salario
tu historia
siempre ha sido la misma
negro
la vida por nada
dejas en el trabajo
NEGRO

Negro
no olvides que vienes de África
que tu jornada es la gloria
que con tu sangre en América
también se escribe la historia




NEGRA


I

Negra
ven a los brazos del negro
que la noche es breve

II

Ven
que el amo duerme

III

Ven
que el amor te libera





LA REINA

Negra
que habitas en el ritmo
de los atabales
que gritan tu procedencia
cuando en las noches
bajo las ceibas florecidas
de estrellas
las manos sudorosas de los hombres
despedazan a ritmo
los cueros de las tamboras
para que tú
coronada de ilusiones
seas la reina del batey






























UN SENDERO DE SANGRE

Ay negro
cuando quisiste ser libre
nadie pudo detenerte
por un sendero de sangre
tus huellas van tras
la alborada





II

PARTE

MADRE

Un día madre
tocarán su puerta
y le dirán que he muerto
no vaya entonces a desmayar
ni se ponga a llorar
llénese de valor
y empiece a caminar
hacia el futuro
que allá
entre la aurora y las flores
en la alegría de la niñez
junto a la multitud victoriosa
junto al pueblo que canta
y baila
yo estaré
porque la muerte
no cabe dentro de los corazones
de los que luchan por el amor
y la justicia

A mi madre Consuelo Acevedo.

COMBATIENTES ANONIMOS

Yo los he visto
en todos los lugares a donde he ido
son los anónimos combatientes
de los barrios
los que con sus manos desnudas
construyen un futuro mejor
los que han regado con su sangre
el camino victorioso de la patria
ignorados combatientes del alba
comandantes estelares del rocío
en la frente una estrella
en el alma un sueño
sin tiempo para el miedo
avanzan indetenibles
hacia la victoria
yo los he visto en todos los lugares a donde he ido
hijos de nadie
sin nombres y sin apellidos
muchachos
simples muchachos de barrios
que a pesar del horror
ríen
cantan
aman
y a veces lloran por los que mueren
tratando de alcanzar
el sol de un nuevo amanecer
son ellos
los combatientes anónimos
de los barrios
los que necesariamente vencerán
los que con su amor
hacen posible la utopía
los que en secreto con su heroísmo
construyen el futuro
son ellos
cuyos nombres olvidamos
cuando escribimos la historia
los anónimos combatientes
de los barrios

Dedicado a Manuel Vázquez (chuito) Dirigente Popular de Cotuí, quién murió a consecuencia de una golpiza que le dio la policía.

ESTUPOR

después del estupor
nos queda la terrible sensación de la ausencia
y un hondo vacío nos llena
y la soledad nos atrapa
en su irreal maraña de silencio y angustia
y la alegría desde entonces
nos sabe amarga
y en medio de la pena
el recuerdo de los amigos
que partieron a destiempo
nos sobrecoge el alma
y nos deja en la boca
el sabor a sangre de la tristeza
por los que partieron con prisa y sin querer
por Mármol
que fue el constructor
infatigable de sueños
el eterno y solidario militante
el combatiente
el hombre
el amigo
leal
y humilde
abnegado
y justo
lo recuerdo
en medio de los gases lacrimógenos
y el fuego de los neumáticos
en medio de las banderas multicolores
entre los estudiantes sudorosos
y las consignas airadas
en medio de todo
siento que retorna en el viento
que germina en la lluvia
y se multiplica entre las flores
sabéis
Mármol
tiene de la noche
la estatura de las estrellas
por Ayanes
que fue siempre díscolo
romántico y fraterno
siempre presto al sacrificio
a dar lo mejor de él en la lucha
por la redención del pueblo
Ayanes
siempre vivirá entre los sueños
de la multitud que ama
y construye con tesón
el futuro cierto de la patria
por Pedro
el militante puro y simple
que nos dejó su sonrisa fresca
su tierna alegría
su ejemplo
sus sueños
un volveré impreso en la noche eterna
de un septiembre envenenado y maldito
que nos arrebató de las manos
a los amigos que no olvidaremos nunca
sé Pedro
que allá entre los sueños y la alegría
entre las mariposas y las flores
duermen ustedes apacibles
esperando que nosotros
construyamos con su ejemplo
la nueva patria
donde ustedes dejarán de ser
simples mártires de la pequeña burguesía
afiches olvidados en paredes húmedas
un recuerdo doloroso en el tiempo
y se convertirán entonces
en luz
esperanza
amor
y libertad


Este poema está dedicado a mis compañeros de la UNER, a Pedro, Ayanes y Eduardo, caídos en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana.

VIEJO ROBLE

Sé que te levantas
de la sangre todos los días
que germinas
que creces
que vives
que los pájaros cantan
tu alegría de guitarra
y la brisa guarda
tu historia de soldado
pero sabes viejo roble
aún el viento
no logra detener el tiempo
que avanza inexorable
hacía el olvido
mas yo sigo caminando hacia ti
con mis manos
llenas de flores rojas y azules
para enterrar en tu alma la primavera
para que tu mirada quieta
se llene de pájaros y colores
de mariposas y distancias
sabes Mármol
tu ausencia remota
nos entristece y nos duele
por eso te busco incesante
entre las ruinas de la sangre
que manchó de angustia
el rostro alegre
de las horas de septiembre
entre las sombras líquidas
de mis sueños cotidianos
que corren libres y transparentes
sobre la superficie sedienta
de las montañas lejanas
allí te busco
donde sé que habitas
en el apacible eco
de los que sólo han tenido
como voz su silencio
en el ruido de átomo deshecho
por la incertidumbre de la muerte
bajo la tierra te busco
en ella
los que te aman tanto
sembraron tu cuerpo
como quien siembra un árbol
para que germine la esperanza
para que no muera la alegría
y cuando te encuentre viejo amigo
pondré en tu frente
una estrella reluciente y amarilla
para que la luz planetaria
de tu sonrisa
no se apague nunca
para que el marfil
de tus dientes muerda el alba
para que tu rostro sea un espejo puro
y cristalino
donde el hombre pueblo
se pueda mirar a sí mismo
y entienda que en el presente
hay que construir el futuro
a golpe de sacrificios dolor y sangre

A Eduardo Mármol, caído en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, el 23 de Septiembre del 1990.


Las guerras son el producto, de la intolerancia de los seres humanos.













































TUS MANOS

Obreros
son sus manos
las que fabrican la ternura
es tu sudor el que alimenta
la tierra
y son tus sueños
los que hacen
inmenso al universo
BARBARIN

Si vamos a hablar de dignidad
Podemos sin ruborizarnos
mencionar con ternura
el nombre de Barbarín Mojica
titán antitrujillista
que burló mil veces
a los sicarios de la muerte
que amparados bajo la sombra del poder del jefe
intentaron silenciar para siempre
su voz pertinaz de mar y salitre
hidalgo hijo de esta patria
humilde trabajador portuario
que contrajo nupcias
con la causa de los pobres
y se hizo abanderado de la lucha
por la redención de los oprimidos
y no hubo cárcel para detener sus sueños
ni fusiles para segar su vida
y no pudieron los amos
comprarlo con promesas
ni con amenazas
amilanarlo los verdugos
él siguió erguido su camino
hacia la historia con la mirada
llena de caracoles y estrellas
puesta en el futuro

A Barbarín Mojica

LIBORIO

Liborio
allá donde habitas
los invasores
que te buscan con rabia
no podrán llegar a matarte
además
tú sabes que con tu crimen
ellos intentaron en vano
extirpar tus sueños
del corazón de tu pueblo
que aún te ama
y te venera
y te acompaña
en tus viajes hacia la utopía
recurrente del sacrificio y la gloria
que desde entonces
allá
donde caíste abatido
esas tres cruces
que se levantan lejanas
de la sangre
tienen flores permanentes
y tu nombre que los sicarios
intentaron en vano
atar al olvido
lo lleva dulcemente el viento
en su voz de bosques y montañas
hacia la eternidad
















AMELIA

Amelia
Todavía tu sonrisa tierna permanece congelada en el tiempo, para
que no olvidemos que por amor a la patria, es hermoso morir.

A Amelia Ricart Calventi

DICIEMBRE DEL 1963

En las montañas lejanas
grises y frías
de un diciembre remoto
a pesar del tiempo transcurrido
el viento del invierno
aún florece amapolas
en un bosque
bordado de rizos tiernos
de lluvia y rocío
donde el alba es una cascada
luminosa de colores
horizontalmente líquidos
sobre el claro amanecer
de la utopía
que hizo posible la esperanza
en este siglo salpicado de sangre
conmovido por un horario
de lágrimas
que se alargan hasta alcanzar
el lívido reflejo
de orquídeas rotas
cuyo dolor conmueve el vuelo
transparente
de las mariposas doradas
que brotan eternas de los ojos
de los guerrilleros asesinados
en las frías montañas
de un diciembre amargo
petrificado en el tiempo
repetido pertinazmente
para que el odio no convierta
el dolor en una máscara
donde se esconda el amor necesario
para liberar la patria

A Manolo Tavarez Justo y a los que junto a él se inmolaron en las escarpadas montañas de nuestro país.






MANOLO

Manolo vive justo
Junto a las montañas
De las manaclas
Allí caído
Permanece tendido
Como una flor herida
Que se resiste a morir
Olvidada



ELLOS

Ellos quisieron matar al viento
pero tu sonrisa
inocente y tibia
detuvo la espada asesina
y la flor se hizo canción
en primavera
y de la sangre
y las cenizas del olvido
volviste
Narcisazo
y creciste
y te hiciste pueblo
lo que siempre quisiste ser
un canto
de amor y libertad
en la voz de todos nosotros

Dedicado a Narciso González
Desaparecido en el último gobierno de Balaguer.

LEJOS DE LA NOCHE QUE AMABA

Lo mataron lejos de la noche
que amaba
puñales de luna en su alma
estrellas de hielo
en sus ojos muertos
lo mataron lejos de la noche
que amaba
cinco cuchillos de acero
clavaron sus verdugos
en su carne hueca y tierna de profeta
abandonado en la noche remota
pereció de frío
de miedo murieron sus verdugos
cuando vieron que vivía
mientras moría
un perro callejero
lamió con ternura sus heridas
y lloró despacio
en la noche sin retorno del crimen
y siguió su camino
por un sendero de lirios y lunas
lo mataron lejos de la noche que amaba
cinco cuchillos de acero
mordieron su espalda
mientras galopaba
sobre el lomo de sus sueños
proscrito del tiempo
su cadáver es una flor
que en las noches sin retorno del crimen
permanece intacta
como evidencia
de que más allá de la vida
el amor a la patria permanecerá

A Narciso González.

NO DIGAN POR FAVOR

No digan que la vida
es breve
no digan que la muerte
espera
no digan que no volveré
no digan por favor
que en Ecuador
la muerte me sorprendió
porque no es cierto
porque en el viento
mi voz es un canto
un canto en el que alegre
por siempre
en esta tierra vivo

A Marino Báez
Asesinado en Ecuador


LLUEVE SOBRE LA CIUDAD

Lágrimas y flores
llueven sobre la ciudad
sobre sus hombros un ataúd
lleva la multitud
sus voces van dejando un rastro
de golondrinas fugaces
sobre el asfalto mojado
sus manos tristes dicen adiós
a solitarios transeúntes
que bajo la lluvia pasan indiferentes
no entienden
que tanta ausencia
no nos cabe bajo la piel
porque desde entonces
para nosotros que te conocimos
camarada
la vida sin tu alegría
no volverá a ser igual
pero para no olvidarte
recogeremos los libros
y los cuadernos
los uniformes y las pizarras
el recreo y las tizas
el aula
las clases
los alumnos
tu ejemplo
y marcharemos por las calles
de tu pueblo
ondeando orgullosos
la bandera por la que caíste
para que las gentes
entiendan lo digno que fuiste

A Marino Báez
Asesinado en Ecuador

CANCIÓN DE AMOR PARA LALITO

Voz de trueno
canción de amor
y ternura en el corazón
amigo de los amigos
enemigo del opresor
Azua en Lalito tenía
a su más insigne defensor
llanto de luna en el alma
y en las flores
hoy lloramos al amigo
asesinado en la colonia
su voz era la voz
de los que no tienen voz
tal vez por eso lo mataron
una noche en la colonia
ciudades y campos
montañas y llanos
Lalito recorrió
sembrando con sus manos
un futuro solidario
recuerdo que una tarde
feliz volvió de la cárceles
donde a pesar de las torturas
él guardó intacto sus sueños y el amor
buen amigo
buen esposo
solidario y leal
la vida lo marcó mártir para siempre
una noche en La Colonia

Barahona, R.D.
A Lalito González

DIAMANTES Y FLORES

Fue una noche oscura
de madres felices
bailando desnudas
bajo la luna
cuando los jinetes de la ira
cabalgaron por las calles
de la colonia
fue una noche
sí fue una noche de guloyas
alegres danzando bajo las estrellas
Cuando por un camino de asombros
Te fuiste amigo
a esconder bajo las azucenas
los libros y las penas
para que tus sueños bajo la tierra
puedan alcanzar de las estrellas
su vegetal estatura
para que la sangre
que de tu pecho no cesa
no quede jamás
bajo la primavera impune
y para que tantas lágrimas
en las manos de Yova
un día se transformen
en diamantes y flores

A Lalito González-.

EVIDENCIA FATAL

Náufragos azules vomitan estrellas
en el mar de la noche
y la aurora ajena a nuestro dolor
se repite cada amanecer
más allá del horizonte
donde los gallos despiertan
con su canto el día
y donde todavía la alegría
se ahoga en lágrimas
y el alma nos duele en la nostalgia
cuando el recuerdo
de Juan Ramón
Carlos
Pedro Livio
Y Ezequiel nos abruma
y octubre
evidencia fatal de su partida
es un largo camino de lirios
y cruces hacia la eternidad
por donde partieron llenos de gloria
vestidos con sus trajes de neblina y rocío
hacia la historia
Juan Ramón
Carlos
Pedro Livio
Y Ezequiel

A los compañeros caídos en Nagua
















Muchos vendrán a mi funeral incluso los
inicuos aquellos que fueron capaces de vender al
enemigo como mercancía barata a sus hermanos.
SOBRE TUS HOMBROS

Te llevan
no sabes la sentencia
ignoras que fue Judas Iscariote
quien te vendió
va sereno
te insultan
te rebelas
te golpean
vas cansado
jadeante
impotente
cargando sobre tus hombros
todo el dolor del mundo
ensangrentado como un Cristo
hacia el gólgota
rodeado de bestias disfrazadas de humanos
algunas vestidas de gris
con pistolas y fusiles
que clavan con rabia
en tus costados
te llevan
te empujan
te resistes
no quieres continuar
entiendes ahora la traición
que a donde te llevan
te espera la muerte
te empujan
te resistes
te golpean
te caes
y un canalla te dispara cobarde
un tiro en un costado
y allí inesperadamente
te quedas para siempre
donde tus ojos asombrados
miran fijos las estrellas
que palpitan en tu corazón
y en un rincón de la noche
los bastardos intentaron
esconder tu cadáver
pero el viento acongojado
tocó puertas airado
abrió ventanas
recorrió calles
y anuncio tu muerte
y la luz de un lucero al amanecer
marcó la ruta donde tu cadáver
como un lirio decapitado
sobre la tierra sedienta
permanece tranquilo
como evidencia del horror

Para Apolinar Toribio (El Patriota)




































TU VOZ

Te imagino
sembrando en los surcos
de la distancia
tu voz
para que en los conucos
germine la esperanza
hecha un canto
para que el sudor amargo
de los campesinos
en este sur árido
fructifique entre sus manos
el pan.

Para Urrategui.


Amaury

Amaury
Tú y tus compañeros vivirán más allá de un doce de enero cualquiera.

QUIENES

Quiénes mataron la flor
la palabra
el amor
la esperanza
quiénes mataron la voz
del viento
quiénes mataron
a Roque Dalton
no
ya no quiero saber quiénes
lo mataron
prefiero ignorar
que fueron ustedes
sus hermanos
sus camaradas
quienes fusilaron al poeta
junto a Pancho

a Roque Dalton Poeta Salvadoreño Asesinado

HACE TANTO TIEMPO COMANDANTE

Hace tanto tiempo
desde tu primera vez comandante
desde que miraste con ternura
hacia la sierra
y labraste en tus sueños la esperanza
hace tanto tiempo desde que tus ojos
trenzaron la aurora
y tu mirada llena de mariposas estivales
iluminó los caminos lejanos de la utopía
que marcó la ruta invernal
de la victoria en la HABANA
mas todavía tu figura sigue cabalgando
a través de toda nuestra América
encendiendo hogueras
alimentando sueños
agigantándose en el tiempo
ejemplarizadora
indoblegable
indestructible
tu figura de David
derrotando permanentemente
a Goliat
hace tanto tiempo desde entonces
comandante
tanto tiempo
que de aquellos días grises
de la ira y de la sangre
sólo quedan los recuerdos
el ejemplo de los que construyeron
con sus vidas el futuro
e hicieron posible que en América
en una isla la primavera
sea eterna en las corazones
de los hombres y las mujeres
que luchan
y construyen con tesón
el futuro cierto de la patria

Al Comandante Fidel Castro.


VIENES DE LA PENA

Vienes de la pena
de los días amargos de la muerte
vienes del pasado ensangrentado
vienes de un octubre
congelado en el tiempo
multiplicándote
sembrando estrellas y sueños
todo el camino
venciendo tu asma
caminando victorioso
a través de la selva
construyendo primaveras y auroras
haciendo realidad con tu vida
la utopía
vienes del pasado
resucitas todos los días
de entre los muertos
y subes a los Andes
y desde allí tu voz guerrillera
anuncia el día
que en América
los hombres con su amor
romperán las cadenas
que los atan a un destino
de miseria y dolor

Al Comandante Che Guevara
















Parece que nos moriremos en la soledad de los que nunca aceptamos nuestra derrota, ni los preceptos de una paz, que negociaron otros para jodernos ya que los que históricamente moriremos seremos nosotros, los que sobrevivimos al genocidio de la guerra imperial, los que como generación nos resistimos a claudicar y preferimos morir mil veces, a vivir arrodillados negando nuestros sueños.

QUIJOTE DE PLATA

Cabalgaste sobre el lomo de la noche
bajo el embrujo de una luna
hecha de seda y cobre
soñando la esperanza
con hacer de la alegría un canto
un canto de amor solidario en América
cual quijote de plata tras un sueño
sembrando de girasoles
las viejas ciudades dormidas junto al mar
recorriendo los caminos
por donde partieron los amigos
hacia un largo exilio de prisión y muerte
cabalgaste sobre el lomo de la noche
siempre alegre
sembrando esperanzas
rompiendo cadenas que en América
nos atan a un destino de sangre
cabalgaste sobre el lomo de la noche
tras la aurora
y te quedaste dormido para siempre
entre las flores
y nosotros aquí en Quisqueya
orgullosos reivindicamos tu nombre


Dedicado al Dr. Eduardo Umaña Mendoza insigne abogado colombiano, que defendió a los dominicanos que estuvieron presos en ese país.
Umaña, fue asesinado por los escuadrones de la muerte.

ESTA PRISION ME DUELE

Esta prisión me duele
me asusta
me irrita
me entristece
me asusta
y esta tristeza honda
y larga
se clava dentro de mí
como un metal
filoso y frío
frío y duro
duro y filoso
y del alma herida pájaros
y peces gotean
caen
se ahogan
patalean
mueren
se transforman
se mutan
son lágrimas amargas
cenizas
pájaros
peces
duele este llanto planetario
duele tanto
que nos ensombrece la vida
y nos amarga la existencia
ah la primavera
mariposas
abejas
flores
pistilo
corola
polen
miel
colores
ah la vida
dolor
llanto
alegría
risas
esperanza
la vida
la palabra
voz
viento
lluvia
tempestad
se ha roto el tiempo
en mil pedazos con esta ausencia
mariposas ígneas
atraviesan mis ojos
van descalzas
iluminando la aurora
llenando de colores
la primavera enlutada
ahora
cada espacio
cada hueco
cada recinto apagado
se ilumina con la luz tierna
de la esperanza
post data
volverás victorioso
lo sabemos
y hasta que vuelvas del olvido
impuesto de mazmorras
y barrotes
aquí la vida
permanecerá intacta
entre las mieles y las flores

A Ramón Almánzar a propósito de su injusta prisión y a Mary Cantisano su valerosa esposa.

ORLANDO

OH la noche
huesos rotos húmedos
y ensangrentados
perros heridos
luna llena
marzo
Orlando
murciélagos de seda
rostros pálidos
ojos azules
dedos oscuros
uñas de plata
brazos de acero
recuerdos amargos
muertos transparentes
y doce años después
marzo
aún está ensangrentado
por el recuerdo
de Orlando asesinado
y nuevamente las flores
iluminan la ternura de sus huesos
sabes Orlando
los que te asesinaron ayer
son los mismos que hoy
ostentan el poder
por eso sé que bajo la tierra
estas inquieto
indignado
es por eso que te rebelas y arañas
el silencio eterno
de tus noches interminables
de las noches que sangran
por las venas rotas
de este día de marzo
es por eso Orlando
por lo que lloras bajo la tierra
es por lo que tus lágrimas crecen
son manos
dedos infinitos
que señalan a los culpables de tu muerte
a esos hombres que hoy y siempre
han hecho del poder
un argumento de represión y muerte
hoy marzo está oscuro
como hace doce años
como hace veinte años
como siempre
hoy
marzo
está lleno de periodistas
enmascarados
con el corazón lleno de gusanos
y la sangre podrida
con la cara deshecha
y con los ojos llenos de monedas
ensangrentadas
periodistas que beben
en copas de plata
la baba repugnante del tirano
periodistas exonerados de todo dolor
de toda angustia necesaria
de toda persecución
de toda muerte violenta
periodistas que bailan
todas las noches con el tirano
no lo sabéis
él es homosexual
hoy
marzo
Orlando
está lleno de tu ternura
de tu sonrisa alegre y solidaria
de tu sonrisa blanca
como una página sin escribir
blanca como una paloma de cristal
blanca como una gota transparente de lluvia
blanca
oh la noche
luna llena
luna de tintas
y afiches
luna redonda
luna pálida
luna que cabalga
en el potro indomable del tiempo
luna de marzo
y
hoy
nuevamente Orlando
nos duele tu muerte
siempre nos duele tu muerte muchacho
siempre
por eso camaradas
no basta tantas flores indiferentes
no basta tantas lágrimas hipócritas
no basta un acto multitudinario y extenso
ya basta de palabras airadas
de tantos aplausos
de tanta basura
no se han dado cuenta
Orlando
está germinando en el corazón de las flores de marzo
Nuestros militares contemporáneos, salvo raras excepciones, siempre han mantenido la bochornosa actitud, de vivir subordinados a la política imperial de los Estados Unidos de Norteamérica.

FEBRERO ERA GRIS ENTONCES

Playa lejana
silencio de olas y espumas
silencio de polvo y arena
silencio de Caracoles
Barcarola de sueños y de ternura
uniformes
botas y fusiles
mochilas cargadas de ilusiones
guerrilleros que se alejan de la playa
rumbo a las montañas
donde el frío muerde la noche
y la muerte cabalga en el viento
y se esconde entre los árboles trémulos
y acecha uniformada
y sigue el rastro húmedo
de sus pasos sobre la hierba mojada
febrero era gris entonces
y los días
se trasnocharon borrachos
en el silencio de los cobardes
que tenían las manos temblorosas
y la boca llena de baba
y en la sangre la angustia
y la desesperación
por haber anidado en el alma la traición
ellos Coronel
inexplicablemente callaron
la presencia de ustedes en Caracoles
pero hoy después de tantos años
hacen de tus sueños un afiche
y de febrero un escenario de flores y aplausos
cobardes
que todas sus vidas han hablado
de revolución
pero nunca han tenido el valor de empuñar un fusil
y hacer patria
seudo revolucionarios
que menstruaron de temor
blasfemos
que hacen delirar a la multitud
con sus discursos enérgicos
efímeros astros
que brillan un opaco
firmamento de sangre
frívolos camaleones
hiedras venenosas
que van dejando tras de sí
las huellas indelebles
de la muerte y el luto
ellos te vendieron Coronel
a los vampiros
que ahogan en sangre
las más mínimas aspiraciones de libertad
de los pueblos que como el nuestro
luchan por alcanzar la luz
a los monstruos pálidos y crueles
que habitan en el norte de la tierra nueva
y quienes se creen con el derecho
de regir el destino del mundo
febrero era gris entonces
y tu piel un rastro en la arena
que se alejaba de la playa
rumbo a las montañas
donde tu voz de fusil
aún truena lejana
y hace temblar
a esos Generales indecentes
que se cagaron en los pantalones
cuando supieron de tu presencia
en Caracoles
porque ellos
nunca tuvieron tu estatura
ni tu valor
ni tu heroísmo
por eso llamaron
a sus amigos del Pentágono
quienes precisaron
la necesidad de tu muerte
y ordenaron
que enviaran la jauría tras de ti
que ávida y sedienta de tu sangre
temerosa
te buscaba incesante
entre el hambre y la fatiga de los días
eternos de febrero
donde la muerte
se escondía entre los árboles trémulos
y acechaba uniformada
la muerte
hacía su ronda cotidiana
febrero era gris entonces
y la tarde entristecida
mezcla de pólvora y sangre
se despedía furiosa
entre el ruido de los fusiles
y los gritos de los hombres
que no podían concebir
la ternura de las flores
porque menos que las bestias
no tenían noción del amor
ellos nacieron para matar
y disparaban ráfagas interminables
contra el tiempo y los árboles
contra el viento y las flores
contra la aves y las piedras
cautelosos seguían tus huellas
que ya no iban a ninguna parte
sabían que en algún lugar
te encontrarían vencido
y te arrancarían del pecho la ternura
para entregársela al tirano
como trofeo por la hazaña
de tu crimen inútil
al tirano sumiso y leal
ante los que lejos
de nuestras fronteras
propiciaron tu muerte
hoy
los encuentro en cualquier lugar
mostrando sus medallas y ascensos
e inventándose historias fantásticas
sobre tu muerte
hay hasta quienes han escrito libros
pero ellos ignoran
que tienen una deuda de sangre
que más temprano que tarde
la historia les cobrará con creces
porque yo sé Comandante Román
que tu crimen no quedará impune
rumor de plenilunio
en un aserradero abandonado
quedó el coronel herido
cuidando de su amigo moribundo
- seguid vosotros
romped el cerco tendido
venced la muerte
que airada nos busca
la muerte que no descansará
hasta encontrarnos
y destrozar con su odio nuestra carne
nuestros sueños
y no les importe el hambre
ni la fatiga
ni el frío
ni lo largo del camino
ni que la noche sea oscura
seguid inexorables
hacia la aurora
y construid sobre las cenizas
de nuestros huesos la esperanza
andad seguid sin mí
y sed cautos
que la muerte está ahí
escondida entre los dientes afilados
de las piedras
entre las hojas pálidas
la muerte
mecánica
absurda
fría
ciega
uniformada
la muerte
mezcla de sangre y lodo
vomitando su pus nauseabundo
su pus amarillento y hediondo
vomitando cuajarones de odio
la muerte esta ahí violenta
amarga
real
febrero era gris entonces
y entre sueños
y promesas inútiles
te hicieron prisionero
y te ataron
eran hombres crueles
asesinos por convicción
y te llevaron ante los Generales
que complacidos te observaron
y gozaron impotentes
torturando tu carne
y después trituraron tus huesos
y un General
con su odio repugnante
te disparó cobarde
y la bala ciega
cumplió la orden de muerte
de aquel canalla
y después
quemaron tu cadáver pero tu carne
resistió el odio y el fuego
y te enterraron
en un valle lejano y sombrío
donde la angustia irrevocable
de tus huesos
dejó un rastro amargo de sangre
sobre la tierra
boquiabierta y sedienta
y
hoy
después de tantos años
ellos les temen
al silencio retorcido de tus huesos
a tu nombre
porque ellos saben que un día
el pueblo se levantará
con tu ejemplo
y hará justicia
y entonces
necesariamente
no habrá lugar en esta tierra
ni para los canallas que vendieron tus sueños
ni para los criminales
que cobardemente te asesinaron


Al coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, y a los que junto a él murieron en las frías montañas de la Cordillera Central, tratando de alcanzar una estrella.











Un día sobre tanta sangre derramada, sobre
los huesos de los camaradas muertos
construiremos con los sueños del pueblo
el socialismo.


































UN SENDERO DE CRUCES

I

Hoy
que la muerte uniformada
acecha escondida
tras el velo transparente
del odio

II

Hoy
que mil fusiles iracundos
han cercado la aurora

III

Hoy
que la metralla repartida
muerde la carne
inocente del día

IV

Hoy
que la sangre muda
salpica las estrellas

V

Hoy
un sendero de cruces
atraviesa el horizonte

30 / 01 / 04

Dedicado a: José Vasquez Castro.








EXILIO II
Hoy añoro mi patria
desde la distancia más honda
que habita en mis recuerdos
mi patria herida
por el frío cristal del odio
herida por la humanamente
inhumana muerte
que persigue y aniquila
a los que levantan en sus manos
la bandera multicolor
de la esperanza
la muerte en señoreada
en su incansable maldad
la que sin tregua traspasa el tiempo
hasta el último aliento de la vida
la muerte regocijada
en su trono púrpura
escupiendo azufre
sobre el fervoroso sueño
de la multitud
la muerte
la incansable muerte
la que se esconde
detrás del estridente destello
de la metralla
la que danza alegre
al compás fúnebre de la sangre
la muerte
la infinita muerte
omnipotente y omnipresente
la que aniquila y destierra
la muerte
la fatídica muerte
la verdadera muerte
hoy añoro mi patria
desde la distancia más honda
de esta ciudad en la que habito
en México o Praga
en París o Costa Rica
en Argentina o Chile
las calles serán siempre
igualmente solas y tristes
Dedicado a Roque Dalton


Después de Vietnam, los gringos no han hecho otra cosa más que soñar y escriben y hacen historia donde vencen el fantasma de su derrota.























































































Arnort Swasseneguer
de actor imperialista
a gobernador racista










































III


Parte
HAITI

La ciudad quedó vacía
y perdió su sonrisa
una madrugada
en que en su pecho desnudo
amanecieron
iracundos fusiles
y la alegría de los niños
quedó rota
desparramada
sobre el asfalto lívido
de las calles mutiladas
por el odio de los fascistas
que irrumpieron
abruptamente en el tiempo
y habitaron con su odio
los amplios espacios
de mármol de las horas
e hicieron de la muerte
un ritual cotidiano y macabro
de fusiles y bayonetas
penetrando borrachas
la simple ternura
de los sueños del pueblo
por alcanzar la libertad plena
sueños
que en vano intentan los gorilas
ahogar en la sangre
de la multitud acribillada

NICARAGUA

Nicaragua
los niños dominicanos
les mandamos a tus niños
nuestra ternura
nuestra solidaridad
nuestras sonrisas
que vuelan sonoras
como palomas al viento
que llevan buenas
nuevas a tus niños
que a pesar de la agresión
están llenos de futuro y revolución
Nicaragua
los niños dominicanos
te queremos
libre y sandinista
no agredida
no invadida
no mutilada
libre te queremos Nicaragua
como siempre la soñaron
Sandino y Fonseca
así te queremos
sin frentes de guerra
sin trincheras
ni campos de batallas
libre del oprobio
y de la sangre
así te queremos Nicaragua
libre de esta agresión sin sentido
libre
para que tus hombres
y tus mujeres
construyan sobre las mieles
y las flores
la patria de sus amores

Este poema fue escrito, para un grupo infantil de poesía coreada, para recitarlo en Güibia, en un acto en solidaridad con los niños nicaragüenses, a propósito de IX aniversario del triunfo del FSLN
















































INTIFADA

Muy temprano
antes
muy antes
que las campanas de templo
llenen de mariposas las mañanas
los niños
con sus sueños debajo del brazo
se visten de milicianos
y corren hacia el futuro
temprano de la muerte
ondeando felices
la bandera multicolor
de la esperanza

2 / 10 / 04

Al pueblo palestino.


La paz, es el derecho que tenemos todos a una vida digna






Quienes históricamente han sido los culpables de los males que afectan al pueblo dominicano son: la burguesía criolla, la claque política que nos ha gobernado y la cúpula de la iglesia católica.
ESTA NIÑEZ

Esta niñez presentida
en este siglo de espumas
y arena
sumergida
en su alegría de algas
y caracoles
con su risa de viento
y salitre
y la mirada
horizontalmente azul
y profunda
esta niñez de piel tibia
como las olas al atardecer
guarda en su alma
toda la dulzura del mar

A mis sobrinos

PIEL DE CENIZAS

He visto
los niños con su piel
de cenizas
diluirse en el viento
de los últimos atardeceres
del otoño remoto y frío
los niños tristes
tristes
como los días
golpeados por la pesada lluvia
de las horas inciertas
del invierno que se aproxima

A mis sobrinos

TENIAN FRIO

sentí llorar los niños al amanecer
tenían frío
sentí llorar a los niños al medio día
tenían hambre
sentí llorar a los niños en la tarde
estaban solos
sentí llorar los niños en la noche
morían de frío
hambre y soledad

NIÑOS

I

Niños hechos de arcilla y ternura
hechos de sonrisas y sueños
hechos de semen y rocío
niños que llenos de ilusiones
vagan perdidos
a través de las horas ensangrentadas
por las luces de un mañana
que no existe
de mis manos
una mancha púrpura
resbala hacia la noche
en que el silencio
amordaza las bocas hambrientas
de los pequeños fugitivos
que se escapan de esta vida
sin entender que la muerte
es un oscuro laberinto
de donde nadie nunca ha regresado
niños que vienen y van
hambrientos
desnudos
descalzos
andrajosos
con la mirada triste
y el corazón resentido
si sobreviven
serán el producto de una sociedad
que trituró su inocencia
y los condenó
a ser esclavos de sus sueños
niños que habitan
los profundos recintos
de los arrecifes del Mar Caribe
palomitos pequeños
prostitutas tiernas
ladronzuelos furtivos
qué será de ustedes
qué será de nosotros
limpia botas breves
pregoneros matinales
de un mundo que retrocede
dando tumbos
vendedores pequeños
que ofertan como mercancía
en los semáforos su dolor
a una sociedad
que en vez de ser receptiva
o por lo menos indiferente
les escupe sus caritas infantiles
y golpean sus caderas
y los maldicen
con su odio feroz
niños que habitan
el inmenso espacio de la miseria
donde el hambre es un demonio
que llena de rencores
sus corazones
y donde el llanto
es un largo camino de asfalto
y la alegría una utopía
de la gran ciudad
donde la violencia desgarra
el breve encanto de las mariposas
umbral marfilino
que revolotean en el umbral marfilino
de sus labios
niños
en una esquina en penumbra
de la gran ciudad
tropecé con ellos
olían cemento
en su inocencia
pretendían volar al cielo
para alcanzar las estrellas
y entre mis brazos
se durmieron trémulos
acurrucados en mi pecho
hambrientos de ternura y amor
balbuceando palabras
que no pude entender
y nunca más despertaron

Este poema está dedicado a todos los niños del mundo, que deambulan sin rumbo por las calles
NIÑOS

II

He visto
los niños harapientos
diluidos bajo la lluvia
y he sentido la lluvia
diluirse en el llanto
eterno del mundo
esquirlas del llanto
hieren mi alma
niños no me miren
que me hieren
mundo no sangres
no ves que me ahogo
en tu llanto

A los niños de San Simón
(Neiba)

NIÑOS

III

He visto con pena
como los niños tristes
escriben con sangre
su historia de hambre
sobre el papel amarillo
de sus tardes amargas
como dibujan con ternura
corazones púrpura en la pizarra
invisible del tiempo
como esconden en una sonrisa
su llanto de siglos
he visto con pena
como los niños tristes
mueren soñando
mientras construyen
con sus huesos inútiles
un canto
he visto con pena
como los niños tristes
buscan amor
en un mundo
donde el odio
es un estandarte
que la sociedad airada
levanta contra ellos

















INOCENCIA

Solitarios los niños corren
a través del cristal roto
de la noche
hacia un horizonte de flores azules
pincelado más allá
de las constelaciones del sur
sus huellas se pierden
entre las nubes que flotan
sobre un archipiélago de sueños
a donde van a esconder
en las aguas mansas de un océano
sus sueños
































PARA SOÑAR

Miradlos ahí
Pordioseros de la noche
Mendigando un poco de luna
para soñar con la fortuna
que le ha negado el mundo

A los niños de la calle













































V


PARTE


























Un pueblo digno es un pueblo solidario que se ama así mismo, que ama la vida, la justicia, la libertad y la democracia y que promueve los valores éticos, morales y culturales que lo identifican como nación.




Y DIGO

Y digo patria
y digo amor
y digo tantas cosas
digo revolución

METALDOM

Metaldom
hierro y dolor
sangre y sudor de obrero
contaminación y muerte


USA
+ FMI
PRD
PRSC
PLD
MUERTE

JUNIO

Era junio
con sus lágrimas profundas
con sus mariposas
sus colores y sus flores
era junio
una copa amarga
bebíamos el dolor
de ella


A los Héroes y Mártires
del 14 de Junio de 1959.































No pierdo la fe, un día el pueblo dominicano volverá por el sendero del patriotismo a recuperar la dignidad perdida.











































POETA II

Insaciable el hambre
es una metáfora ardiente
en tu versos
pródigo el trigo
se multiplica en tu voz
panes para las bocas hambrientas
subversiva la esperanza
es un canto en tu corazón





TRAS UN IDEAL

Yo que no soy
ni de aquí
ni de allá
mi destino es vagar
como el polvo rodar
alegre al pasar
y tras el viento volar
volar y rodar
siempre tras un ideal
La patria es el infinito espacio que deja un sueño en el corazón herido de los que en cualquier lugar del mundo mueren defendiendo la justa causa de la libertad.

A los dominicanos que combatieron en el salvador junto a F.M.L.N, especialmente a Roberto Santana, muerto en combate.

LAS CALLES DE MI BARRIO

Camino por las calles de mi barrio
que a esta hora
empiezan a ser oscuras y turbias
y por donde la vida
se retuerce amarga
en un dolor
que viaja en el tiempo
y se hace eterno
entre los hombres
que aman y luchan
y construyen con sus vidas
la vida
MI PADRE

Mi Padre
Tiene de poeta la ternura
de pescador los sueños
y de marinero el alma
fugitivo de un tiempo
que olvidó su nombre
junto al mar
su mirada de argonauta
junta caracoles y estrellas
y sus redes vacías
se diluyen
entre la esperanza y los sueños
y los que esperan hambrientos
en la casa
tendrán que morir esperando
hasta que mi padre
hacedor de primaveras
dueño de la tierra y la lluvia
sea dueño también de la vida
del pan y la alegría


A mi padre,
Sergio Bautista de la Cruz.

Nuestra clase dominante (burguesía) ha sido siempre una clase antinacional, entreguita, corrupta y criminal.





NADIE

nadie construyó
más edificios que Balaguer
ni siquiera Trujillo
nadie construyó
más calles y avenidas
que Balaguer
ni siquiera Trujillo
nadie construyó
más presas
ni más monumentos
que Balaguer
ni siquiera Trujillo
pero lo que nadie sabe
a ciencia cierta
es quien mató más pueblo
si Balaguer o Trujillo


Soy un fugitivo en la noche sin fin, dueño del miedo de los hombres que me acechan.

LO QUE NOS QUEDA

Nos queda en la memoria
un cúmulo de recuerdos
putrefactos y malolientes
que nos enferman el alma
es el legado de un pasado
lleno de horror
donde el silencio
nos mantuvo acorralados
y de alguna manera
nos hizo cómplices
de los verdugos
de nuestro pueblo

NO NOS DIMOS CUENTA

El tiempo paso de prisa
y no nos dimos cuenta
no lo advertimos
y nos quedamos parados
en medio de la noche
y al mirar hacia atrás
nos llenamos de espanto
y en nuestras manos solas
y enfermas de nostalgias
quedaron nuestros corazones
mutilados por el tiempo
y las luces
y nos morimos solos
y sin prisa
y no nos dimos cuenta


TODO LO QUE SOY

Nunca he querido
negar mi origen
lo que soy
me siento orgulloso de ser
y poder hacer
realidad la fantasía de vivir
y de poder compartir
con las personas que amo
mis sueños de libertad
mi pobreza
ha sido mi mayor riqueza


EL HAMBRE Y LA PENA

Camino descalzo
sobre la nieve y la angustia
huyo del hambre y la pena
que bajo el cielo se ocultan
en dónde podré esconderme
del hambre
si bajo el cielo me acechan
el hambre y la pena


FLORES DE ABRIL

Hoy que la vida duele tanto
y la noche salpicada de sangre
se eterniza en la memoria
de los hombres
que tras las puertas impotentes
ven como sus hijos son mutilados
por seres que desprovistos
de toda humanidad
airados disparan sus fusiles
contra las primeras flores
de abril.


PROCLAMA

Hoy
he escuchado
las absurdas proclamas
de los matinales pregoneros
de sueños
que deambulan
por las calles
obsesionados
por un horario de hambre
que los ata a vivir
sumergidos en un siglo
de horror y miseria

Higuey R. D.

ES POSIBLE

Es posible
que cuando ella
la muerte
venga a buscarme
yo escupa
su rostro con desprecio
y después me ría
a carcajada
y le diga
en forma burlona
Ja Ja Ja Ja
llegaste tarde
te he vencido
y luego
ya sin temores
me muera plácidamente

INSTINTO

Aquí estoy
sumido en mi derrota ancestral
de ser humano
y saber que mato
consciente del placer racional
y no por la ironía irracional
del instinto por sobrevivir
como lo hacen
las bestias del bosque

San Pedro de Macorís, Rep. Dom.

































La dignidad no tiene precio, por eso digo,
que todo aquel que vendió su conciencia al
enemigo por unas cuantas monedas, nunca tuvo
dignidad, ni decoro.










VI

PARTE






































Al pueblo dominicano no le queda otro camino sino hacer su propia revolución si realmente quiere ser libre e independiente como Duarte soñó.
PROFECÍA

Ellos
podrán clavar sus Bayonetas
en nuestros pechos de pueblo
ellos
podrán enterrar sus balas
en nuestra sangre humilde
ellos
podrán aniquilarnos
es posible
y podrán enterrar
nuestros cadáveres
ensangrentados
lejos de la tierra
donde habitan los pobres
pero
gota
a
gota
nuestra sangre humilde
crecerá como mar
donde se ahogará la codicia
de la burguesía opulenta
codicia que impide
la primavera de amor


La educación no debe ser un privilegio de unos cuantos, sino un derecho de todos.

ESTÁN AHÍ

Desde hace días están ahí
trasnochados igual que nosotros
con hambre igual que nosotros
cansados igual que nosotros
la diferencia está en que ellos
no saben porque nos odian
y que nosotros
de este lado del cerco
sabemos que luchamos
por nuestro derecho a estudiar
sin odiarlos
otros vienen del silencio oscuro
de la nada
y se despojan del humano disfraz
que los cubre
y nos miran sedientos
con los ojos enfermos de odio
los dientes afilados
y la boca llena de baba
somos sus víctimas
no entienden que tenemos la verdad
y que por ella estamos dispuestos
a dar felices nuestras vidas
no entienden nuestra firmeza
porque otros piensan por ellos
no entienden nuestra alegría
por que no saben de utopías
ayer golpearon a la solidaridad
que se vistió de mujer
y nos tiro de comer
también la apresaron
y nos dolió la vida impotente
parece que los parió el aire
olvidaron que durante nueve meses
una mujer los llevó en su vientre
y los parió con dolor
desde hace días están ahí
trasnochados igual que nosotros
con hambre igual que nosotros
cansados igual que nosotros
esperando una orden para entrar
y entrarán
es posible
y sólo encontrarán
nuestros pechos desnudos
y nuestra manos vacías
y no les importará
dispararán contra la aurora
ya lo han hecho antes
y una vez más mancharán
de rojo púrpura
el horizonte de la patria

A propósito del cerco militar a la universidad Autónoma de Santo Domingo en el año 2000





















Si estudiantes, profesores, profesionales

Si estudiantes, profesores, profesionales

e intelectuales anteponen el oportunismo
los principios éticos y morales, entonces
nuestro país, nuestro hermoso país
naufragará en el turbulento mar de la ambición de los grupos

políticos que cada cuatro años se reparten
poder.

COMPRADORES DE CONCIENCIA

Quienes te han hecho inmenso Nerón
son los hombres
que en su pequeñez te adulan
los que han intentado
lavar con olvido tanta sangre
los pseudos intelectuales
que han hecho
que tu figura siniestra
de César
gravite por siempre
en nuestra sociedad
son ellos compradores
de conciencia y memoria
cortesanos y fabuladores
manipuladores de la historia
los que te han hecho
imprescindible
Atila
bufones de una corte
sanguinaria
donde Alí Babá
y sus cuarenta asesinos
enlutecieron por siempre
el futuro de la patria


ESTANDARTE

Esa bandera
tinta de sangre
es el estandarte
de una época
donde el horror
hitleriano
era cotidiano
en un hermoso país
del caribe insular


TITIRITEROS

Doce años en el poder
lo convirtieron
en un muñequito de papel
manejado por sádicos
titiriteros
con uniformes y sotanas
que a su vez
se dejaban manejar por él
en una sangrienta rutina
de odio y muerte

ANTORCHAS HUMANAS

Aquí Nerón iluminó
las noches más oscuras
de la patria
con antorchas humanas
tantos sacrificios
hermanos
dio sus frutos
esas antorchas
aún iluminan en mi memoria
el camino que debo seguir

TANTO AMOR

El camino hacia tu corte
emperador de los mares
perdón
emperador del mal
está alfombrado de los cadáveres
de los jóvenes muchachos
cuyo delito único
fue el amor a su patria
pero ustedes corsarios
de la corona del norte
nunca les perdonaron
tanto amor


JESUS CRUCIFICADO

Quienes ayer crucificaron
a Jesús
en cada Joven asesinado
hoy se pasean libres
por las calles de nuestro país
ante la mirada indiferente
de una sociedad
desmemoriada
que prefirió olvidar el genocidio
y no castigar
a quienes el poder
le dio la potestad
de asesinar sin pudor
a toda una generación
a pesar de que la sangre
como evidencia
aún corre fresca por las cunetas
de la máximo Gómez
y mancha la conciencia
de todos los que con su silencio
se hicieron cómplices
del horror

LA OFRENDA

Quienes hoy hacen tanto ruido
hace tiempo perdieron
el honor y la dignidad
por eso han hecho
del monstruo de la Gómez
un oráculo sagrado
donde muchos ilusos
todavía van y apuestan
al futuro
incluso un oscuro mandatario
que le ofrendó
como sacrificio un caprino
para que le permita gobernar
con la sobriedad
imperial
de un cesar


MUÑEQUITO DE PAPEL

No importa que sabios
filósofos y políticos
te hayan nombrado
emperador de la democracia
ni que del César en tu frente
hayan puesto
la palma y el laurel
no importa que los sacerdotes
sagrados te hayan ungido
con el aceite dorado
de la impunidad
no importa que la iglesia
católica apostólica y romana
te haya santificado
no importa
el olvido no podrá nunca
tocarte la piel
no a ti muñequito de Papel
que tu bandera teñiste
con el color de la sangre
de los humanos que sacrificaste
para que los demonios
más que dinero y poder
te concedieran vida eterna

Murió acribillado en una calle de América Latina un extranjero de piel blanca, ojos azules y rubios cabellos, de fuerte contextura física que hablaba inglés y siempre estaba y se metía en lo que no le importaba. Un día el pueblo explotado y oprimido, se cansó de tanto Made In USA y lo mató.

VENID AQUÍ POETA Y MIRAD

Venid aquí poeta y mirad
la noche ha comenzado
con negros nubarrones otoñales
presagio de una larga agonía
de unos años violentos y amargos
que no queremos obviar
de un tiempo diluido
en unos ojos tristes y turbios que amo
mirad poeta
la noche ha comenzado
oscura
leve
fugaz
matizada por el silencio de las hojas
que se desprenden de los árboles
y se mecen en el viento
amarillo del otoño
que las arrastra lejos
a través de las largas
avenidas de la ciudad
iluminada con sus luces horizontales
y envuelta en su lumínica
fantasía nocturna de mercurio y neón
mirad poeta
el viento danza triste
entre los árboles
y las hojas vagan trémulas
a través del tiempo que ha oxidado
los metales fúnebres
de los tétricos calabozos
donde el tirano encerró las horas
para que la historia no devorara sus sueños
pero de las fosas ignotas está surgiendo
como evidencia
la ternura de los muchachos
asesinados durante las noches de cólera
de los cuatro mil trescientos ochenta días
de lágrimas y terror
donde con crueldad inusitada
el tirano y sus esbirros
se ensañaron contra la heroica juventud
que ni aun muriendo claudicaron
en su afán irrevocable
de construir con el barro
de su ternura
el armazón
de una patria nueva y justa
mirad poeta
esta es la bestia
el tirano cruel y petulante
al que los hombres alaban
y los curas bendicen
y los generales adulan
y estos son sus esbirros
los que han censurado las palabras
los lacayos que han pretendido
aniquilar el amor
y la ternura de tus manos
son los que han puesto
estatura a los sueños
los que siempre han oprimido
y asesinado al pueblo
los que han manchado la historia
con la sangre generosa
de los muchachos
asesinados cobardemente
en las noches de aquelarre
de los cuatro mil trescientos ochenta días
de lágrimas y terror
donde la muerte frecuentaba las casas
y horadaba los sueños de la alegría
que se escondía temerosa
entre los espejos rotos
mirad poeta
estos son los generales de siempre
y los curas de siempre
y los abogados de siempre
y los jueces de siempre
cortesanos del tirano
fabuladores que hacen del poder
y la palabra
argumentos para joder al pueblo
mirad
ahí están los generales analfabetos
e impecables de las tres décadas
los generales de los doce años
los generales de los ocho años
y los nuevos generales
son los generales de siempre
con el horror metido entre el culo
con los dientes afilados
y las garras ensangrentadas
enloquecidos
ebrios
sedientos
insatisfechos
tanta sangre aún no sacia su sed
porque esos generales sodomitas
son crueles morbosos y cobardes
y gozan impotentes con el dolor
del pueblo
sabéis
el pueblo es la muchedumbre hambrienta
acorralada
solitaria
obreros
campesinos
domesticas
estudiantes
desempleados
amas de casas
chiriperos
prostituta
en fin
el pueblo son ellos
somos nosotros
los desposeídos
los parias
los hijos de nadie
los que todas las noches
atizan el fuego
que alimenta el sol
de un nuevo amanecer
y no importará
que el sátrapa y sus esbirros
en su oscuro afán
contra el pueblo
se desvelen
porque ese día necesario
el pueblo despertará
y vencerá y construirá
sobre las cenizas de la historia
la patria soñada
y una noche de otoño
en una gran plaza liberada
entre flores y risas
entre guitarras y fusiles
el pueblo cantará sin dolor
cantará sin luto
cantará sin odio
la canción de la victoria
la canción pura de los pueblos
libres
venid
poeta
y mirad
la ciudad mustia
con sus calles huecas
y sus paredes enfermas
y sus esquinas ebrias
y la tarde
con sus lejanos colores horizontales
metidos entre los ojos
entumecidos por esta larga ausencia
es cierto
ha sido larga esta agonía
terrible la espera
mas no inútil la esperanza
porque para quienes sueñan y esperan
la libertad será siempre una evidencia
un motivo

Este poema está dedicado a todos los que murieron combatiendo al gobierno criminal del Dr. Joaquín Balaguer en los doce años.



VII


PARTE

He tomado las palabras para luchar contra el odio de los hombres

EXILIO

No importa que me destierren
a otros mundos inhóspitos
y lejanos
y allá me quiten la vida
para arrancarme los sueños
que tengo en el alma
no importa
me inventaré otros caminos
y volveré clandestino a tu lado
y me inventaré otra vida
y otros sueños
y los compartiré contigo
y si un día en una canción
presientes que he muerto
recuerda que la luna llena
detrás de las ramas de los árboles
suspira y crece
como evidencia de que en las noches
en algún lugar lejano yo existo

Para María Luisa Abreu (Joselín)

VEINTICINCO DE NOVIEMBRE

Hacía treinta años
desde que la última
primavera
encandiló con su luz
los ojos pálidos del tiempo
y sobre el árido horizonte
de la patria
un veinticinco de noviembre
tres flores abatidas
por el viento fúnebre
de una noche sempiterna
y lúgubre
marcaron irrevocable
la ruta necesaria
de un treinta de Mayo
salpicado de estrellas
junto la mar

este poema esta dedicado
a las Mirabal























UTOPIA

Mujer
Desde el pico más alto
de tu pecho desnudo
grito airado
mis consignas de amor
tu eres el mural
donde pego mis afiches clandestinos
la brújula
que marca el horizonte de mi vida
mi sueño de revolucionario
la alegría de ser guerrillero
mi fusil
que dispara arco iris de ternura
la mochila
donde guardo mis alegrías y mis tristezas
la hamaca
donde descansó la fatiga
de las jornadas del día
la manta
que en las noches
me cubre del frío de la montaña
tu eres en definitiva
mujer
la más bella de mis utopías





MUJER

mujer
de América el himno más puro
de la patria la flor mas bella
obrera
prostituta
guerrillera
labradora
pero por favor
no sientan lástima
que importan las categorías
una mujer
es infinitamente
una mujer
alegría
tristeza
llanto
risa
luz
vida
esperanza
amor
mujer
abatida
mutilada
explotada en la industrias
esclavizada en los campos
pero engrandecida
en las trincheras
donde se construye el porvenir
de nuestra América
mujer
agredida
humillada
marginada
violada
pero mujer
desde el principio de los siglos
mujer
desde el tiempo de la sangre
derramada
mujer
en la casa
y en las trincheras
mujer
de la patria la flor más bella
mujer

A Milagros


Los días de gloria sucumbieron al hastío de una paz impuesta por los vencedores

HORAS AMARGAS

En estas horas amargas añoro tu ternura
tu mirada inefable
tu pelo que el viento azul
de las tardes rutilantes del verano alborota
tu sonrisa sonora
tu voz dulce
sí tus besos
añoro tus besos
tus caricias
tu compañía
el olor de tu piel que me ata
a tus encantos de mujer
infinita y simple
digna y valerosa
compañera mía
en estas soledades de fríos barrotes
y paredes ensangrentadas
tu recuerdo late dentro de mí
y me da valor para no flaquear
para mantener
la firmeza de mis sueños
y la pureza de mi ideal
amor de mi vida
en estas soledades
amo tu amor
que me da la vida que me quitan

QUIERO QUE ME RECUERDES

Quiero amor que me recuerdes
este septiembre azul de luto
en que nuestros muertos
permanecen recientes
en el tiempo de flores
de esta primavera muerta
intacta bajo las ruinas
de la historia
que bajo las cenizas aún tibias
guardan petrificado el olor
a sangre de la pólvora
quiero amor que me recuerdes
precisamente esta tarde
en que después de la lluvia
por las calles húmedas y frías
ondean las banderas fúnebres
por los que se han ido
por los que ya no volverán
esta tarde en que después de la lluvia
amordazamos nuestra ira
y todo nuestro rencor
se reduce al silencio de unas lágrimas
secretas y breves
que surgen de nuestros pechos
hechas un grito desgarrador y sordo
que estremece los cimientos de la multitud
envuelta en su gris melancolía de lluvias
y nostalgias
que perfora el alma de cenizas
de las golondrinas de plata
que todas las tardes
sueñan con ser estrellas
de las noches cálidas
de un verano incierto
quiero que me recuerdes
hoy más que nunca
OH amor
en que para siempre
me he quedado solo
perdido entre las brumas
de esta tarde abismal
por cuya oquedad
la multitud se escapa
del tiempo que oxida sus sueños
que la dispersa
que la arrincona contra la nada
la multitud que aun clama y grita
por los que se han ido
por los que ya no volverán
y sus gritos de siempre
se pierden entre la brizna
de la noche eterna
de un tiempo amargo
donde el terror
redujo nuestra existencia
a la clandestinidad del exilio y la muerte

Dedicado a todos los mártires
de Septiembre




Es con nuestro amor que debemos construir la esperanza, la solidaridad, que nos permitirá ser cada día mas fuertes, para sobreponernos a la violencia que ejercen contra nosotros los que nos oprimen y luchar hasta hacer realidad el sueño de la unidad latinoamericana.



Presentación.

Yo, Domingo Acevedo, Mario Alegría, nací en el continente Americano, en una isla del mar Caribe llamada Santo Domingo, hijo legítimo del amor proletario de mis padres.

Nací en la remota soledad de un amanecer de noviembre, en una época marcada por crueldad de una dictadura omnipotente y omnipresente que llenó los inverosímiles espacios del tiempo de sangre y luto y donde las personas prisioneras del miedo vivían desterradas de todo sosiego.

En esa época turbulenta, de mordaza y espanto quedaron atrapados mis sueños tras los cristales temblorosos de esos días aciagos y en mis hijos infantiles se quedó pasmado para siempre el miedo al ver como eran asesinados hombres y mujeres selectivamente, su único delito fue amar a su patria por encima de todas las cosas, por eso hoy levanto mi voz como un homenaje póstumo a los que han sacrificado sus vidas en pos de construir una patria justa y solidaria.

miércoles, febrero 15, 2012

CIUDAD DE PAPEL

CIUDAD DE PAPEL


LLUVIA HORINZONTAL

El verano empezó a vestir las tardes de otoño
En la distancia los colores danzan con las sombras
y huyen
impetuoso el viento galopa sobre la nada
paraíso invisible de alegres prostitutas
que danzan desnudas por las calles de asombro
de un mundo pervertido
bajo el amarillo resplandor del ocaso
mariposas mordidas por las sombras
lluvia horizontal de peces congelados en el tiempo
la ciudad duerme
aúllan los perros
el otoño esta cerca
helados puñales hieren la noche

DESPEDIDA

De los ojos del viento
caen lágrimas sobre el horizonte
por el camino azul infinito de la tarde
un ángel con las alas rotas Se aleja


QUETZAL DE CRISTAL

Roto por el tiempo
bajo el sol de la tarde
un quetzal

ES LA MUERTE

Un caballo alado que en mis pupilas
huye de la lluvia es la muerte

LA BANDERA DEL ODIO

Ellos izaron en sus corazones la bandera del odio
con sus cuchillos de sal
hirieron la conciencia del mundo
desde entonces
cada gota de sangre en mis manos
es un niño que agoniza


VENDAVAL DE SANGRE

Por el camino hueco que todas las tardes
deja la brisa en el horizonte
un vendaval de sangre sepultó
en el útero de la noche la luz

PERROS ALADOS

Una jauría de perros invisibles
protege el templo donde mi voz
desnuda como una virgen habita

DETRÁS DE LA NOCHE

Detrás de la noche
un ojo ancestral
llora el dolor del mundo

EXCEPTO MI VOZ

Las llamas en el fuego envejecen
son cenizas disecadas en el viento
blanco perfil del humo
esqueleto dormido al filo del silencio
todo lo consume el fuego
todo
excepto mi voz

ESPEJO DE LA MUERTE

La luz cristalizada en una lágrima
Apuñaló la carne
bronca la sangre al tocar la tierra
se levanta es sí misma
parpadea frente al espejo de la muerte
se ruboriza
luego regocijada y sin prisa
se aleja

LUNA DE OCTUBRE

Luna de octubre en las noches de febrero
con sus cuchillos de sal
apuñalan los fantasmas la noche
sangre en las manos del viento
pájaros de sombra
picotean los ojos vidriosos del tiempo
sí el tiempo llora
en sus lágrimas se ahoga la eternidad

CASI

En el horizonte
casi ave
casi luna
el viento

LAGRIMA DEL OCASO

Soy memoria de la nada
lágrima del ocaso
gemido secreto del mar
soy del horizonte la mano que te aleja
soy del viento el canto que se queda
soy de la noche la herida que no cierra
soy de la humanidad la sangre que no cesa

AHÍ VA UN FUNERAL

La luz lleva sobre sus hombros un ataúd
llora el cielo
una hilera de madres petrificadas junto al camino
se tapan el rostro con las manos
herida de ausencia la brisa congeló en su vientre
el vuelo mineral de los ruiseñores
sonámbulos los árboles dicen adiós a nadie
en la distancia
los ángeles danzan con las sombras
y un galopar incesante de trompetas
ilumina las habitaciones efímeras
que el tiempo deja en el aire al pasar

MEMORIA NOCTURNA

Un rumor de olas
en la memoria nocturna del universo
salpica de colores el horizonte
atardece
el sol deposita en las manos vegetales del viento
los residuos minerales de su origen
y el ruido tembloroso de la luz entre mis ojos
quiebra los cristales de mi voz

EL MAIZ

Collar vegetal
de perlas amarillas
sobre el vestido verde
rizos de sol

SOBRE EL RIO

Mariposas color del viento
sobre el río la luna

ALBORADA DE HUMO

Escupitajo de silencio
alborada de humo esfumándose
detrás de los espejos distantes de la nada
luna devorada por los cocodrilos amarillos
del pantano nocturno
luz herida por la luz
anacahuita perenne
tamboras congeladas
en los sonidos azules del agua
lluvia de sal
volcán que eructa polvo
azufre
fuego
sobre la ciudadela de cristal de mis fantasmas
desnuda una virgen permanece sentada
en el trono de ámbar de mi soledad

CRISTAL DE AGUA

Cristal de agua
la luz se ha roto
un arco iris

HACE TIEMPO

Parece que aquí
todos murieron hace tiempo
solo queda un gran árbol
de cadáveres suspendidos
en el aire

ES QUE DE PRONTO

Es que de pronto la sangre
absurda
irreverente
inoportuna
iluminó con su temblor repentino
al día renovado en el odio

ESPEJO DE AGUA

Lluvia de peces dorados en la memoria
mariposas que el viento deshoja
en los día grises
de un mes tardío como noviembre
ancianos pescadores frente al mar del olvido
espejo de agua donde una luna moribunda habita
niños tatuados de horizonte
sobre su conciencia cargan la luz
la acrisolada luz
la luz de la alborada
y sobre un caballo de cristal
una princesa de jade galopa

ESPEJO DE DOLOR

Me voy
siempre he sido un fugitivo
huyo de mí mismo
huyo del hambre y la miseria de los niños
que cuelgan de mis palabras tiznados de llanto
huyo de la palabra angustia
huyo de los fantasmas que prisioneros
detrás del espejo se burlan de mí
huyo de la muerte
humanamente disfrazada de mujer
prostituta que en las esquinas
me invita a su morada
me incita al amor
al sexo
huyo de los ojos llorosos de la noche
que detrás del cristal de una estrella
es rocío al amanecer
huyo de la pena
de sus tentáculos imposibles que me atan al dolor
huyo de la brisa fúnebre que viene de los cementerios
huyo del humo que es memoria absurda de la nada
huyo
me escondo detrás de los vitrales
de las tardes invernales de enero
y al mirarme en los ojos del dolor
descubro que nunca fui a ninguna parte
que la muerte siempre me retuvo a su lado

LAS SOMBRAS DEL INSOMNIO

Salen de mi corazón
y se alejan hacia las brumas del insomnio
por donde se esfuman
dejando una aureola de sangre
en las manos del viento
sus pasos concéntricos
vienen de los oscuros laberintos
de un mundo que los ignora
y los arrincona contra las noches
salitreras del mar caribe
por donde deambulan sonámbulos
escondiéndose en su propia miseria
bosteza el mar
parpadea el viento
languidece el sol
cantan los grillos
dueños de las noches y el dolor
con su tos y su hambre
sin mantas ni cobija
todas las noches
junto al mar se abrazan a la muerte

CIUDAD DE PAPEL

Ciudad que todos los días mira atónita al mar Caribe
que la fecunda de salitre
embrujo de luna llena bajo estatuas de bronce y cal
acantilado anfibio que muerde el horizonte
ciudad de papel roída por la lluvia
ciudad enclavada en un cateto de azúcar y sal
ciudad antigua y ambigua
ombligo de la noche
equidistante del sol y las estrellas
ciudad recién nacida en su heroísmo
en un golfo de flechas y sangre
cuidad de asombros y mendigos
de niños podridos por la tuberculosis
y la modernidad
ciudad de prostitutas que a las 11:30 p.m.
en la Duarte con París se desvanecen en su hastío
y a esa misma hora en la bolita del mundo
un travestí hace el amor a la soledad
ciudad con sus náufragos de las 6:00 a.m.
frente al parque independencia
atrapados en su destino de transeúntes
ciudad
horizonte de luna llena más allá de la alborada
ladrido de perros azules
refugio de los niños que huelen cemento
y de los ancianos que beben triculí
todas las noches
entre la Caracas y la Ravelo
el parque Enriquillo los acoge en su agonía
la ciudad
temblor y congoja
vida y muerte en la zona norte
mientras que en Capotillo
en la calle 6
los jóvenes se sublevan
y en la Albert Thomas con Ovando
un manifestante es asesinado
de sus heridas emerge la primavera
bandera azules ondea el viento
la multitud atrincherada detrás de sus voces
retrocede
y se dispersa en las habitaciones del medio día
en el asfalto una flor tiñe de rojo la esperanza
a esa misma hora en el parque Colón
un fantasma desnudo baila ga ga
con la reina Isabel la Católica de España
la ciudad
por sus calles de lágrimas
un niño limpiabotas no vuelve a su casa
se quedó dormido en un rincón de la vida
su cuerpecito de azabache tierno
reposa tranquilo en manos de la eternidad
ciudad
heroína de todas sus guerras
que amamantó en su pecho a todos sus héroes
y enterró en la primavera a todos sus muertos
ciudad de espanto y fantasmas
en la calle el Conde
Nicolás de Ovando se jacta de su sadismo
a esa misma hora en Cuba
Hatuey es quemado en la hoguera
pero en Santo Domingo
Enriquillo y Sebastián Lemba
reivindican sus razas
pero por Dios no digan a nadie
que Francis Drake defecó en la catedral
y uso como papel desechable
la partida de nacimiento de Cristóbal Colón
por eso es que nadie sabe con certeza
el origen perverso de tan intrépido navegante
y no olviden que la ciudad no es más
que un espejismo de neón líquido en la oscuridad

LAS CENIZAS DE MIS SUENOS

He venido a edificar sobre las cenizas de mis sueños
un monumento a la muerte
a la terrible muerte
a la que tiene mil ojos diseminados en el viento
la que me vigila desde mis adentros
la que se alimenta desde mi silencio
la que se muta en mis sentimientos
la que se prostituye con el tiempo
la humanamente inhumana muerte
la que seduce y no da tregua

OJOS DE SAL

Aureola de sangre
ojos de sal derritiéndose en la noche
lengua mineral y salobre
víscera de animal feroz
dientes de vampiro sediento
corazón de hombre cruel
manos asesinas
aliento pestilente
boca de palabras endemoniadas
pies de cíclope derribado
brazos de Sansón ciego
muchedumbre acorralada y temerosa
es la humanidad

TIERNO CORAZON

Lluvia del sal sobre la primavera
rayo carnívoro que muerde
el corazón tierno de las nubes
anfibios sollozos perforando la noche
piedra de sacrificio
iluminada por la sangre de un sol ciego
virgen descorazonada
por los demonios de sus deseos
ángeles mutilados por el pecado
ojos que miran desde la ausencia de la muerte
hombres consumidos en su ego
niños heridos en su inocencia por la guerra
y más allá de la ira y el odio
una bandera blanca ondea en mi corazón

POR EL SENDERO

Es media noche
iluminan el sendero
los pasos sonámbulos
de una luna enamorada del sol

DOS ANGELES

De tu mirada dos ángeles heridos
de distancia se escapan
y en tu rostro
dos ventanas de ternura
se abren a la serena infinitud del amor

DETRÁS DEL CRISTAL

En las noches
petrificado tras el cristal de mis recuerdos
tu cuerpo desnudo danza en la penumbra del tiempo

ALBORADA

La distancia
cristal roto por el tiempo
espejo de donde se escapan los colores
con los que las manos mágicas del tiempo
pintan de fantasía la alborada

LA RUEDA DEL TIEMPO

Bajo la sombra del árbol de mi voz
dos ángeles juegan con la rueda del tiempo
enredada en la nada
la luna forcejea con el horizonte
intenta zafarse de las manos del viento
que contra un espejo azul la esclaviza
y la doblega en todo su ímpetu
mariposa enamorada del sol
congelada en el limbo redondo de la eternidad

LOS GRILLOS

Perfil sonoro de la noche
los grillos

PAJAROS DE OTOÑO

Pájaros de otoño arrastran en su vuelo
los residuos minerales de un sol
que se crispa en la distancia y se aleja
dejando en las manos vegetales del viento
el resplandor mineral de la noche


QUIERO QUE ME RECUERDES

Quiero amor que me recuerdes
este septiembre azul de luto
en que nuestros muertos
permanecen recientes
en el tiempo de flores
de esta primavera muerta
intacta bajo las ruinas
de la historia
que bajo las cenizas aún tibias
guardan petrificado el olor
a sangre de la pólvora
quiero amor que me recuerdes
precisamente esta tarde
en que después de la lluvia
por las calles húmedas y frías
ondean las banderas fúnebres
por los que se han ido
por los que ya no volverán
esta tarde en que después de la lluvia
amordazamos nuestra ira
y todo nuestro rencor
se reduce al silencio de unas lágrimas
secretas y breves
que surgen de nuestros pechos
hechas un grito desgarrador y sordo
que estremece los cimientos de la multitud
envuelta en su gris melancolía de lluvias
y nostalgias
que perfora el alma de cenizas
de las golondrinas de plata
que todas las tardes
sueñan con ser estrellas
de las noches cálidas
de un verano incierto
quiero que me recuerdes
hoy más que nunca
oh amor
en que para siempre
me he quedado solo
perdido entre las brumas
de esta tarde abismal
por cuya oquedad
la multitud se escapa
del tiempo que oxida sus sueños
que la dispersa
que la arrincona contra la nada
la multitud que aun clama y grita
por los que se han ido
por los que ya no volverán
y sus gritos de siempre
se pierden entre la brizna
de la noche eterna
de un tiempo amargo
donde el terror
redujo nuestra existencia
a la clandestinidad del exilio y la muerte

Dedicado a todos los mártires
de Septiembre

DE LA NOCHE AL OLVIDO

Mis padres vienen eternamente del rocío
su lento caminar por el camino real
es ya nostalgia
sus voces el tiempo
las fue apagando en los conucos
la lluvia se llevó todo lo hermoso
más allá de la primavera
la ciudad ahogó sus sueños
y en el espejo
ese esqueleto que fosforece se parece tanto a mí
que tengo miedo de mirar hacia atrás
y ver agonizar en los cubícalos del hambre
a ese niño que en su mirada lleva mi nombre
y en su frente tatuada una luna de sal
detrás de la alambrada
un lirio de sangre ilumina la noche
y por el camino real
mis padres siguen su lento caminar
de la nostalgia al olvido

EXILIO II
Hoy añoro mi patria
desde la distancia más honda
que habita en mis recuerdos
mi patria herida
por el frío cristal del odio
herida por la humanamente
inhumana muerte
que persigue y aniquila
a los que levantan en sus manos
la bandera multicolor
de la esperanza
la muerte enseñoreada
en su incansable maldad
la que sin tregua traspasa el tiempo
hasta el último aliento de la vida
la muerte regocijada
en su trono púrpura
escupiendo azufre
sobre el fervoroso sueño
de la multitud
la muerte
la incansable muerte
la que se esconde
detrás del estridente destello
de la metralla
la que danza alegre
al compás fúnebre de la sangre
la muerte
la infinita muerte
omnipotente y omnipresente
la que aniquila y destierra
la muerte
la fatídica muerte
la verdadera muerte
hoy añoro mi patria
desde la distancia más honda
de esta ciudad en la que habito
en México o Praga
en París o Costa Rica
en Argentina o Chile
las calles serán siempre
igualmente solas y tristes

Dedicado a Roque Dalton

TESTAMENTO DE DOLOR

Los días se dejaron vencer
por los duendes de la lluvia
iluminan el ambiente los restos podridos
de las mariposas de abril
mayo como un galipote
perdido en el bosque llora
la muerte danza con la miseria
y en el bohío
los niños moribundos
de doña Isabel
escriben con sangre
en los papiros de la memoria
su testamento de dolor
a la humanidad

ENTRE EL AMOR Y LA NOSTALGIA

Nacimos entre las flores y las estrellas
entre el amor y una inmensa nostalgia
donde nuestra alegría no fue más que una utopía
un ritual amargo de tamboras
que hacían crecer nuestras raíces
en noches de cánticos fúnebres
hasta otros amaneceres
donde la realidad no era más que un sendero
en donde nos encontrábamos
con nuestra soledad profética
en la que quedábamos atrapados por siempre
pedidos en un mundo mágico
de fantasmas y duendes
que nos persiguen más allá del tiempo
y yo que he sobrevivido a la muerte
soy el único que escribe con su voz
en las paredes del tiempo
un testamento al olvido




LA TIA AGUSTINA

La tía Agustina todavía permanece
recostada en la ventana del tiempo
mirando hacia el sur
hacia donde el mar Caribe
se alarga hacia lo infinito de su imaginación
salpicando sus ojos de nubes fugaces
y remotos pájaros marinos
petrificados en ámbar celular de su mirada antigua
que todas las tardes se derrite en la distancia
chorreando el horizonte
de fosforescentes mariposas
que vuelan sin pausa tratando de alcanzar el sol
que navega en un espectral océano de colores
hacia ninguna parte

SEÑALES DE HUMO

Era la abuela mamá Tita
la que hilvanaba con los hilos del alma las noches
la que todas las tardes se sentaba a orillas del camino real
a mirar el horizonte
intentando encontrar entre las rosas del crepúsculo
señales de humo que los pieles rojas
habitantes de más allá del mar
envían al azar
en las que dicen que ellos todavía luchan
por recuperar las tierras sagradas
que el hombre blanco hace tiempo les quitó
que no descansarán hasta recuperar las colinas negras
donde reposan los espíritus de los guerreros
que lucharon contra los caras pálidas
cuya crueldad recién estrenaba con ellos el horror

VERTIGO DE NOSTALGIA

Hermano
hace tiempo que partiste
en el carrusel de la inocencia
hacia el inefable laberinto de la nada
te fuiste
a poblar de ángeles la ausencia
pero el llanto irrevocable
aún humedece los recuerdos
y en la memoria
la llovizna pertinaz de entonces
se mezcla con el humo de los fogones
donde la esperanza se consume
fúnebres banderas ondean
en las manos del viento
vértigo de nostalgia
huracán de cenizas
que viste la noche de luto
dagas clavadas en la garganta
ay mis dedos siguen cavando fosas
donde no cabe la angustia
adiós
pero deja hermano mío
deja
que mis lágrimas
aten tu recuerdo a mi corazón
no te quedes callado
rompe tu silencio de abismo sideral
abre los ojos
abrázame con la mirada perenne
de la vida
y si te vas
si te vas llévame contigo
no me dejes
llévame contigo
dolor
llanto
lágrimas
ya no te encontraré
amasando con tus manos recién nacidas
la luz del crepúsculo
ay tu cuerpo horizontal y pálido
tu cuerpo de cristal quebrado
por un haz de luz carnívoro
tus ojos
helados promontorios de estrellas
en la cúspide del universo
tus manos dormidas entre mis manos
tus manos de témpanos morados
tus manos
tu risa
tu risa
tu risa enorme como el viento
cantan los árboles tu nombre
en donde podré esconderme
que la soledad no me atrape

A Guaroita Acevedo
Mi hermano


NACI FRENTE AL MAR

Nací frente al mar
en una ciudad ilusoria
atestada de fantasmas
que corren y danzan alegres
por calles anegadas
de algas, peces y corales
que florecen todo el año
Iluminando los rincones
de las casas invisibles
donde habitan las sirenas
que atraen con su canto
a viejos marineros
con sueños de piratas
que navegan perdidos
por lugares remotos
donde el olor estancado
de lunas florecidas
deja un rastro lumínico
de pétalos dormidos
sobre los mares
del tiempo perdido
donde peces gigantescos
y monstruos marinos
devoran los barcos
con la tripulación adentro
esa ruta de naufragio
lleva a lejanos puertos
de babilónicas ciudades
donde hermosas sirenas
disfrazadas de doncellas
reciben a los viajeros
con guirnaldas de estrellas
música de ángeles
banquetes faraónicos
y amplios salones
decorados sin prisa
donde marineros decrépitos
y hermosas sirenas
disfrazadas de doncellas
bailan sin descanso
música triste de otros tiempos

RUISEÑOR DE LUZ

Pequeño ángel distraído junto al sendero
descalzo sobre la tierra mojada
semidesnudo en medio de la luz cenagosa
de la tarde
amasando con tus manos el barro fosforescente
de la alborada
me miras y sonríes
y de tus manos se escapa un ruiseñor de luz
que atraviesa los salones en penumbra de la sangre
y se posa en el árbol más alto de la memoria
desde donde alumbra con su trino
el lugar donde habitas desde entonces
Miguel

A Miguel Ángel Acevedo


EL AROMA DE TU SOMBRA

Hoy nos llega tu recuerdo
vestido de diamantes y rocío
ya no hay estrellas en tus ojos
ni la luna brilla en tu voz
sólo nos queda tu ausencia
el aroma de tu sombra en cada rincón de la casa
el pley donde se forjaron todas tus ilusiones
los guantes
las pelotas
el bate
los niños que te veneran y te nombran
el sonido de tus pasos que vienen y van
por las calles que cargaron por siempre
todos tus sueños
tu afán
tu cotidiano afán
tu lucha permanente
tu sed de justicia
toda tu ternura se resume
en el irrevocable amor por tu madre
en esos tres lirios que sembraste
en el huerto de la vida
y al final
sólo nos queda tu recuerdo
la grandeza de tu obra
que aplasta la voz agorera de los inicuos
que archivaron en su vientre la maldad
hijos perversos de la mediocridad
que el día de tu muerte
jubilosos alzaron sus copas
y brindaron
ellos tienen nombres y apellidos
y el fétido olor de los traidores
a pesar de su ira
tu creces todos los días
en las tiernas sonrisas de los niños
tu humanidad se multiplica
entre los dedos alfareros del viento
que nos trae tu nombre en su voz
Ay Miguel
como nos duele tu ausencia
como sangra este enero en la piel


A Miguel Ángel Acevedo


EL MAR

Del mar lejano e inalcanzable
sólo tuvimos referencias absurdas
que según la leyenda dejaron a los abuelos hace siglos
extraños viajeros azules como el color líquido del mar
que pasaron presurosos por nuestras tierras
huyendo nuca supimos de quien ni de que
dejando todo el camino un rastro indefinido y húmedo
que salpicaba de rocío las mañanitas amarillas del otoño
cuyo encanto de luna nueva
todavía nos endulza el alma de una rara sensación
que nunca pesar del tiempo hemos podido explicarnos
aun cuando todavía sentimos la necesidad
de hablar con alguien de ella
de buscar evidencias
de querer compartir ese raro sentimiento con los demás
de seguir el rastro que dejaron esos viajeros en nuestros corazones
que marca la ruta más lejana hacia la fantasía
donde ellos no son más que un espejismo
que tuvieron los abuelos
que se murieron anhelando ver el mar
sin saber que lo tenían tan cerca
que si querían con el alma lo podían tocar

FUEGO INTERIOR


A veces te huelo dentro de mí
te presiento a mi lado
trepando por las paredes de mis sueños
y sigo tu rastro a través del invierno
voy marcando mis huellas sobre la nieve del olvido
para que el viento gélido del olvido
no apague el fuego que arde en nuestro interior
a veces te imagino en las antiguas terrazas
del templo Kyomizu
mirando los cerezos que florecen
en las manos del viento
o disfrazada de geisha navegando a la deriva
entre la multitud que naufraga
tras los cristales de las tiendas
que en la exclusiva zona de Ginza fosforecen
como lunas extraviadas en el fondo del mar
o simplemente parada
en la estación del tren hacia Tokio
Kobe me parece desde aquí
una ciudad fantástica
con luces y estrellas que en las noches
se agrupan en tus ojos
como veleros que navegan
hacia los puertos babilónicos de la fantasía
donde tú permaneces frente al mar
acurrucada en mi pecho
como una niña recién nacida


LA CIUDAD DE EDO

Te imagino
navegando a la deriva
entre la nebulosa marea de la antigua
ciudad de Edo
salpicada por las voces de los noctámbulos
transeúntes del barrio Roppongi
luminosos fantasmas que danzan sin fin
alrededor de las ultimas hogueras
que iluminan el verano
en noviembre
en lo más alto del monte Fuji el sol se crispa
y envejece
y te imagino
bajo las sombras congeladas
de los rascacielos de la parte alta de Tokio
diluyéndote a través de las tibias vidrieras
de las tiendas
o mirando a través de los recuerdos
sentada en un café en Shibuya
o simplemente contemplando
a través de la ventana
de tu apartamento en Osaka
como las sombras de la noche aletean
en la distancia y mueren
abril es un cerezo que florece en mi voz
cuando te nombro
es la hora del té
las calles de Asakusha
se perfuman con los colores rojo amarillo
de las Geishas que se eternizan
en el ambarino reflejo del neón
y más allá de la pena
el sol se revuelca en sus cenizas
y resplandece en tu ojos
mientras por el sendero de bambú
el musgo y el olvido crecen
en el estanque
una flor de loto ilumina la noche

OCEANO PURPURA

Los días finales da abril
se fueron navegando en un océano púrpura
hasta naufragar en el supremo instante de la muerte



SOL DE VERANO

Atardece
el sol del verano se desnuda y danza
seduce a las sombras y huye
por la ciudad perdida en la memoria del tiempo
un niño con hambre se aleja

BRUMAS DE INSOMNIO

Brumas de insomnio
sobre los campos verdes
gotas de rocío

EL SOL BOSTEZA

El sol bosteza
amenaza con llover
un arco iris


FLOR DE LOTO

En el estanque
ilumina la noche
una flor de loto

UN COLOBRI

todas las tardes
un colibrí reaparece
de dónde viene

SOL TAN DISTANTE

Sol tan distante
brisa de primavera
flores de abril

VA TRAS LA TARDE

Prisionero de la brisa
un caballito del diablo
va tras la tarde

EN EL VACIO

Duele en la ausencia
la mirada del tiempo
en el vacío envejece


LUNA CRECIENTE

Manchas de pecas
en el rostro de la noche
una sonrisa

COLOR DEL OTOÑO

La noche es un árbol que florece en el mar
sus ramas repentinamente concéntricas
humedecen con sus sombras
todos los confines del universo
sus hojas
pájaros color del otoño
picotean las paredes de la ciudad
que la quimera forró
de fosforescentes mariposas

EL TEMPLO DE JADE

Alados peces persiguen barcos remotos
calamares azules
manta rayas luminosas
ballenas suicidas
delfines de colores
tiburones perdidos en un banco de coral
un océano de sueños
ofrezco a la mujer que tiene su trono
en el templo de jade

NOCHE POSTUMA

Tronco de árbol perezoso
que crece en el bosque de la nostalgia
raíz de agua luminosa
enredaderas de sombras
noche póstuma
hoguera celestial
enluta la primavera
la sangre de la luna herida por los siglos

FLOTA LA LUZ

Flota la luz sobre la tenue oscuridad del amanecer
cantan los gallos
aúllan los perros
se disipan las sombras
despierta el día
sonríe el sol
los pájaros salen de sus nidos y bostezan
en el arado
los hombres reivindican la vida

MUDA DE SANGRE

Tan parecido a mí
un niño llora en mi conciencia
sus lágrimas
cuchillos de sal hieren mi voz
mudas de sangre
mis palabras pululan por la ciudad
iluminan de esperanza
los escondrijos de la muerte

HOGUERAS DE SANGRE

Largos caminos de viento y de sal
naos repletas de voces
que se ahogan en la noche
rastro infinito de cadáveres en el mar
raíces sembradas en el viento
miradas aplastadas
bajo los escombros rojizos de la tarde
huellas congeladas en la memoria
hogueras de sangre iluminan en el cielo
pasos que se pierden en un siglo
de luces y sombras
trapiches olvidados junto al sendero
de un trópico lejano
tamboras
maracas
danza
sudor
rotas las cadenas
no puede el látigo
huérfano de toda humanidad
acallar el canto
que brota del cañaveral.








DE ÁFRICA

De África a los trapiches
de los trapiches a los manieles
de los manieles a la aurora
venturoso es el camino
que lleva negro a la gloria




ÁFRICA

I
África
te llevamos dentro de nosotros
donde corres impetuosa
como un río que infla
nuestras venas de orgullo

II
lates en nuestros corazones
como un tambor
que enciende nuestra sangre
de ritmo y pasión

III
África
tan lejos y tan cerca
como el horizonte
de una primavera tropical

IV
oscura y dulce como el azúcar crema

V
liviana y simple como una mariposa

VI
alegre y tierna como una doncella
enamorada por primera vez

VII
África
aquí en nosotros
tú vives en América



TROPICO DE FUEGO

Trópico de fuego
cañaveral de sangre
ingenios oxidados por el dolor
senderos perdidos en la memoria
hombres tendidos al sol
con el alma encadenada
a los sueños
y más allá de la angustia púrpura
del látigo en la espalda
la libertad es un canto


TRIBUTO DE SANGRE

El silencio rinde su tributo de sangre a mi voz
a mi voz
a mi voz Caribeña
a mi voz antillana y mulata
a mi voz infatigable de tamborero
a mi voz de ingenio
donde los hombres salpicados de caña y azúcar
se levantan con los primeros fulgores a dejar en un canto
la vida en el cañaveral
a mi voz repartida en el viento
grito de guerra que reivindica en las noches
bajo las palmeras en una danza su origen
su origen perdido entre las olas y el salitre del tiempo
su origen de cadenas
y espanto exilio de muerte
rastros de agua y sal
en la memoria una multitud de cadáveres azorados
se amotinan
y de cada latigazo en la espalda del negro
nace este canto
nace esta danza
nace mi voz






SEBASTIÁN LEMBA

Ven aquí negra mía
y deja que la luna
de seda y ternura
te vista la piel
vamos
que en los manieles
repican las tamboras
anuncian que Sebastián Lemba
las cadenas rompió
y los negros en América
libres ya son




PIEDRA DE SACRIFICIO

Esta herida que tengo en el costado izquierdo
de la memoria
no deja de sangrar mariposas amarillas
en mi voz
mi voz que llegó de África a este continente
desnuda y con grilletes
en una carabela que iba vomitando cadáveres
por los mares sin retornos del tiempo perdido
dejando en los salones memorables de la noche
un cementerio de muertos innombrables
que permanecen intactos en las urnas funerarias
del viento
esta herida que tengo en el costado izquierdo
de la memoria
no deja de sangrar mariposas amarillas
en mi voz
en mi voz de tambor ancestral
que ilumina con su canto
los azules rincones del agua
eco luminoso
manantial de luz que brota
de las heridas del tiempo
piedra de sacrificio
raíz de árbol sagrado
hoja petrificada tras el ambarino cristal
del otoño
cuchillo de sal que hiere la eternidad
canto de guerra
alarido de muerte
mi voz
llanto de sirena en un océano envenenado
de cadáveres fosforescentes
lluvia de caracoles dormidos en el alma
ala de guaraguao
nido de aves fantásticas
sonido de selva tropical
mi voz de cañaveral y trapiche
de guarapo y melaza
de algodón ensangrentado de sudor
y espanto
mi voz
por el sendero que une a los dos continentes
un sonido de cadenas rotas ilumina la historia



TU HISTORIA

Es la tambora
la única que sabe tu historia
no es el látigo
que en tu espalda
levanta surtidores de sangre
en tu piel
no es el sol que derrite
tus sueños
ni es el amo
ay negro
es la tambora
la que en cada sonido
cuenta tu historia




EL LATIGO

Del látigo al salario
tu historia
siempre ha sido la misma
negro
la vida por nada
en el trabajo dejas



NEGRO

Negro
no olvides que vienes de África
que tu jornada es la gloria
que con tu sangre en América
también se escribe la historia




NEGRA


I

Negra
ven a los brazos del negro
que la noche es breve

II

Ven
que el amo duerme

III

Ven
que el amor te libera





LA REINA

Negra
que habitas en el ritmo
de los atabales
que gritan tu procedencia
cuando en las noches
bajo las ceibas florecidas
de estrellas
las manos sudorosas de los hombres
despedazan a ritmo
los cueros de las tamboras
para que tú
coronada de ilusiones
seas la reina del batey





UN SENDERO DE SANGRE

Ay negro
cuando quisiste ser libre
nadie pudo detenerte
por un sendero de sangre
tus huellas van tras
la alborada



TROPICO Y SANGRE

Sol de trópico y sangre
noche de luna y danza
bajo el sol del medio día
un negro suda y canta


ESTRUENDO DE ARCABUCES

Estruendo de arcabuces
perforan las paredes del tiempo
Anochece
el mar salpica de cadáveres
los azules rincones de la distancia
arde la noche
en la memoria
pasos desnudos huyen
y un galope desenfrenado de caballos
acorrala en la oscuridad
los gritos y las voces de los guerreros
que con su sangre iluminan el camino
de la esperanza
piedra de dolor
inerte la carne
mudas las tamboras
una hilera de hombres y mujeres vencidos
miran azorados a sus verdugos
y al compás de la muerte
el látigo y las cadenas danzan
amanece
por un océano de sangre
una embarcación se aleja



DOMINGO ACEVEDO

Archivo del blog