Espejismo de luna llena

Espejismo de luna llena
.Fotos tomadas de la red.

lunes, abril 30, 2012

No he podido desatar el nudo de lágrimas.


No he podido desatar el nudo de lágrimas.

No he podido desatar el nudo de lágrimas que me ata al dolor de la humanidad, toda mi vida la he vivido prisionero de de mis sueños, de lo que no me arrepiento pero me ha dolido tanto esta vida que me ha tocado vivir, que en algunos momentos me he preguntado, si realmente vivo o muero, pero frente al espejo de mi soledad, aunque ni yo mismo a veces me reconozca, se que en el fondo soy el hombre que vive y muere por lo que cree y eso tiene el valor de todas las cosas.

Domingo Acevedo 

ESTE 20 DE MAYO VOTAS BIEN, VOTAS POR TI, POR TU FUTURO, POR EL PAÍS.


Tse, tse, oye, escúchame, si ellos  el PRSC, EL PRD Y EL PLD y sus partidos satélites te han gobernado toda la vida y tu sigues siendo más pobre y ellos más ricos, porque volver a votar por ellos y no votar por algo diferente, por un cambio, pero un cambio de verdad

Este 20 de mayo no votes por uno menos malo, que en el fondo puede ser peor. Este 20 de mayo votas por ti, por tu país, por el futuro, votas  por un cambio, votas por el Frente o por Guillermo Moreno.

No más violaciones a los derechos humanos.


No más violaciones a los derechos humanos.


Las sociedades supuestamente civilizadas no  pueden permitir bajo ninguna circunstancias las violaciones frecuentes y permanentes a los derechos  individuales de las personas por parte de los organismos  encargados de mantener el orden y hacer cumplir las leyes, tampoco se puede permitir las ejecuciones sumarias en aras de combatir la delincuencia y el crimen.

Hacer cumplir las leyes debe hacerse bajo las normativas establecidas en cada país y esto supone el  respeto a los derechos individuales de las personas comunes  y sobre todo el respeto a la vida, teniendo en cuenta que todo individuo es inocente hasta que un tribunal no demuestre lo contrario.

Esto no es una defensa a la delincuencia que se les ha salido de las manos a las autoridades, esto es una defensa a la vida, al derecho que tiene toda persona a un juicio oral y contradictorio, porque quienes mueren a diario acribillados en las calles de los barrios de la Republica Dominicana, son los delincuentes de los barrios pobres, los delincuentes hijos de papi y mami, los delincuentes de cuello blanco, los funcionarios que se roban el dinero que pertenece al pueblo, a esos nadie los toca ni con el pétalo de una rosa y no estoy mencionando al señor Félix Bautista, no, claro que no, lo que quiero decir es que este gobierno rompió todos los parámetros de la corrupción y no quiero tampoco excluir al PRD, porque sus funcionarios cuando les ha tocado gobernar han sido tan ladrones como estos y sin embargo andan por ahí dándose la buena vida con el dinero que se han robado y son todos unos señores intocables.

Lo que queremos son acciones más concretas para combatir la corrupción estatal, la delincuencia común, el narcotráfico y el sicariato, acciones que van desde una inversión eficiente en educación (4%) salud, empleos, pasando por la disolución de la Policía Nacional, por su complicidad con la delincuencia y el narcotráfico. No queremos más jóvenes asesinado en las calles por la policía, queremos más jóvenes con oportunidades  de vivir dignamente, queremos un futuro más esperanzador para los muchachos que en los barrios pobres viven acorralados por la delincuencia, la  policía, el narcotráfico y la falta de oportunidades.

Si al respeto de la vida, no más abusos policiales, no más ejecuciones sumarias.

Domingo Acevedo.

domingo, abril 29, 2012

Desde Que Te Quiero - Jose Luis Perales

sábado, abril 28, 2012

NIÑA DOMINICOHAITIANA.



miércoles, abril 25, 2012

28 DE ABRIL ANTIIMPERIALISTA.

28 DE ABRIL ANTIIMPERIALISTA.

El sábado 28 de abril a las nueve de la mañana nos juntaremos en el parquecito donde se separan la Bolívar y la José Contreras para marchar desde ahí hacia la embajada Norte Americana en protesta por la intervención de ese país contra el nuestro el 28 de abril del 1965 y contra la invasión  Irak y Afganistán.

Esperamos contar con tu asistencia revolucionaria invita Proyecto Unitario de las Izquierdas revolucionarias.

PRIMERO DE MAYO ANTICAPITALISTA.


PRIMERO DE MAYO ANTICAPITALISTA.

El martes primero de mayo a las cinco de la tarde, el Proyecto Unitario de las Izquierdas Revolucionarias, de la Republica Dominicana, te invitamos al acto político cultural, que realizaremos en la plaza Mauricio Báez de la avenida San Martín con Leopoldo Navarro.

Esperamos contar con tu asistencia revolucionaria

martes, abril 24, 2012

Pablo Neruda Versainas a Santo Domingo

VERSAINOGRAMA A SANTO DOMINGO POR PABLO NERUDA


Perdonen si les digo unas locuras
En esta dulce tarde de febrero
Y si se va mi corazón cantando
Hacia Santo Domingo, compañeros.
Vamos a recordar lo que ha pasado allí
Desde que Don Cristóbal, el marinero
Puso los pies y descubrió la isla
Que mejor no la hubiese descubierto
Porque ha sufrido tanto desde entonces
Que parece que el diablo y no Jesús
Se entendió con Colón en ese aspecto

Esos conquistadores españoles
Que llegaron desde España, por supuesto
Buscando oro y lo buscaron tanto
Como si les sirviese de alimento

Enarbolando a Cristo con su cruz
Los garrotazos fueron argumentos tan poderosos
Que los indios vivos se convirtieron pronto
En dominicanos muertos

Aunque hace siglos de esta historia amarga
Por amarga y por vieja se las cuento
Porque las cosas no se aclaran nunca
Con el olvido ni con el silencio.

Y hay tanta inquietud sin comentario
En la América hirsuta que me dieron
Que si hasta los poetas nos callamos
No hablan los otros porque tienen miedo.

Ya se sabe en un día declaramos
La independencia azul de nuestros pueblos.
Una por una, América Latina
Se desgranó como un racimo negro
De nacionalidades diminutas
Con mucha flecha y con poco dinero.

Andamos con orgullo y sin zapatos
Y nos creemos todos caballeros.
Cuando tuvimos pantalones largos
Co escogimos pésimos gobiernos:
(rivalizamos mucho en este asunto,
Santo Domingo se sacó los premios).

En esta variedad un tanto triste
Tuvieron a Trujillo sempiterno
Que gracias a un balazo se enfermó
Después de cuarenta años de gobierno.

Podríamos decir de este Trujillo
(a juzgar por las cosas que sabemos)
Que fue el hombre más malo de este mundo
Si no existiera Jhonson, por supuesto.
Sabremos quien ha sido más malvado
Cuando los dos estén en el infierno.
Cuando murió Trujillo respiró
Aquella patria de tormentos
Y en una escalofrío de esperanzas
Subió la luna sobre el sufrimiento.
Corre por los caminos la noticia:
Santo Domingo sale del infierno
Por fin elige un presidente puro:
Juan Bosch que regresa del destierro
Pero no les conviene un hombre honrado
Ni a los gorilas ni a los usureros.

Decretaron un golpe en Nueva York:
Le echan abajo con cualquier pretexto.
Lo destierran con su constitución,
Instalan a cualquier sepulturero
En el tronco del mando y del castigo.

Y los verdugos vuelven a sus puestos
"La democracia representativa ha sido
restaurada en este pueblo"
Dijo El Mercurio en su "editorial"
Escrito en la Embajada que sabemos.

Pero esta vez las cosas no marcharon,
Y de modo interesado aunque severo
A norteamericanos y gorilas
Le salieron los tornillos en el queso,
Y con voz de fusibles en la calle
Salió a cantar el corazón del pueblo.
Santo Domingo con su pueblo armado
Sonó la inspiración de los violentos:
Tomó ciudades, campos y en el puente,
Con el pecho desnudo y descubierto,
Aplastó tanques, desafió cañones.

Y corría impetuoso como el viento
Hacia la libertad y la victoria
Cuando el texano Jhonson, el funesto
Con la sangre de muchos en las manos,
Hizo desembarcar los marineros.

Cuarenta y cinco mil hijos de perra,
Bajaron con sus armas y sus cuentos,
Con ametralladoras y cuchillos
Con objetivos claros y concretos:
"Poner en libertad a los ladrones,
Y a los demás hay que meterlos presos".

Y allí están disparando cada día
Contra dominicanos indefensos
Como en Vietnam el asesino es fuerte,
Pero a la larga vencerán los pueblos.

La moraleja de este cuento amargo
Se las voy a decir en un momento
(no se lo vayan a contar a nadie:
Soy pacifista por fuera y por dentro)

Ahí va:
Me gusta en Nueva York el yanqui vivo
Y sus lindas muchachas, por supuesto,
Pero en Santo Domingo y en Vietnam
Prefiero norteamericanos muertos.

Este poema fue escrito por Neruda en honor a los Dominicanos a raíz de la ocupación norteamericana del 1965.

Este marte 24 de abril.

Este marte 24 de abril, recordamos con enorme patriotismo, la guerra de abril del 1965, en donde el pueblo dominicano dio una muestra de heroísmo en defensa de la constitucionalidad, donde militares y civiles unidos defendieron con sus vidas la democracia perdida, su ejemplo vive hoy en mi, patria o muerte, el camino es la lucha, se que a pesar de todo el pueblo dominicano vencerá.

miércoles, abril 18, 2012

El rey Juan Carlos, debe pedir perdon por cazar elefantes.

Sr. Mariano Rajoy Brey
Complejo de la Moncloa
Avda. Puerta de Hierro, s/n.
28071 Madrid. (España).

Estimado Sr. Presidente, Estimadas Autoridades,

Con horror he sabido a través de los medios de comunicación, que Don Juan Carlos, Rey de España se dedica a la caza de elefantes y otros animales salvajes en Botswana y que practica la caza desde hace más de 50 años.

Por otra parte, estoy enormemente preocupado por la situación de los elefantes en todo el mundo, especie no sólo amenazada de extinción, sino también por el horror del comercio ilegal de marfil.

Según la Asociación Nacional de Defensa de los Animales ANDA, España es el país donde la venta online de marfil resulta más lucrativa superando más de la mitad de los productos ofrecidos por internet los 2.000 euros.

Paradójicamente, en los últimos años España ha votado de manera a favor de reducir el nivel de protección del elefante en las conferencias de la Convención Internacional de Comercio de Especies CITES.

Quien por acción mata un elefante o por omisión no lo protege, no demuestra ningún compromiso ni sensibilidad. Dejen a los elefantes vivir en paz y de modo acorde a su naturaleza. De otro modo los miembros de la manada que sobreviven, lo hacen condenados a un futuro incierto sin la guía de sus mayores, de quienes aprenden tanto las pautas de comportamiento como a encontrar las rutas por las que desplazarse en busca de comida y agua.

Por estos motivos, le exijo que se comprometa con la protección de los elefantes, cambiando su posición ante la CITES, e intercediendo para que el Rey -presidente de honor de una organización ambiental- desista de su sangrienta y muy poco ética afición para multimillonarios.

El Rey y el gobierno español deben tener un comportamiento ejemplar que respete a los elefantes: Detengan las inútiles cacerías, y prohíban tajantemente el comercio de marfil.

Atentamente,
No a la presa. Domingo Acevedo
Brigada Cimarrona Sebastian lemba.
Calle 16 42
DO - Santo Domingo

LAS GUERRAS.

Las guerras son el producto de ese afán que tiene el hombre en su egoísmo, y los países poderosos, de conquistar y doblegar a los más débiles.

Domingo Acevedo

lunes, abril 16, 2012

Después de haber vivido.

Después de todos estos años de haber vivido esta vida sin vivirla, sólo me queda la enorme tristeza del fracaso.

domingo, abril 15, 2012

JUAN BALLENILLA, MI BISABUELO, UNA CALLE DE MANGANAGUA LLEVA SU NOMBRE.

JUAN BALLENILLA, MI BISABUELO, UNA CALLE DE MANGANAGUA LLEVA SU NOMBRE.


Ayer pasé por una calle una calle de Manguana y me sorprendió ver que una de sus calles lleva el nombre de Juan Ballenilla, el nombre me resultó familiar y pregunté a la tía Amantina y me dijo que ese señor fue mi bisabuelo, el padre de la abuela Mamá tita (Juana Emilia Acevedo) habitantes auténticos de la Esperilla, Manganagua, Herrera y el Palmar, a quienes la modernidad y el abuso de poder del presidente Joaquín Balaguer (1966-1978) les quitó las tierras condenándonos a vivir marginados, lejos unos de otros, en otras tierras extrañas y ajenas.

Me alegró mucho que por lo menos alguien que no conozco se dignara a recordar a un insigne representante de nuestra familia, quien en esa época lejana, en Manganagua, fue segundo alcalde y tiempo después fungió por muchos años como primer alcalde. La tía Amantina dice que fue un gran hombre que nunca hizo daño a nadie y que gustaba de hacer el bien a los demás, por eso hoy una calle de Manganagua lleva su nombre, loor a Juan de la Cruz Ballenilla, mi bisabuelo.

Domingo Acevedo.

sábado, abril 14, 2012

LAGRIMA DEL OCASO

LAGRIMA DEL OCASO

Soy memoria de la nada
lágrima del ocaso
gemido secreto del mar
soy del horizonte la mano que te aleja
soy del viento el canto que se queda
soy de la noche la herida que no cierra
soy de la humanidad la sangre que no cesa

AHÍ VA UN FUNERAL

La luz lleva sobre sus hombros un ataúd
llora el cielo
una hilera de madres petrificadas junto al camino
se tapan el rostro con las manos
herida de ausencia la brisa congeló en su vientre
el vuelo mineral de los sisontes
sonámbulos los árboles dicen adiós a nadie
en la distancia
los Ángeles danzan con las sombras
y un galopar incesante de trompetas
ilumina las habitaciones efímeras
que el tiempo deja en el aire al pasar

EL MAIZ

Collar vegetal de perlas amarillas
sobre el vestido verde
rizos de sol

SOBRE EL RIO

Mariposas color del viento
sobre el río la luna

ALBORADA DE HUMO

Escupitajo de silencio
alborada de humo esfumándose
detrás de los espejos distantes de la nada
luna devorada por los cocodrilos amarillos
del pantano nocturno
luz herida por la luz
anacahuita perenne
tamboras congeladas
en los sonidos azules del agua
lluvia de sal
volcán que eructa polvo
azufre
fuego
sobre la ciudadela de cristal de mis fantasmas
y desnuda una virgen permanece sentada
en el trono de ámbar de mi soledad

CRISTAL DE AGUA

Cristal de agua
la luz se ha roto
un arco iris

HACE TIEMPO

Parece que aquí
todos murieron hace tiempo
solo queda un gran árbol
de cadáveres suspendidos en el aire

ES QUE DE PRONTO

Es que de pronto la sangre
absurda
irreverente
inoportuna
iluminó con su temblor repentino
al día renovado en el odio





ESPEJO DE AGUA

Lluvia de peces dorados en la memoria
mariposas que el viento deshoja
en los día grises
de un mes tardío como noviembre
ancianos pescadores frente al mar del olvido
espejo de agua donde una luna moribunda habita
niños tatuados de horizonte
sobre su conciencia cargan la luz
la pesada luz
la luz de la alborada
y sobre un caballo de cristal
una princesa de jade galopa




LAS SOMBRAS DEL INSOMNIO

Salen de mi corazón
y se alejan hacia las brumas del insomnio
por donde se esfuman
dejando una aureola de sangre
en las manos del viento
sus pasos concéntricos
vienen de los oscuros laberintos
de un mundo que los ignora
y los arrincona contra las noches
salitreras del mar caribe
por donde deambulan sonámbulos
escondiéndose en su propia miseria
bosteza el mar
parpadea el viento
languidece el sol
cantan los grillos
dueños de las noches y el dolor
con su tos y su hambre
sin mantas ni cobija
todas las noches
junto al mar se abrazan a la muerte


Ciudad de papel II

Ya es de noche
por la avenida Duarte
una oleada humana se escurre
entre los cristales de las tiendas y la fantasía del neón
en el parque Enriquillo agónicos bebedores de triculí
comparten su morada con los palomitos del malecón
que huelen cemento
atracadores y policías se confunden entre las sombras
y las luces de la zona colonial
esperan a que sus victimas
atraviesen los límites de la inocencia
para atraparlos entre las redes de la locura y el miedo
en Villa Juana y la Ciénaga
vendedores de crac y marihuana
ofertan sus productos al mejor postor
son las 3:00 A.M.
los jevitos de la Lincoln ebrios de cocaína y velocidad
se masturban a nombre de la madre
de la sociedad que los parió
y en la París con José Martí
viejas prostitutas de algodón
hacen el amor a la soledad
a esa misma hora en la calle el Conde
frente a la catedral primada de América
un mendigo defeca en la conciencia de todos nosotros
desde la calle Isabel la Católica
un fantasma lo observa
y se aleja llorando
es la ciudad
en el semáforo de la Sarasota con Jiménez Moya
mendigos Haitianos se suicidan con sus cuchillos de miseria
y en la zona norte
precisamente en Capotillo
último reducto de la esperanza
la policía reprime a la población
que protesta contra el FMI
y Joselito muere asesinado
mientras que en Boca Chica
una turista Alemana se da un baño de sol y playa
el sueño de Hitler es ya historia
a su lado
un negro criollo duerme tranquilo







CIUDAD DE PAPEL

Ciudad que todos los días mira atónita al mar Caribe
que la fecunda de salitre
embrujo de luna llena bajo estatuas de bronce y cal
acantilado anfibio que muerde el horizonte
ciudad de papel roída por la lluvia
ciudad enclavada en un cateto de azúcar y sal
ciudad antigua y ambigua
ombligo de la noche
equidistante del sol y las estrellas
ciudad recién nacida en su heroísmo
en un golfo de flechas y sangre
cuidad de asombros y mendigos
de niños podridos por la tuberculosis
y la modernidad
ciudad de prostitutas que a las 11:30 p.m.
en la Duarte con París se desvanecen en su hastío
y a esa misma hora en la bolita del mundo
un travesti hace el amor a la soledad
ciudad con sus náufragos de las 6:00 a.m.
frente al parque independencia
atrapados en su destino de transeúntes
ciudad
horizonte de luna llena más allá de la alborada
ladrido de perros azules
refugio de los niños que huelen cemento
y de los ancianos que beben berrón
todas las noches
entre la Caracas y la Ravelo
el parque Enriquillo los acoge en su agonía
la ciudad
temblor y congoja
vida y muerte en la zona norte
mientras que en Capotillo
en la calle 6
los jóvenes se sublevan
y en la Albert Thomas con Ovando
un manifestante es acribillado
y detrás de las puertas del tiempo
mi voz no deja de sangrar
en la mirada ausente del viento
a esa misma hora en el parque Colón
un fantasma desnudo baila ga ga
con la reina Isabel la Católica de España
la ciudad
por sus calles de lágrimas
un niño limpiabotas no vuelve a su casa
se quedó dormido en un rincón de la vida
su cuerpecito de azabache tierno
reposa tranquilo en manos de la eternidad
la ciudad
heroína de todas sus guerras
que amamantó en su pecho a todos sus héroes
y enterró en la primavera a todos sus muertos
ciudad de espanto y fantasmas
en la calle el Conde
Nicolás de Ovando se jacta de su sadismo
y a esa misma hora en Cuba
Hatuey es quemado en la hoguera
pero en Santo Domingo
Enriquillo y Sebastián Lemba
reivindican sus razas
pero por dios no digan a nadie
que Francis Drake defecó en la catedral
y usó como papel desechable
la partida de nacimiento de Cristóbal Colón
por eso es que nadie sabe con certeza
el origen perverso de tan intrépido navegante
y no olviden que la ciudad no es más
que un espejismo de neón líquido
que se desparrama en la oscuridad





LAS CENIZAS DE MIS SUENOS

He venido a edificar sobre las cenizas de mis sueños
un monumento a la muerte
a la terrible muerte
a la que tiene mil ojos diseminado en el viento
la que me vigila desde mis adentros
la que se alimenta desde mi silencio
la que se muta en mis sentimientos
la que se prostituye con el tiempo
la humanamente inhumana muerte
la que seduce y no da tregua


OLA DE SAL

El tiempo se ha roto con tu ausencia
dejando un rastro de eternidad en mi voz
a veces la sensación de tu partida
levanta en mis ojos una ola de sal
que destruye las habitaciones del olvido
y todas las noches
la luz
va dejando espejos de luna
en las paredes de la alborada
donde los niños
con los dedos tiznados de ternura
escriben tu nombre
Miguel

A Miguel Ángel Acevedo



CANTO A LA ETERNIDAD

El día llegó agotado de pelear contra el tiempo
Y se dejo caer sobre la tierra
recostó su cabeza sobre las altas montañas
Y sin prisa se durmió
Despertó
cuando la tarde besó su frente con ternura
y se alejó cantando hacia la eternidad


ASPAS DE SOMBRAS

Abatida por la metralla
la noche se eterniza en la mirada
ausente de la muerte
campanarios heridos por el silencio oxidado
del invierno
carne desnuda en su púrpura inocencia
temblor y congoja en la selva
grito desolado
flores incineradas
aspas de sombras
llora la sangre en alas de la eternidad
voz quebrada de quijote
muerte que da vida a la vida
vida que no termina con la muerte
cadáveres sonámbulos girando
alrededor de la alborada
y más allá de los sueños
la esperanza aún retoña
en el acrisolado destello del rocío

A Raúl Reyes


MADE IN ISRAEL

un misil que debió estallar en Gaza
a travesó mi corazón
y se estrelló en el lado oscuro de mi memoria
donde un niño Palestino
jugaba con la luz de la alborada
cada pedacito de su cuerpo destrozado
salpica de sangre
la conciencia de un mundo
que indiferente ve pasar su funeral





NUDO DE LAGRIMAS

Ya nadie podrá desatar el nudo de lágrimas
que me ata a tu recuerdo
aquí estoy
perdido entre los oscuros espacios que dejan los sueños
en los resquicios de la nada
goteras de sal caen sobre las sábanas blancas del insomnio
y de luto se han ido vistiendo todos los árboles del camino
que lleva hasta mi casa
desnuda y triste la quimera danza en mi memoria hasta morir
pájaros de sombras anidan en los sonidos oxidados de mi voz
y hace siglos que los ojos de la ausencia lloran mi vida
sobre las grandes capitales del mundo
el humo de las chimeneas bosteza su veneno
es la luz
un espejo donde el horizonte se mira y envejece
y en las íntimas habitaciones del agua
una sirena llora desconsolada su eternidad
y desde la ventana principal de la alborada
alguien que no conozco me dice adiós







RUGE LA LUZ

Tumulto de colores
la tarde se inunda de primavera
oleaje de mariposas amarillas
estrellándose contra imaginarios acantilados
en tu mirada el viento clarea el horizonte
con un olor a flores fosificado en el tiempo
en lo infinito el sol parece una moneda perdida
ágata que se rompe en la mirada de un ángel
ruge la luz
al compás de los tambores del silencio
la noche hace su llegada triunfal


VESTIDA DE AZUL I

Así vestida toda de azul me acompañas en mis sueños,
viajas conmigo por los senderos del amor,
tan feliz que te desnuda y danza para mi bajo la luna
luego sudorosa y jadeante
corres hacia mis brazos
y en la soledad del tiempo
bajo las estrellas
arropados por las sombras de la noche
hacemos el amor


VESTIDA DE AZUL II


Busco tu rostro que la noche dibuja
en los pergaminos de la ausencia
la ciudad a esta hora empieza a desfallecer
herida por las luces y la soledad
en una esquina bajo la sombra de un farol
una prostituta hace el amor a la nostalgia
ebrios transeúntes suben la escalinatas
de los sueños
y antes del amanecer
ante mis ojos sin ningún rubor
se suicidan
la ciudad
por sus calles de asombro te busco
entre los fantasma de la zona colonial
y te imagino vestida de azul
en los balcones de la alborada
diciéndome adiós para siempre




UN DIA DE OTOÑO

Nací junto al resplandor azul naranja de los sueños
en brazos de la quimera
cuando el sonido ancestral de los tambores
atrapaba a los hombres y las mujeres de la aldea
en la telaraña de la utopía y la nostalgia
nací herido por un rayo de eternidad
en la inefable soledad de las estrellas y el rocío
bajo los escombros del olvido
lejos del mar y la primavera
en el preámbulo de las mariposas
un día de otoño
cuando los soles eclipsados noviembre
emergían despacio de las aguas cenagosas del amanecer





EL ABISMO DE LOS SUEÑOS

De niño nunca imaginé la redondez de la tierra
la sospechaba plana
pensaba que el mundo
era tan sólo todo lo que mis ojos alcanzaban a ver
por eso en mis viajes hacia los conucos de mi padre
siempre tuve el cuidado
de no alejarme mucho de la realidad
para no caer en el abismo de los sueños


HURACAN

Entre junio y Noviembre
Los vientos que vienen del atlántico
Se abalanzan con furia
Sobre todas las islas del mar caribe
Dejando sobre las ciudades destruidas
Sus huellas de sangre y dolor


ANGEL DE TERNURA

Ese ángel de ternura que en tus ojos tiembla
busca en los pergaminos del tiempo
el tibio resplandor de las primeras tardes de abril



PIEDRA RESPLANDECIENTE

En medio de la noche
la muerte se riza el pelo
sentada sobre una piedra resplandeciente
se mira en el espejo del universo
en su infinita soledad nadie la consuela
ni siquiera el tiempo seca sus lagrimas
sólo la mira y sigue su rumbo hacia la eternidad



NO QUIERO

No quiero habitar en tus sueños
como un fantasma que se desnuda
antes tus ojos y se masturba
quiero
tan sólo quiero
quiero ser lo que siempre he sido
un fugitivo que huye de sí mismo
y que termina escondiéndose
en los inhóspitos parajes de tu memoria


AMANECE

Amanece
el sol deshoja la noche en la distancia
que agoniza a la puerta de un cementerio de luces
el trino sombrío de unos pájaros de luto
iluminan el ambiente
un largo camino de sangre viene de la eternidad
es aquí donde termina
donde el sol libera al rocío de la esclavitud de la noche


JUNCOS AZULES


Ríos coagulados en las mejillas del viento
lámparas heridas por el sol
prostitutas dormidas en las efímeras
habitaciones del viento
pupilas rotas por el dolor
juncos azules bajo la lluvia helada de otoño
horizonte de mariposas amarillas
en las tardes fúnebres de invierno
sentado en la mesa del hambre
un niño

MANOS INVISIBES
I
Manos invisibles van taponando las heridas del horizonte
por donde se derrama la sangre luminosa de un cíclope herido
II
La tarde lentamente va sepultando en un cementerio de sombras
los últimos residuos del sol
III
En el preámbulo de la noche un niño llora


CEMENTERIO DE LUZ

El sol en la distancia deshoja la noche
que agoniza a la puerta de un cementerio de luces
el trino de unos pájaros de luto
ilumina de sombras la mañana
un largo camino de sangre viene de la eternidad
es aquí donde termina
donde el sol libera de la esclavitud de la noche
al rocío


Pupilas rotas por el dolor

Ríos coagulados en las mejillas del tiempo
lámparas heridas por las sombras
prostitutas dormidas en las efímeras
habitaciones del viento
pupilas rotas por el dolor
juncos azules bajo la lluvia helada del otoño
horizonte de mariposas amarillas
en las tardes fúnebres del invierno
sentado en la mesa del hambre
un niño


LA VIEJA BELEN

Este domingo de tristes soles escondiéndose
bajo las piedras amarillas del camino
la lluvia trajo en su vientre
el olor sombrío del musgo que crece entre las grietas
de mis palabras
bosque de almácigos y ceibas
anacahuita de cristal
galope de pájaros fosforescentes en la noche
aviadores imposibles haciendo piruetas
en un cielo crispado de ángeles
y por entre la espinas y las luces
de enero
Isabel
la mamá de Antonio
encarna a la vieja Belén



LOS DUENDES DEL ROCIO

Se esconderán todas las estrellas
despertarán los duendes invisibles del rocío
y asaltarán el día
que con su repentino temblor de luces y sombras
recibe al sol
y lo acompaña hasta el horizonte
donde la tarde entrega su trono a la noche
y en un aserradero de humo
incansables leñadores Intentan en vano
cercenar el corazón alegre de las flores






RACIMO DE LUZ

esa es mi voz
eco lejano de tamboras ahogándose
en la mirada ausente de la eternidad
madreselva que se enreda en la brisa
árbol nocturno de sonidos
barco de humo derritiéndose en la alborada
luna de papel hundiéndose en el mar
densa atmósfera de clorofila
caballo de azúcar cabalgando
sobre la arena luminosa del verano
estampa de sangre en las paredes del futuro
mi voz
eco de lágrimas salpicando las ciudades
heridas por la guerra
aroma desolado
campanas de agua
racimo de luz en el pozo de la muerte
grito de guerra
canto de amor
esa es mi voz



SIN MAS PREAMBULO

No quiero morirme perdido entre las luces
de esta ciudad que tanto amo
prefiero en un cementerio baldío
arrancarme los ojos
y tirárselos a los lobos
y luego caminar por las calles dando tumbos
ebrio de soledad
borracho de tristeza
y al llegar a la puerta de la eternidad
sin más preámbulo que una lágrima
suicidarme





LLUVIA HORINZONTAL

Ya el verano empezó a vestir las tardes de otoño
En la distancia los colores danzan con las sombras
y huyen
impetuoso el viento galopa sobre la nada
paraíso invisible de alegres prostitutas
que danzan desnudas por las calles de asombro
de un mundo pervertido bajo el amarillo resplandor
del ocaso
lluvia horizontal de peces congelados en el tiempo
mariposas mordidas por las sombras
la ciudad duerme
puñales de hielo acechan en la noche
aúllan los perros
el otoño esta cerca



INCERTIDUMBRE

No podrán estos barrotes
ni las solitarias
ni las torturas
doblegar mi rebeldía
en mi pecho ondea la bandera roja
de la libertad
pan
fusil
Redención
cada golpe de muerte
cada latigazo
cada balde de agua fría
en mi cuerpo desnudo
deja en el verdugo la incertidumbre
si con mi muerte
el sol no volverá a salir



CASCADA DE SUEÑOS


Cascada de sueños
arco iris de amor
días completos de lluvia
breves días de sol
en tus ojos hacen retoñar la primavera
caballos de gloria cabalgan en tu memoria hacia la eternidad
en tus palabras la rabia y el olvido pelean hasta morir
y es la rebeldía
la que desde la puerta de una lágrimas dice adiós a la quimera
y en tu sonrisa quijotes de plata van sembrando de luz
los páramos distantes de la esperanza
en tu mirada un ángel de ternura amasa el barro estridente de la vida
y es tu corazón un jardín donde la luna florece mariposas

Dedicado a Sharon

PUPILAS ROTAS

Ríos coagulados en las mejillas del tiempo
lámparas heridas por las sombras
prostitutas dormidas en las efímeras
habitaciones del viento
pupilas rotas por el dolor
juncos azules bajo la lluvia helada del otoño
horizonte de mariposas amarillas
en las tardes fúnebres del invierno
sentado en la mesa del hambre
un niño



RAYO DE ETERNIDAD

Nací junto al fuego azul naranja de los sueños
en brazos de la quimera
cuando el sonido ancestral de los tambores
atrapaba a los hombres y la mujeres de la aldea
en la telaraña de la utopía y la nostalgia
nací herido por un rayo de eternidad
en la inefable soledad de las estrellas y el rocío
bajo los escombros del olvido
lejos del mar y la primavera
en el preámbulo de las mariposas
un día de otoño
cuando los soles eclipsados de noviembre
emergían de las aguas cenagosas del amanecer

SIRENAS DE SAL

Malecón de eternidad que el mármol salobre de las olas oxida
mar perdido en el horizonte nebuloso de la historia
puertos abandonados en lo angares del olvido
barcos hundidos en un archipiélago de sangre
sirenas de sal
piratas tuertos del corazón
fantasmas devorados por el tiempo
látigo de azúcar en la espalda mutilada del futuro
murallas de arena
ciudad atrapada entre las luces y la nostalgia
siluetas aprisionada en los oscuros laberintos de las noches
y más allá de los sueños tres puertas siempre abiertas


HIJOS POSTUMOS DEL ROCIO

Mis padres
hijos póstumos del rocío
crecieron bajo el sombrío reflejo
del relámpago y la lluvia
cuando el trueno iluminaba de misterios
los ignotos rincones de los recuerdos
que se perdieron entre la sangre y las flores
de una primavera truncada por el peso
de las cadenas y los arcabuces
allá
muy lejos en la memoria
una embarcación encalla entre los arrecifes
de los sueños
y bajo el resplandor de una luna de cal
nostálgicas tamboras atan mi vida
a la nostalgia
es aquí donde mis padres
un hombre
y una mujer
ignorados leñadores
perdidos en el confín del monte
diseñaron este traje de carne y hueso
que he llevado puesto por tanto tiempo

A mis padres Sergio Bautista
y Cosuelo Acevedo




ANGEL DE TERNURA

Ese ángel de ternura que en tus ojos tiembla
busca en los pergaminos del tiempo
el tibio resplandor de las primeras tardes de abril







EVIDENCIA

Más allá del bohío
el olor vegetal de los hornos
evidencia que el hambre ronda
los días

PAJAROS DE ORO

Esta tarde de invierno
pájaros de oro Petrificados en el viento
migran hacia los oscuros rincones del agua


LA QUIMERA

La quimera
herida por un rayo de eternidad
agoniza en brazos de un ángel

EL SOL

El sol
con sus dedos perfumados de clorofila y rocío
golpea las puertas en penumbra del amanecer



ANGEL DE TERNURA

Ese ángel de ternura que en tus ojos tiembla
busca en los pergaminos del tiempo
el tibio resplandor de las primeras tardes de abril



PECES LUMINOSOS

Un río de peces luminosos inundó la ciudad
sepultada bajos los escombros del invierno


SU NOMBRE ES EL OLVIDO

En un cementerio su nombre es el olvido
es el hambre que se parece tanto a ese niño
que toda las noches deambula sin rumbo
por todas las ciudades del mundo

EVIDENCIA

Más allá del bohío
el olor vegetal de los hornos
evidencia que el hambre ronda los días



DESPEDIDA

De los ojos del viento
caen lágrimas sobre el horizonte
y por el camino azul infinito de la tarde
un ángel con las alas rotas Se aleja

EL AROMA DE TU VOZ

el aroma de tu voz trepa por las paredes del viento
hasta la cúpula mas alta de mis tímpanos



ESA LUNA

Amo esa luna que en tus ojos
No deja de cantar a la noche



QUETZAL DE CRISTAL

Roto por el tiempo
bajo el sol de la tarde
un quetzal

ES LA MUERTE

Un caballo alado
que en mis pupilas
huye de la lluvia
es la muerte



LA BANDERA DEL ODIO

Ellos izaron en sus corazones la bandera del odio
con sus cuchillos hirieron la conciencia
del mundo
desde entonces cada gota de sangre en mis manos
es un niño que agoniza


VENDAVAL DE SANGRE

Por el camino hueco que todas las tardes
deja la brisa en el horizonte
un vendaval de sangre sepultó
en el útero de la noche la luz

PERROS ALADOS

Una jauría de perros invisibles
protegen el templo donde mi voz
desnuda como una virgen
habita

DETRÁS DE LA NOCHE

Detrás de la noche
un ojo ancestral
llora el dolor del mundo

EXCEPTO MI VOZ

Las llamas en el fuego envejecen
son cenizas disecadas en el viento
blanco perfil del humo
esqueleto dormido al filo del silencio
todo lo consume el fuego
todo
excepto mi voz

ESPEJO DE LA MUERTE

La luz cristalizada en una lágrima
Apuñaló la carne
bronca la sangre al tocar la tierra
se levanta es sí misma
parpada frente al espejo de la muerte
se ruboriza
y luego regocijada y sin prisa
se aleja

LUNA DE OCTUBRE

Luna de octubre en las noches de febrero
con sus cuchillos de sal
apuñalan los fantasmas la noche
sangre en las manos del viento
pájaros de sombra
picotean los ojos vidriosos del tiempo
sí el tiempo llora
en sus lágrimas se ahoga la eternidad

CASI

En el horizonte
casi ave
casi luna
el viento


LOS GRILLOS

Perfil sonoro de la noche
los grillos

LUNA CRECIENTE

Manchas de pecas
en el rostro de la noche
una sonrisa

EN EL VACIO

Duele en la ausencia
la mirada del tiempo
en el vacío envejece

HAIKU

Brumas de insomnio
sobre los campos verdes
gotas de rocío

BAJO LOS ECOMBROS DE MI SOLEDAD

Mi sueños quedaron sepultados
bajo los escombros de mi soledad

PAJAROS DE OTOÑO

Pájaros de otoño arrastran en su vuelo
los residuos minerales del sol
que se crispa en la distancia y se aleja
dejando en las manos vegetales del viento
el resplandor oscuro de la noche


TIERNO CORAZON

Lluvia del sal sobre la primavera
rayo carnívoro que muerde
el corazón tierno de las nubes
anfibios sollozos perforando la noche
piedra de sacrificio
iluminada por la sangre de un sol ciego
virgen descorazonada
por los demonios de sus deseos
ángeles mutilados por el pecado
ojos que miran desde la ausencia de la muerte
hombres consumidos en su ego
niños heridos en su inocencia por la guerra
y más allá de la ira y el odio
una bandera blanca ondea en mi corazón


OJOS DE SAL

Aureola de sangre
ojos de sal derritiéndose en la noche
lengua mineral y salobre
víscera de animal feroz
dientes de vampiro sediento
corazón de hombre cruel
manos asesinas
aliento pestilente
boca de palabras endemoniadas
pies de cíclope derribado
brazos de Sansón ciego
muchedumbre acorralada y temerosa
es la humanidad


ROJO AMARILLO

Te imagino
navegando a la deriva
entre la nebulosa marea de la antigua
ciudad de Edo
salpicada por las voces de los noctámbulos
transeúntes del barrio Roppongi
luminosos fantasmas que danzan sin fin
alrededor de las ultimas hogueras
que iluminan el verano
en noviembre
en lo más alto del monte Fuji el sol se crispa
y envejece
y te imagino
bajo las sombras congeladas
de los rascacielos de la parte alta de Tokio
diluyéndote a través de las tibias vidrieras
de las tiendas
o mirando a través de los recuerdos
sentada en un café en Shibuya
o simplemente contemplando a través
de la ventana de tu apartamento
en Osaka
como las sombras de la noche aletean
en la distancia y mueren
abril es un cerezo que florece en mi voz
cuando te nombro
es la hora del té
las calles de Asakusha
se perfuman con los colores rojo amarillo
de las Geishas que se eternizan
en el ambarino reflejo del neón
y más allá de la pena
el sol se revuelca en sus cenizas
y resplandece en tu ojos
mientras por el sendero de bambú
el musgo y el olvido crecen
en el estanque
una flor de loto ilumina la noche

Océano púrpura

Los días finales da abril
se fueron navegando en un océano púrpura
hasta naufragar en el supremo instante de la muerte



SOL DE VERANO

Atardece
el sol del verano se denuda y danza
seduce a las sombras y huye
por la ciudad perdida en la memoria
del tiempo
un niño con hambre se aleja

HAIKU

Brumas de insomnio
sobre los campos verdes
gotas de rocío


El sol bosteza
amenaza con llover
un arco iris


En el estanque
ilumina la noche
una flor de loto


todas las tardes
un colibrí reaparece
de dónde viene


Sol tan distante
brisa de primavera
flores de abril

Prisionero de la brisa
un caballito del diablo
va tras la tarde

EN EL VACIO

Duele en la ausencia
la mirada del tiempo
en el vacío envejece


LUNA CRECIENTE

Manchas de pecas
en el rostro de la noche
una sonrisa



COLOR DEL OTOÑO

La noche es un árbol que florece en el mar
sus ramas repentinamente concéntricas
humedecen con sus sombras
todos los confines del universo
sus hojas
pájaros color del otoño
picotean las paredes de la ciudad
que la quimera forró
de fosforescentes mariposas

EL TEMPLO DE JADE

Alados peces persiguen barcos remotos
calamares azules
manta rayas luminosas
ballenas suicidas
delfines de colores
tiburones perdidos en un banco de coral
un océano de sueños
ofrezco a la mujer que tiene su trono
en el templo de jade

NOCHE POSTUMA

Tronco de árbol perezoso
que crece en el bosque de la nostalgia
raíz de agua luminosa
enredaderas de sombras
noche póstuma
hoguera celestial
enluta la primavera
la sangre de la luna herida por los siglos

FLOTA LA LUZ

Flota la luz sobre la tenue oscuridad de la alborada
cantan los gallos
aúllan los perros
se disipan las sombras
despierta el día
sonríe el sol
los pájaros salen de sus nidos y bostezan
en el arado
los hombres reivindican la vida

MUDA DE SANGRE

Tan parecido a mí
un niño llora en mi conciencia
sus lágrimas
cuchillos de sal hieren mi voz
mudas de sangre
mis palabras pululan por la ciudad
iluminan de esperanza
los escondrijos de la muerte

EN EL ESPEJO DE LA VIDA

Ese niño
que en el espejo de la vida
llora su eternidad de hambre y miseria
tiene estampado en su mirada
mi nombre







Haikus

Espejo de oro
El sol tras las montañas
Amanece.
2
Voces lejanas
Olor a café tostado
Cantan los grillos.
3
Luna de papel
Noches de tercio pelo
Un perro ladra.
4
Luz y salitre
el mar suspira
la ciudad fosforece.
5
Viento del norte
canto de primavera
cayena en flor
6
Cristal molido
perlas tan, tan distantes
frías estrellas
7
Triste la tarde
un camino en sombras
un niño corre
8
El mar caribe
viejas ruinas de papel
calles de sombras
9
Junto al Ozama
una ciudad resplandece
santo Domingo
10
Un transeúnte
por la ciudad perdida
pasos sin rumbos
11
Teje la lluvia
con sus hilos de plata
la primavera
12
Llega la noche
en el río prisioneras
las mariposas
13
Luna de cristal
arrebol de la noche
suspira el sol
14
Está nevando
tiritan las estrellas
es el invierno
15
Luz amarilla
deslumbran la mañana
los girasoles
16
Aura marina
sobre el mar Caribe
sendero de luz
17
Largos caminos
En la noche perdido
Un peregrino
18
Es primavera
Mariposas amarillas
Canta el viento
19
Ya es invierno
con su vestido blanco
danza la noche
20
Luna de papel
sobre las noches del sur
un farol brilla




LA PRIMERA LUNA DEL INVIERNO

Atardece, en la punta más distante del horizonte, el sol como un náufrago solitario, se hunde despacio en un océano de mariposas multicolores que revolotean alrededor de la nada. Las sombras como pájaros fúnebres van cayendo sobre la tierra, que ciñe sobre su cintura su vestido de luto y por las avenidas de las grandes capitales del mundo, las luces montadas sobre el caballo azul del viento persiguen a las sombras que se esconden entre las agrietadas paredes del tiempo, dos ventanas en mi rostro se abren al universo, en ellas un complejo organigrama de estrellas giran alrededor de la primera luna del invierno.







LA INSIGNIFICANTE

Quiero dejar testimonio de la insignificante grandeza de nuestras vidas. Decir que sobre la primavera que con sus manos fecundas hicieron florecer nuestros abuelos, construyeron una gran ciudad.

De esa tierra que en mi corazón es un canto no queda nada, sólo recuerdos, recuerdos edificados sobre las cenizas de nuestra nostalgia, recuerdos tan enraizados en mis palabras que en mi voz anidan los pájaros fabulosos de mis sueños que más allá de la polvorienta geografía de mi cuerpo iluminan los cubículos del olvido, en donde la civilización enterró toda nuestra alegría.

En nuestra forma simple de ver la vida no advertimos que el mundo de más allá de la alborada ambicionaba nuestras tierras, que la modernidad avanzaba inexorable hacia nosotros triturando entre sus fauces todo lo que encontraba a su paso, que por el camino real a menos de una hora de distancia a pie, la ciudad resplandecía en todo su esplendor, sus avenidas románticas con sus ventanales que todas las tardes daban al mar, las luces que herían el corazón de las sombras con sus cuchillos color del oro viejo, sus pomposos edificios preñados de sueños, sus mujeres de algodón que vestían sus corazones con las luces primeras del alba para no morir de pena atrapadas por la soledad, sus escuálidos hombres vestidos con los colores más estridendentes del arco iris, sus ruidosos automóviles ebrios de distancia y sobre todo sus noches bulliciosas, con sus casinos, donde el azar y la ambición atrapaban a los hombres en sus tentáculos imposibles, sus cines de melancolía de la Duarte y la Mella, donde la quimera llevaba a los espectadores en un viaje sin retorno por lo túneles infinitos de la fantasía, el mar Caribe con sus barcos fantasmas esfumándose en el horizonte, las vidrieras de las tiendas que atrapaban nuestros sueños en el bucólico encanto de querer tener y no poder y mirábamos hacia dentro de nosotros mismos y terminábamos parados frente al espejo de la vida harapientos y descalzos en un mundo ajeno y extraño, como extraño éramos nosotros en ese mundo y de nuevo volvíamos a nuestras tierras en donde la vida transcurría sin más prisa que ir a los conucos, andar por los montes maroteando alguna fruta de lástima, arrear vacas hacia las distantes regiones del rocío , cazar pajaritos endebles para mitigar el hambre de toda la vida y en las noches alrededor de la hoguera los abuelos en una danza nos hablaban de sus hazañas remotas, de su largo viaje sin retorno hasta llegar aquí, de la crueldad del látigo en sus espaldas, de cuando lucharon contra el hombre blanco por su libertad, de sus anhelos por volver al África y de sus raíces enterradas en estas tierras que abonaron con sudor y sangre , tierra, en que a pesar de todo, siempre serán extraños.

Al final de la jornada sin más luces que la de la luna y las estrellas nos alejábamos por los caminos que los grillos iluminaban con su canto, gritando a viva voz la alegría de compartir en una danza la vida, al llegar al hogar con la piel pegajosa de oscuridad dar un beso a mis padres, pedir su bendición y acostarme en mi hamaca, hasta que el sol de un nuevo siglo nos traiga la esperanza que perdimos en el duro batallar contra la modernidad.







DETRÁS DEL ESPEJO

Detrás del espejo duerme un fantasma
en sus ojos la luz pelea contra las sombras
por eso es que la habitación se ilumina de mariposas
que traspasan las paredes de la noche
hasta diluirse en la distancia
que va de los sueños al amanecer

viernes, abril 13, 2012

Nuestras autoridades están cambiando oro por espejitos

La maldición de don Alfredo

es tener oro en su tierra



-Las autoridades están cambiando oro por espejitos

y presentando como un gran logro lo que es una vergüenza nacional



-Ojalá que el pais entero no termine como la finca de don Alfredo



Vianco Martínez



Le rompieron su casa por diecisiete partes, le destruyeron los alambres de la finca y le robaron la tranquilidad de su reino. Pero lo peor de todo fue que despedazaron su mundo, que era el mundo de sus viejas certidumbres, y lo llenaron de dudas y preguntas que nadie ha podido responder sin tener que recurrir a una colección de mentiras baratas y artificios.

Él se llama Alfredo Zacarías y tiene 81 años. Es campesino de pura cepa y vive –si a eso aún se le puede llamar vida- en Los Martínez, una pequeña comunidad de Maimón, provincia Monseñor Nouel, dedicada a la agricultura, y que una vez fue apacible.

La maldición de don Alfredo, su mayor desgracia y su más pesada cruz, ha sido que en su tierra encontraran oro. Desde que eso ocurrió su vida y la de su familia cambió para mal. Y ahora sus días son una simple sucesión de angustias inenarrables y sufrimientos sin fin.

La Corporación Minera Dominicana (CORMIDOM), mejor conocida como Cerro de Maimón, inició sus operaciones de extracción el 19 de noviembre de 2008, bajo una concesión del gobierno dominicano que le entregó el control de las aguas, de las piedras, de las lluvias, de los árboles, de los caminos, de los montes, de los atardeceres, de las mañanas, de las plantaciones, de las noches, y con ello le entregó el destino de la gente.

Don Alfredo llegó al lugar hace más de cincuenta años. Entonces, no había mundo ni había nada. La luz del sol no entraba, y era tan espeso el breñal que las estrellas se quedaban afuera. Con su aliento, hizo el mundo y lo llenó de luz. Donde se posaron sus manos, crecieron los surcos.

Al poco tiempo, esas tierras, que antes eran una impenetrable montería, se convirtieron en el reino de don Alfredo, un reino limpio y productivo, lleno de plantaciones de cacao y de productos menores, donde nacieron sus hijos y donde hoy crecen sus nietos.

El día en que la minera inició las exploraciones, ese día se inauguró el Apocalipsis en la comunidad de Los Martínez. Llegó un helicóptero y puso contra la pared la tranquilidad, que era el tesoro del lugar.

La aeronave se pasaba el día –incluyendo los momentos que la gente tiene reservados para descansar- sobrevolando bajito por encima de las casas, poniendo a temblar los tejados, retorciendo los árboles y las plantaciones, y alterando la paz de las rosas.

La gente andaba al garete, y las vacas, los gallos, las guineas, los cerdos, las gallinas, todos los animales de crianza corrían sin sitio ante el ruido ensordecedor de aquel aparato nunca visto sobre las plantaciones y gallineros.

La compañía andaba explorando la zona. Sobrevolaba todo el día de un lugar a otro, espantando hasta las piedras.

Los enojosos vuelos del helicóptero se prolongaron un tiempo y los lugareños tuvieron que convivir con aquel infierno que no escogieron ni deseaban.

Después comenzaron las detonaciones. Donde antes cantaban los pájaros, empezó a sonar la dinamita. Las explosiones son precedidas de tres toques de sirenas con intervalos de pocos minutos. La peor, según don Alfredo, es la del mediodía porque ya no se puede ni comer tranquilo en su propia casa. “Estamos comiendo y, de repente, ¡pumm! una explosión”.

Cuando se produce la detonación, parece que el mundo se está acabando. Además del ruido que se extiende por todos lados, las explosiones dejan una huella imborrable en la comunidad: las casas se estremecen por el impacto, y a algunas, las más cercanas a la zona de la mina, se les han cuarteado las paredes.

Fueron, precisamente, esas detonaciones las que hicieron que la casa de don Alfredo, la misma que fue construyendo poco a poco a golpes de cosecha y que fuera el proyecto de su vida, se cuarteara por diecisiete partes. Entre la pequeña galería que da al camino que viene de Maimón y la última pared de la terraza trasera no ha quedado un solo espacio de la vivienda sin sufrir daños.

La Corporación Minera Dominicana –Cerro de Maimón- es subsidiaria de la compañía canadiense GlobeStar Mining Corporation. Sus operaciones se realizan en la franja comprendida entre las comunidades Los Martínez y Copey, donde según reportes geológicos, hay reservas probadas de mineral de 4.1 toneladas métricas, con una concentración de cobre de 2.9 por ciento, una concentración de zinc de 1.8 por ciento, un contenido de oro de 1 gramo por cada tonelada y un contenido de plata de 35 gramos por cada tonelada de mineral.

El 12 de octubre de 2011, el gerente de exploración de la mina, Sergio Gelchic, afirmó, muy orondo, que “el modelo conceptual de minado contempla el uso de tecnología que garantiza una buena gestión ambiental”. Pero todavía no se completan bien los cuatro años de operación y los ríos ya no sirven para nada. Ya no queda un alma en sus aguas: ni un pez, ni una jaiba. Nada. Ninguna especie ha logrado sobrevivir después de la mina.

Las aguas, visiblemente afectadas por la intervención de la minera, han tomado un grimoso color oscuro y tienen un fuerte olor a gas.

Don Alfredo tenía veinticinco cabezas de ganado Cebú. Algunas reses bebieron agua del río Sin y poco después murieron. Según don Alfredo, se empezaban a tambalear, dejaban de comer y al poco tiempo caían muertas. Cuando las abrieron tenían todo el interior podrido. Otras quedaron visiblemente afectadas y nunca más sirvieron para nada.

Don Alfredo y sus hijos tuvieron que levantar una alambrada en mitad de su propia tierra para que el ganado no siguiera bajando al río a saciar su sed.

Un día, bajo la presión y la protesta de don Alfredo, la misma minera hizo construir un bebedero para que las vacas que aun quedaban en el lugar no tuvieran ningún contacto con las aguas del río.

Los Zacarías tenían un negocio con un dirigente cooperativista de la zona para que sus vacas pastaran en su finca. (“pagar piso” le llaman los ganaderos). Pero al poco tiempo empezaron a enfermar y tres ejemplares abortaron sin explicación. El hombre se llevó su ganado para otro lado y tuvieron que devolverle su dinero. Así terminó la actividad ganadera de don Alfredo.

Las operaciones de Cerro de Maimón comprometen las aguas de Sin y Los Corozos, dos afluentes del Maimón, un gran río que une sus aguas a la más importante arteria fluvial de la región: el Yuna. Y entre todos, hacen la gran ofrenda de sus aguas a la presa de Hatillo, que da vida a todas las comunidades circundantes.

Hubo un tiempo en que esos ríos bañaban las plantaciones y regaban la esperanza de los productores; un tiempo en que sus aguas eran cristalinas y bajaban sin reparo de sus lugares de nacimiento. Hoy son fuentes sin fortuna por cuyas aguas corre el veneno de la ambición.

Además de la tala masiva de todas las especies dentro de “su” jurisdicción, la mina ha puesto en peligro la foresta en las zonas aledañas. Y sólo hay que mirarle el rostro a la arboleda para ver cómo palidece ante las presiones ambientales y para anticipar el futuro que le espera.

Las viejas plantaciones de cacao, que eran el centro de la actividad agrícola de la finca, ya no tienen posibilidad. Y así, donde antes reinaba el dios de los surcos y crecían hermosos los sembradíos, ahora se levanta una yerba mala.

A un costado de la propiedad de don Alfredo hay una pequeña plantación de naranjas babor que eran la sensación del lugar. Después que la mina empezó sus operaciones, los naranjos de don Alfredo lucen fatigados. Algunos se secaron, y los que quedan se empezaron a resentir.

En los alrededores de la mina toda la tierra está desahuciada y condenada a morir. Ya nadie se arriesga a sembrar un árbol. Cuando estas fincas eran la gloria de los tiempos, y la arboleda, escoltada por el viento, aún coqueteaba al sol con su frescura, la vida era otra cosa en estas comarcas.

Una vez, don Alfredo fue un hombre rico. Tuvo plantaciones, crianza de animales. ¡Y tuvo sueños! Hoy es un hombre pobre, o peor, empobrecido. De sus viejas ilusiones lo que quedan son escombros.

Debatiéndose entre el miedo, la impotencia y la necesidad, muchos campesinos se fueron. Dejaron una vida entera sembrada en estas tierras, y al irse se quedaron sin pasado. La compañía puso precio a su mundo y muchos tuvieron que ceder, aceptando precios de vaca muerta.

Pero don Alfredo sigue ahí. Su mundo se está tambaleando, pero él sigue de pie, luchando como un guerrero por el mundo que construyó. Anda solo como una sombra patrullando sus dominios y auditando su fin. Como en los buenos tiempos, su machete siempre va con él.

Sus contendientes lo tienen todo: el dinero, el poder, la alta política y las decisiones. El sólo tiene su vida como motivo, y apenas una mano y una pierna para pelear porque ya perdió la mano izquierda de un machetazo un día en que trabajaba inclinado sobre los surcos, y una artrosis le inutilizó la pierna derecha.

Para hacer las cosas como Dios manda y evitar que los acontecimientos se desbordaran y tomaran un camino indeseado, don Alfredo salió de su casa, muy temprano en la mañana, el 9 de octubre de 2009 con un folder lleno de fotografías y papeles, y fue el Palacio de Justicia de Bonao.

Allí, en la Primera Instancia de la Cámara Civil y Comercial de Bonao, depositó una demanda por daños y perjuicios en contra de Cerro de Maimón. ¡Y vaya usted a ver el caso que le han hecho! Nunca ha sido citado ni por cortesía, nunca cuestionado sobre sus razones, nunca escuchado.

Con tantos funcionarios santificando la minería, con tantos poderes públicos tendiéndole la alfombra y tanta palabrería a su favor, ¡qué juez le va a poner caso a don Alfredo!

La minería es la actividad económica donde las autoridades han mostrado más entreguismo y donde más se han arrodillado ante los intereses extranjeros. Hasta el momento se han otorgado más de 70 permisos de exploración y explotación, y cada día el país se levanta con una nueva y más leonina concesión. Como en los tiempos de la colonia, el gobierno esta cambiando oro por espejitos.

Tanto se ha envilecido la República Dominicana en la entrega de sus recursos no renovables, que Daniel Danis, director de Unigold, otra compañía canadiense autorizada por el gobierno a llevarse cinco millones de onzas de oro de un yacimiento encontrado en la comunidad Los Candelones, de Restauración, aseguró en Toronto, Canadá, el pasado mes de marzo, muerto de la risa:

“La República Dominicana es el mejor país del mundo para explorar oro”.

Cuando la Historia –así con mayúscula- vaya a hablar de esto tiene que empezar por el director general de Minería, ingeniero Octavio López, un hombre que cuando habla no parece un funcionario dominicano llamado a velar por los intereses nacionales y pagado con los dineros del pueblo, sino un empleado de las compañías extranjeras que están depredando el país por los cuatro costados.

Cada vez que se acerca a un micrófono presenta como un gran logro lo que verdaderamente es una vergüenza nacional. Tiene en el cargo lo que Leonel Fernández tiene en la Presidencia, y en esos tres periodos no ha tenido más logro que entregar, en las condiciones más vergonzosas, humillantes y leoninas, el patrimonio minero del país.

Están rompiendo la cordillera Central por el medio, por el mismo lugar donde nacen los ríos, y encima Octavio López lo está celebrando.

Si alguien quiere ver el espectáculo de la derrota humana y constatar cómo ruedan los sueños de un hombre trabajador por el despeñadero de un progreso mal entendido, que vaya a Los Martínez. Ahí está don Alfredo acorralado, peleando solo por sus razones. La luna se mudó de su rostro y a cambio le dejó una tristeza nunca vista. Pero ni el poderío de la minera, ni la vocación de complicidad de las autoridades, ni la indiferencia de los jueces han podido con él.

Ojalá que todo el país no termine un día como la finca de don Alfredo.

jueves, abril 12, 2012

Victor Manuel - Maria Coraje

martes, abril 10, 2012

Niños de la calle

ESTA NIÑEZ

Esta niñez presentida
en este siglo de espumas
y arena
sumergida
en su alegría de algas
y caracoles
con su risa de viento
y salitre
y la mirada
horizontalmente azul
y profunda
esta niñez de piel tibia
como las olas al atardecer
guarda en su alma
toda la dulzura del mar

A mis sobrinos

PIEL DE CENIZAS

He visto
los niños con su piel
de cenizas
diluirse en el viento
de los últimos atardeceres
del otoño remoto y frío
los niños tristes
tristes
como los días
golpeados por la pesada lluvia
de las horas inciertas
del invierno que se aproxima

A mis sobrinos

TENIAN FRIO

sentí llorar los niños al amanecer
tenían frío
sentí llorar a los niños al medio día
tenían hambre
sentí llorar a los niños en la tarde
estaban solos
sentí llorar los niños en la noche
morían de frío
hambre y soledad

NIÑOS

I

Niños hechos de arcilla y ternura
hechos de sonrisas y sueños
hechos de semen y rocío
niños que llenos de ilusiones
vagan perdidos
a través de las horas ensangrentadas
por las luces de un mañana
que no existe
de mis manos
una mancha púrpura
resbala hacia la noche
en que el silencio
amordaza las bocas hambrientas
de los pequeños fugitivos
que se escapan de esta vida
sin entender que la muerte
es un oscuro laberinto
de donde nadie nunca ha regresado
niños que vienen y van
hambrientos
desnudos
descalzos
andrajosos
con la mirada triste
y el corazón resentido
si sobreviven
serán el producto de una sociedad
que trituró su inocencia
y los condenó
a ser esclavos de sus sueños
niños que habitan
los profundos recintos
de los arrecifes del Mar Caribe
palomitos pequeños
prostitutas tiernas
ladronzuelos furtivos
qué será de ustedes
qué será de nosotros
limpia botas breves
pregoneros matinales
de un mundo que retrocede
dando tumbos
vendedores pequeños
que ofertan como mercancía
en los semáforos su dolor
a una sociedad
que en vez de ser receptiva
o por lo menos indiferente
les escupe sus caritas infantiles
y golpean sus caderas
y los maldicen
con su odio feroz
niños que habitan
el inmenso espacio de la miseria
donde el hambre es un demonio
que llena de rencores
sus corazones
y donde el llanto
es un largo camino de asfalto
y la alegría una utopía
de la gran ciudad
donde la violencia desgarra
el breve encanto de las mariposas
umbral marfilino
que revolotean en el umbral marfilino
de sus labios
niños
en una esquina en penumbra
de la gran ciudad
tropecé con ellos
olían cemento
en su inocencia
pretendían volar al cielo
para alcanzar las estrellas
y entre mis brazos
se durmieron trémulos
acurrucados en mi pecho
hambrientos de ternura y amor
balbuceando palabras
que no pude entender
y nunca más despertaron

Este poema está dedicado a todos los niños del mundo, que deambulan sin rumbo por las calles
NIÑOS

II

He visto
los niños harapientos
diluidos bajo la lluvia
y he sentido la lluvia
diluirse en el llanto
eterno del mundo
esquirlas del llanto
hieren mi alma
niños no me miren
que me hieren
mundo no sangres
no ves que me ahogo
en tu llanto

A los niños de San Simón
(Neiba)

NIÑOS

III

He visto con pena
como los niños tristes
escriben con sangre
su historia de hambre
sobre el papel amarillo
de sus tardes amargas
como dibujan con ternura
corazones púrpura en la pizarra
invisible del tiempo
como esconden en una sonrisa
su llanto de siglos
he visto con pena
como los niños tristes
mueren soñando
mientras construyen
con sus huesos inútiles
un canto
he visto con pena
como los niños tristes
buscan amor
en un mundo
donde el odio
es un estandarte
que la sociedad airada
levanta contra ellos

INOCENCIA

Solitarios los niños corren
a través del cristal roto
de la noche
hacia un horizonte de flores azules
pincelado más allá
de las constelaciones del sur
sus huellas se pierden
entre las nubes que flotan
sobre un archipiélago de sueños
a donde van a esconder
en las aguas mansas de un océano
sus sueños


PARA SOÑAR

Miradlos ahí
Pordioseros de la noche
Mendigando un poco de luna
para soñar con la fortuna
que le ha negado el mundo

A los niños de la calle

lunes, abril 09, 2012

FOTOS REVOLUCIONARIAS.





FOTOS REVOLUCIONARIAS.





FOTOS REVOLUCIONARIAS.





FOTOS REVOLUCIONARIAS.





domingo, abril 08, 2012

Soberanía Nacional

Soberanía Nacional
2 ABRIL, 2012


Editorial: Patria • No. 5 • Marzo 2012

No pueden rememorar independencia quienes perciben muerto el inmortal pensamiento independentista legado a la Patria por sus forjadores. Sí quienes estamos obligados a persistir con hechos en que “la Patria será libre de toda potencia extranjera”.

Ese pensamiento no lo pueden repetir, salvo simulación, aquellos que entregan las riquezas naturales a mi-neras foráneas para ser saqueadas. Los que autorizan la explotación mediante condiciones contractuales inmisericordes del suelo patrio a la Barrick Gold y demás compañías extranjeras y quienes además ceden el territorio de nuestra isla Saona a Estados Unidos que ha mancillado tres veces con las botas de sus tropas el suelo patrio. Estos falsos independentistas son aquellos que con esas manos manchadas concurren luego al Altar de la Patria a depositar una ofrenda, de espinas más que floral, a los padres de la Patria.

Por ello, nunca como ahora había sido tan impostergable asumir el compromiso a que nos convocan los forjadores de nuestra nacionalidad, Juan Pablo Duarte, Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez. A propósito, Duarte nos llama a tenerlo presente cuando proclamó, en referencia a estos simuladores en contubernio con el imperialismo norteamericano: “Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón cons-piran contra la salud de la patria”.

Hoy, como ayer, “Los enemigos de la Patria, por consiguiente nuestros, están todos muy acordes en estas ideas: destruir la nacionalidad, aunque para ello sea preciso aniquilar a la Nación entera”. Quiere decir que ahora, cuando las fuerzas de la derecha dependientes del imperialismo norteamericano se presentan en la actual campaña electoral como redentores de los desposeídos, tenemos que unirnos y construir un futuro como lo soñaron los forjadores de la Patria. Es que todas las vicisitudes, ine-quidades, el empobrecimiento y la virtual pérdida de la cultura legada por nuestros antecesores es el resultado precisamente de esa dependencia imperial.

Es hora pues, de defender la soberanía nacional y seguir afianzando la unidad de lo mejor del pueblo dominicano para reencausar los destinos nacionales; y es nuestro grito o nuestro canto: la gran unidad para salvar la nación!.

———-

Editorial Patria • No. 5 • Marzo 2012

miércoles, abril 04, 2012

Tu voz distante y dulce

Tu voz distante y dulce

A veces imagino tu voz extraviada en las claras habitaciones del agua
tu voz distante y dulce
tu voz estremecida en el viento
tu voz tu voz que regresa del olvido
y trepa por las paredes de la noche
y se desgrana en el trino de los pájaros al amanecer
y salpica de mariposas la distancia
abril/12

Tu voz distante y dulce

Tu voz distante y dulce

A veces imagino tu voz extraviada en las claras habitaciones del agua
tu voz distante y dulce
tu voz estremecida en el viento
tu voz tu voz que regresa del olvido
y trepa por las paredes de la noche
y se desgrana en el trino de los pájaros al amanecer
y salpica de mariposas la distancia
abril/12

lunes, abril 02, 2012

Hilo de sangre con que el tiempo teje la vida

1-Los días se van prolongando más allá de la soledad
que me aprisiona entre sus manos heridas por la ausencia
oct. 2010

2-Pesada es la oscuridad de esta noche en que el canto inefable de los grillos
enciende todas las estrellas de un cielo que se apaga entre mis ojos
oct. 2010

3-Hilo de sangre con que el tiempo teje la vida que agoniza en los sueños
Oct. 2010

4-Sueña la primavera con que la lluvia vista de mariposas y flores
al bosque que agoniza herido por la sequía
oct. 2010

5-Es en mi voz donde un ángel esconde sus alas
se hace hombre
y pierde el último tren a la eternidad
oct. 2010

6-Un barco de sombras flota en un cielo de topacio
con su proa de luna salobre
muerde la distancia de los sueños
hacia un puerto imaginario donde toadas las noches
una sirena escribe el epitafio del mar
nov 2010

7-Un fantasma huye de su eternidad
se esconde detrás de los espejos de la sangre
su voz herida por la luz
salpica de hastío los cristales del tiempo
oct. 2010

8-Lenta anacahuita de mi infancia
que agoniza junto al camino de los sueños
sus hojas cristalinos destellos del rocío
se marchitan entre los brazos del otoño
nov. 2010

9-Espigas de rocío crecen en la voz del mar
Nov. 2010

10-Eco de luna llena que ondula en la mirada triste del invierno
nov. 2010

11-Se que Manuel
mi hijo más pequeño
un día irá tras las huellas del viento
que ondula su eternidad en el tiempo
más allá del horizonte entre mis manos
encontrará una estrella dormida
oct. 2010

A Manuel mi hijo.

12-Mi poesía está hecha de dolor
cada palabra es un hilo de lágrimas y sangre
con el que hilvano los sueños
oct. 2010

13-Olas de estrellas
que salpican de esperanzas
la mirada de un náufrago
nov. 2010

14-Hondo sonido de caracoles donde náufraga el mar
nov. 2010

15-densa humareda de sal
la noche
oct. 2010

16-Un centauro llora desconsolado
en el tronco del árbol de la vida
su derrota ancestral de no ser
nov. 2010

17-El otoño es una mariposa herida en la inmensidad de la noche
nov. 2010

18-La luna dejó un tatuaje de mariposas efímeras en la piel amanecida del otoño
nov.2010

19-Un unicornio deja la transparencia de sus huellas
en las nocturnas praderas del rocío
nov. 2010

20-En los límites de la sangre un árbol de lágrimas crece
bajo su sombra el luto y la muerte
juegan una partida interminable de ajedrez
nov. 2010

21-Pesa en la mirada de la noche esta luna llena de invierno
nov. 2010

22-Cielo nublado
golondrinas fugaces
llega la noche
nov. 2010

23-luna de papel
noche de primavera
cielo de jade
nov. 2010

24-fuma abuela
tu cachimbo de barro
ya es historia

25-A la manigua
el enemigo teme
hay paludismo

26-Violín gitano
en las noches de luna
música triste

27-Muñeca triste
de barro está hecha
no tiene rostros

28-Todas las tardes entre mis ojos
el camino real es una gota de sangre
oct. 2010

29- Hoy mi voz quedó atrapada en una lágrima
oct. 2010

30- La tarde es una flor que se eterniza en los brazos
de un horizonte herido por el sol
2010


31- Mi niñez aun permanece congelada detrás de los espejos invernales de la lluvia.
Nov. 2010

32-bajo los flamboyanes luminosos del crepúsculo
la tarde como un caracol
herido de horizonte
agoniza
nov. 2010

33-Al enemigo
en la manigua
el peligro acecha.
Nov. 2010

34-Una gota de sombra en la distancia
es la tarde
2010

35- CON ALAS EN LA ESPALDA

Ese niño con alas en la espalda
y el cielo en la mirada
que todas las tardes como testimonio de su breve edad
me trae en su voz de pájaro
un ramillete de flores silvestres
tiene en la sonrisa
alegre la mirada
y un corazón de azúcar derretido en mis palabras
tierna la azucena en sus manos
como un relámpago perfuma el sendero
por donde sus pasos se alejan del ocaso a la aurora
a iluminar de ternura mi alma


A Guarda mi hijo.

36- Una flor en el pecho

Hijo
ven a los brazos de tu padre
que hoy está solo
no huyas
ven abrígalo
pon una flor en su pecho
haz florecer en su mejilla
el candor de la aurora
cobíjalo bajo la sombra
del árbol del amor
protégelo del frío
y la soledad
hoy que viejo y cansado
tendido sobre un lecho
de hojas amarillas agoniza

A Randor mi hijo.


37-Nací un día de otoño,
cuando los soles eclipsados de noviembre
emergían despacio en las aguas cenagosas
del amanecer.

38-Esta tarde de invierno pájaros de oro
migran hacia los oscuros rincones del agua.

39-.Más allá del bohío
el olor vegetal de los hornos
evidencia que el hambre ronda los días.

40-Un ángel herido por un rayo de eternidad
solloza en brazos de la quimera.



41-Tu ausencia

Es tu ausencia
un puñal de sal clavado en mi voz
herida que salpica de silencio las palabras
2010


42-Campanario de agua

Por un pedazo sombrío de la tarde
asoma un sorbo amago de sol
campanario de agua
que repica en la mirada del ocaso
2010


43-Árbol de pájaros azules

Árbol de pájaros azules
atrapados en los cubículos de las sombras
tres ruiseñores de sal
estampan en las paredes del olvido
tu nombre
2010


44-Su nombre es el olvido

En un cementerio su nombre es el olvido
es el hambre que se parece a ese niño solitario
que todas las noches deambula desnudo y sin rumbo
por todas las ciudades del mundo
2010





45-Atardece
mayo agoniza
llovizna
Los flamboyanes sueñan
Julio 2010

46-TRAMPA ANCESTRAL


47-Pedazos de luna derritiendo entre los espejos de las madrugadas
espada vencida por la gloria
relámpago anfibio
torbellino de luz
tres naves carnívoras navegando entre la bruma de agosto
hacia las luces y las sombras de octubre
boca llena de una luz mineral
trampa ancestral
junto al sendero del ocaso un lirio resplandece
sonidos de tamboras en la voz destemplada del viento
trapiche desolado
cañaveral ensangrentado por un sonido de cadenas rotas
danza victoriosa
litoral de cenizas
lagrimas de cera en los ojos de la quimera
y más allá del resplandor amarillo de las olas que iluminan el amanecer
cadáveres mutilados chorrean sangre sobre los pergaminos de la historia
2010

48-Hay mariposas flotando en mi voz
un ángel asoma a la ventana
y mira a través de mis ojos
como los barcos anclados en el mar
se van esfumando en la noche
2010



49-Esos truenos lejanos y sombríos
anuncian que mayo está cerca
que las lluvias cubrirán de sombras la tierra
que los caminos en entre mis ojos
se llenarán de lirios y espejos
2010




50-ARBOL SIN MEMORIA

Manuel
no fue más que un niño endeble y solitario
que tenía la piel del color del camino real
la mirada llena de pájaros azules que picoteaban el alma de la ninfas del bosque
que defecaba flores en los huecos de las carboneras que hacia con sus manos escuálidas
que corría por los caminos grises del invierno
tratando de encontrar en los sueños
los parajes imposibles de la fantasía
su voz tierna como el canto de los ruiseñores
pintaba de mariposas las paredes de las tardes primaverales
y su desnudez la ondeaba el viento más allá de los días lluviosos de mayo
en que la alegría sucumbía al hambre


a veces lo encontraba solitario en las lejanas regiones del rocío
navegando a la deriva en un océano de celias tatuadas en el viento frío del amanecer
lo llamaba
volteaba el rostro
y me arropaba en el lienzo azul triste de su mirada
corría hacia mis brazos
y me abrazaba por largo rato
sentía como su piel afiebrada se derretía en mi piel
luego nos íbamos a los potreros del tío Alberto
atravesábamos los conucos del abuelo Ismael
jugábamos con el viento
hablamos con los pájaros
corríamos felices por las praderas infinitas del medio día
hasta terminar exhaustos debajo de un árbol sin memoria
a veces en el azul más limpio de su inocencia se quedaba dormido
lo veía moverse inquieto
temblar
sonreír
cuando despertaba me contaba que había estado en un hermoso lugar
donde seres luminosos con alas en la espalda jugaban con él
que les dijeron
que pronto estaría con ellos
y que ya nunca más sentiría hambre
ni frío
ni soledad

Manuel
No tuvo más escuela que su corta vida
Sus nueve años sin historia y sin ninguna procedencia

hoy que lo encontré dormido en una carbonera
arropado en su soledad
acurrucado en la nada
me deslumbró su recuerdo
descalzo
semidesnudo
sonriendo siempre
con su tristeza a cuesta
solitario
buscando entre los cubicuelos del hambre
un poco de agua
una fruta de lastima
un pedazo de pan

en las noches cuando se le hacia tarde
le suplicaba que se quedara con nosotros
no aceptaba
me miraba con toda su ternura acumulada entre sus manos
y se despedía de mí con un abrazo de eternidad
y se alejaba entre las sombras hacia ninguna parte
me quedaba junto al camino abrumado
por una inexplicable sensación de soledad
hasta que él se desvanecía en la distancia

con Manuel compartí la sed
el hambre
la pobreza
el frío
y la desnudez
y sobre todo la alegría infantil de correr
por los bosques memorables de la fantasía y los sueños


Manuel
nunca me dijo donde vivía
cuando le preguntaba
me señalaba con insistencia un lugar perdido en su memoria infantil
el cual yo no vería
ni encontraría
porque ese lugar sólo existía en el deseo que él tenía de tener un hogar


cuando le decía que quería ir a su casa
conocer a sus padres
me miraba azorado
y se alejaba huyendo
ondeando su desnudez en el viento
escurriéndose en los latidos del bosque

ahora que Manuel está muerto
hemos buscado por todas partes su hogar
y sólo hemos encontrado debajo de un gran árbol sin memoria
un lecho de flores y cenizas
donde Manuel todas las noches en su soledad moría de frío y ausencia

Domingo Acevedo
Abril 2010

51-Detrás de lo espejos de tu alma
un fantasma en su eternidad agoniza
2010

52-De tus labios enrededado en el viento
un relámpago de mariposas
perfuma de colores la distancia
2010

53-Es una mariposa perdida en tu voz
el otoño
2010

54-Ebria de soledad y ausencia
hace surcos de agua en tu ombligo
la luna
2010

55-Trébol de agua
el sonido de la sangre
se ahueca en la mirada del viento
2010

56-Son tus senos
dos tibias paloma que anidan en mis manos
2010

57-Desnudo la soledad
beso el silencio
abrazo la ausencia
hago el amor a la quimera
tan distante

2010

58-Canta el viento con su voz mineral
la quimera del tiempo
2010

59-Es un espejo donde el viento se mira y rejuvenece
la distancia
2010

60-Un pájaro herido por la ausencia
el horizonte
2010

61-También sueñan como los Ángeles
las nubes
2010

62-En la mirada de la ausencia palpita el olvido
2010

63-Con su voz desnuda
en el hondo silencio del tiempo
canta la tambora
su origen
2010




64-Caracol perdido en los latidos del viento
en su lentitud el tiempo no tiene prisa
y en el pulso del agua
la luz de la luna tritura las sombras de la tarde
cuando por el sendero
la noche lo arropa en sus sábana de terciopelo
y en el sueño
el silencio roba la claridad al día
para ponerla en sus ojos
2010

65-QUIMERA DISTANTE.

Habitas en mis sueños
corres desnuda por los pasillos de mi alma
hasta las imaginarias habitaciones del alba
en donde te quedas para siempre en mi voz
mi voz que construye para ti un mundo de fantasía
quimera distante
flor de los Andes
ángel de tentación
mujer que traspasa el tiempo y la distancia
y se pierde entre las luces y la fantasía de la ciudad
busca entre los túneles de la noche un poco de amor
2010




66-ARBOL DE SOMBRAS


Hace tiempo te esperaba
llegaste dormida en la luz de un relámpago
arropada en los sueños
vestida de silencio
descalza sobre la transparencia de mi voz
dejando tus huellas entre mis ojos
que te tocan
que te desnudan
que te acarician el pubis
que trepan hasta la cúspide imaginaria del placer
que se ahondan hasta el orgasmo en tu sexo
mis ojos que tejen en tu piel un vestido de música y flores
donde el alba es una luz que se desgrana en los latidos de la pasión
tu piel que deja entre mis manos el dulce sonido de tu aroma
que en la ausencia se deshoja en la tentación de lo prohibido
tu cuerpo desnudo lo dibujo en el nocturno lienzo del insomnio
y pongo dos alas en tu espalda
cierro los ojos
y estás a mi lado
aunque hace tiempo te alejas entre las brumas de la ausencia y el olvido
es allá
en los ignotos paraje de los recuerdos
donde esta amor como un árbol de sombras
germina
crece
2010




67-ESPEJISMO DE LUNA LLENA.

En mi voz
tus senos resplandecen como el agua
bajo la luz de la luna
dos alas crecen en tu espalda
la noche es una flor que en tu piel renueva sus pétalos minerales
y en la vaguedad infinita de tus ojos
el mar pinta de pájaros azulmarinos el horizonte
temblor del viento detrás de los espejos aterciopelado de la alborada
libélula de cristal atrapada en los contornos luminosos de tus fantasías
y en la voz del deseo
dos tatuajes de sal se desnudan a la pasión
templos de leche
colinas de nata
pirámides de azúcar
amanece en tu mirada un sol ebrio de eternidad
y la luz
como un ángel de cristal líquido
danza en los límite de tu desnudez y se aleja
y junto a un camino de estrellas
en su génesis de humedad
el rocío se desvanece
y entre tus piernas
en noches de olvido y hastío
el fuego consume sueños placeres
tentación de lo infinito es el pecado de amar lo prohibido
torres de algodón
hondura de la nada es la distancia
que naufraga en la pesadumbre de la ausencia
canto de sirena
tibios pezones de miel
tu desnudez
ondula en mis recuerdos
como un espejismo de luna llena
2010




68-PENSARTE TAN DISTANTE.


Pensarte tan distante
sentada en un trono de ámbar
mujer que habitas en mis sueños
equidistante de la ternura y la pasión
retenida entre las brumas del alba
diosa primaveral
enredadera luminosa que trepa por las paredes de mi voz
canto de amor
unicornio de cristal bajo las lunas de abril
estrella de azúcar derretida en la frente del horizonte
largo suspiro del mar que salpica de salitre las ciudades
atrapadas en la fantasía del neon
por sus calles de hastío
un fantasma herido por el tiempo
pregunta tu nombre a pálidos transeúntes
atrapado entre los espejos del olvido
2010




69-Haití

Grito que desgarra la inocencia rota por el dolor
voces atrapadas bajos los escombro del llanto
ciudades incineradas
cuerpos mutilados
cadáveres atrapados en las enredaderas del viento
y detrás de los parpados heridos de la noche
la multitud azorada no despierta del horror
escarba entre los escombros
busca entre las cenizas un suspiro
halito de vida
luz que palpita en la oscuridad de los días pasajeros
en la esperanza atrapada bajo los escombros
en las manos solidarias que remueven las piedras
buscando encontrar bajo las ruinas de la sangre
el corazón herido de la luz
2010




70-PERGAMINO DE LAGRIMAS


Mi voz dibuja en un pergamino de lágrimas
un lejano horizonte de caña y sangre
en donde el tiempo acumula
en un rincón de mi alma
voces quebradas por el látigo
2010


71-BARCOS NEGREROS

En su itinerario de horror
barcos negreros vomitan cadáveres en una mar de topacio
anidan en el viento voces quebradas por el látigo
trapiche oxidado por un dolor ancestral
areito fúnebre
batey desolado
aluvión sangriento
sudor que al tocar la tierra se convierte en sangre
miradas de sal derretidas por el sol
cadenas que atan a la quimera al canto de las luciérnagas
luna de que todas las noches llora sobre las ceibas
caminos de luto y gloria
cruces clavadas en el útero de la inocencia
corazas plateadas en donde se enseñorea la muerte
pasos que se pierden entre las sombras en donde se cobijan los sueños
pechos reventados por un rayo carnívoro
grito diluido en la memoria de una raza que se extinguió en su heroísmo
llora el tiempo en el pecho de la noche que el viento enlutece
isla perdida en la ruta del sol
antigua y ambigua
ubicada en un cateto de azúcar y sangre
puerta de jade por donde penetraron los caballos apocalípticos
a perforar con sus arcabuces la tierna inocencia de los tainos
2010


72-Mis manos dibujan lirios de agua en los murales imaginarios de tu alma
y en la profundidad de los sueños se desnudan las palabras en la voz del deseo
2010


73Hace tiempo la sueño
vestida de luna en su desnudez
dejando sus huellas sobre las alfombras nocturnas del tiempo
alejándose para siempre entre las luces y las sombras
de la ciudad agrietada por la ausencia
hacia los antiguos suburbios del alba
2010

74Una gota de sombra en la distancia
es la tarde
2010

75-Atardece
mayo agoniza
llovizna
Los flamboyanes sueñan

Julio 2010

76-TRAMPA ANCESTRAL


Pedazos de luna derritiendo entre los espejos de las madrugadas
espada vencida por la gloria
relámpago anfibio
torbellino de luz
tres naves carnívoras navegando entre la bruma de agosto
hacia las luces y las sombras de octubre
boca llena de una luz mineral
trampa ancestral
junto al sendero del ocaso un lirio resplandece
sonidos de tamboras en la voz destemplada del viento
trapiche desolado
cañaveral ensangrentado por un sonido de cadenas rotas
danza victoriosa
litoral de cenizas
lagrimas de cera en los ojos de la quimera
y más allá del resplandor amarillo de las olas que iluminan el amanecer
cadáveres mutilados chorrean sangre sobre los pergaminos de la historia
2010

77-Hay mariposas flotando en mi voz
un ángel asoma a la ventana
y mira a través de mis ojos
como los barcos anclados en el mar
se van esfumando en la noche
2010

78-Esos truenos lejanos y sombríos
anuncian que mayo está cerca
que las lluvias cubrirán de sombras la tierra
que los caminos entre mis ojos
se llenarán de lirios y espejos
2010


79-Nací un día de otoño,
cuando los soles eclipsados de noviembre
emergían despacio en las aguas cenagosas
del amanecer.
2010

80-Esta tarde de invierno pájaros de oro
migran hacia los oscuros rincones del agua
2010

81-Más allá del bohío
el olor vegetal de los hornos
evidencia que el hambre ronda los días
2010

82-Un ángel herido por un rayo de eternidad
solloza en brazos de la quimera
2010




83-SUSURRO IMAGINARIO

Copos de sombras manchan de ausencia el olvido
la voz empañada por el limo verde del ocio
es apenas un susurro imaginario
que se pierde en la noche


84-Luminoso oleaje de mariposas en el gris crepúsculo del invierno
Nov. 2010

85-Caracol dormido en la pradera infinita de una mirada
el sol
nov. 2010

86-Sobre un unicornio invisible la lluvia galopa sus sueños
---------.-----------.---------------.------------------.---------------------.------------

Nov. 2010

87-Toda mi vida no podrá resarcir el dolor acumulado en mi interior
Dic, 2010

88-Se me hizo tarde soñando
pesa tanto el pasado en la conciencia
que no se si podré alcanzar el alba


89-muchas veces me he preguntado sí de verdad ha valido vivir

Archivo del blog