Espejismo de luna llena

Espejismo de luna llena
.Fotos tomadas de la red.

sábado, febrero 28, 2015

8 DE MARZO POR LA SOBERANIA ALIMENTARIA.

Via Campesina.

Anunciamos que los rezos de la tía Amantina

Anunciamos que los rezos de la tía Amantina se están celebrando en su casa todos los días,  de cinco a seis de la tarde y el último rezo es el viernes próximo de diez a seis de la tarde,  eso es en el barrio Enriquillo del km8 de la carretera Sánchez en la calle 16 número 42, de la ciudad capital.






viernes, febrero 27, 2015

He estado ausente porque se me murió la tía Amantina

He estado ausente porque se me murió la tía Amantina que fue una madre para mi, ya estaré mas luego presente nuevamente.




Amantina mujer infinita.


Amantina
la tía grande
hija de la tierra y la lluvia
enamorada de la primavera y la luna
habitante de  los amaneceres esplendorosos de abril
forjadora de sueños
luchadora tenaz
trabajadora eterna
agricultora
lavandera
domestica
ama de casa
Amantina
mujer que procede de las profundas soledades  del desamparo
y reivindica en el dolor su derecho a existir
a ser
forjadora de sueños que  siendo aún niña
mientras Mamá tita
su madre
en la ciudad
lavaba  y planchaba
ella protegía  en su regazo del hambre y la ausencia
sus hermanitos

feb/15
Domingo Acevedo.

martes, febrero 24, 2015

Desde donde vivo puedo ver el mar distante levantarse más allá del muelle.

Desde donde vivo puedo ver el mar distante levantarse más allá del muelle, lamiendo con su lengua azul el horizonte. A veces el viento del sur nos trae residuos de olas resecas por el sol, plumas de pelícanos gigantes, huesos de peces invisibles y restos de barcos hundidos por los años.


El río Haina parte el muelle en dos partes iguales, el muelle que permanece iluminado más allá de la oscuridad de los barrios haineros. De vez en cuando una bengala ilumina la noche o un disparo largo de fusil estremece el viento y ahuyenta a los polizones y a los ladrones  furtivos de mercancías barata. 

Es por eso que cuando desde mi ventana veo a los barcos anclados tan lejos de los sueños, siento pena de los marineros prisioneros del salitre y la distancia, que sueñan con hermosas sirenas que les roban el corazón para esclavizarlos en su mundo submarino de calamares fantásticos, caballitos tiernos de mar y peces de colores. 

Domingo Acevedo.







Fotos tomadas de la red.


lunes, febrero 23, 2015

Más allá de la noche

Más allá de la noche que flota sobre las tibias aguas del mar Caribe
hay un horizonte de barcos anclados en la nada.

Domingo Acevedo.




Fotos tomadas de la red.

domingo, febrero 22, 2015

Tibio reflejo de mariposas en la noche.

Eco de eternidad

Eco de eternidad que brota de mi voz
tibio reflejo de mariposas en la noche
faro que guía los fantasmas perdidos en mi memoria
telaraña divina que atrapa ángeles caídos
árboles de cenizas
huellas de cíclopes moribundos
centauros que cabalgan en las infinitas praderas de la utopía
 hacia el olvido

5/9/12
Domingo Aceved




Fotos tomadas de la red.

Dos caracoles en su lentitud.


La lluvia

Hoy la lluvia se entretuvo en la distancia a jugar con el viento
amanece
el sol hiere con sus puñales la oscuridad
tratando de abrirse paso entre las nubes que cubren todo el cielo
en el bosque frente a los espejos del rocío
las flores fueron desnudando
su belleza hasta perder su virginidad
una alegoría de pájaros hacen sus nidos
en el corazón de la brisa primaveral
y por el senderodos caracoles en su lentitud
intentan alcanzar en el horizonte el lucero más lejano

abril/14

Domingo Acevedo.

Fotos tamadas de la red.

sábado, febrero 21, 2015

Me he quedado azorado ante el paisaje que tengo esta tarde ante mis ojos.



Me he quedado azorado ante el paisaje que tengo esta  tarde ante mis ojos: el mar asoma en la distancia por encima del muelle, entre los arboles dispersos en la distancia y las aves  marinas que rondan el cielo.
Los niños juegan a  lo lejos, saltan, corren, vocean, ríen, en la infinita felicidad de su niñez. Un racimo de rulo, el primo olvidado del plátano, se recorta contra los alambres de cobre del tendido eléctrico de alta tensión y los techos de cinc de las casas, una doña en una silla parece dormitar, agobiada por el sopor de la cuaresma,  mientras el viento con su andar pausado recorre los rincones del barrio y se aleja. Hay cayenas florecidas en los jardines  improvisados  de las casas miserables del barrio.
Ahora los niños regresan de la escuela con su algarabía y su inocencia dispersa por las calles polvorientas que se van perdiendo entre las sombras de la tarde que languidece, dejando paso a la oscuridad de la noche que se adueña de los rincones más inverosímiles  del barrio.

Domingo Acevedo.

Marzo/14


viernes, febrero 20, 2015

Amantina mujer infinita.


Amantina
la tía grande
hija de la tierra y la lluvia
enamorada de la primavera y la luna
habitante de  los amaneceres esplendorosos de abril
forjadora de sueños
luchadora tenaz
trabajadora eterna
agricultora
lavandera
domestica
ama de casa
Amantina
mujer que procede de las profundas soledades  del desamparo
y reivindica en el dolor su derecho a existir
a ser
forjadora de sueños que  siendo aún niña
mientras Mamá tita
su madre
en la ciudad
lavaba  y planchaba
ella protegía  en su regazo del hambre y la ausencia
sus hermanitos

feb/15
Domingo Acevedo.




miércoles, febrero 18, 2015

Temblor de 4.6 grados se siente con intensidad en el Cibao

NOTICIAS|18 FEB 2015, 4:08 PM|5|POR DIARIO LIBRE


SANTO DOMINGO. Un temblor de tierra se registró hoy en varios pueblos de la región Norte, sin que hasta el momento se registraran daños humanos y materiales.

El movimiento telúrico de 4.6 grados ocurrió a las 3:58 de la tarde. El Instituto Sismológico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo informó que la profundidad fue de 8 kilómetros.
Mientras que el Centro Geológico de los Estados Unidos (USGS) establece que el temblor de tierra ocurrió a 10 kilómetros de Pedro García, Santiago; 12km de Puerto Plata;  22km de Tamboril y 148km al noreste de Santo Domingo.

La Defensa Civil realiza una evaluación de edificios y otras estructuras para determinar si el temblor de tierra causó daños.

La información la ofreció a DL el subdirector del organismo, Francisco Arias, quien dijo que hasta el momento en Santiago no se han reportado daños humanos ni materiales.

El funcionario de la Defensa Civil explicó que entre las estructuras evaluadas figuran hospitales, escuelas, liceos, y otras.

Me uno al pedimento de justicia por el asesinato de Ney D. Henriquez a manos de agentes de AMET y la Policia Nacional.


11 h ·
Policía Nacional Dominicana una banda de Criminales
Lean desde las lágrimas les invito a que lean
"SOBRE NEY DIAZ
Escrito por Yoni Cruz
A menudo la desgracia toca a la puerta. Hace unas tres semanas fui testigo de la muerte de un joven. Un extraño caso. Venía a laborar, cerca de las 7:15 pm. y ví como tres agentes de Amet tenía contra el piso a un joven, desnudo. Me acerqué. Al notar que no respiraba, y ver la presión que ejercían los agentes sobre la cabeza, la espalda y las piernas dobladas contra sus glúteos, le tomé el pulso, y no sentí nada. Alarmado, les advertí a los agentes, que como autómatas presionaban el cuerpo del joven hombre. Así cedieron un poco. 

Llegó un agente de la Policía, un inhumano. Le colocó el cañón de una escopeta en la espalda al prisionero, que para ese momento asumo ya había fallecido. Lo tomó por las manos aprisionadas con esposas, y lo arrastró como un objeto cualquiera. Se escuchó un fuerte golpe de la cara del prisionero contra el cemento. Le grité, y otros presentes también, incluyendo un agente de Amet, que no lo tratara así. 

El agente, repito, un inhumano y troglodita, amenazó con llevarnos presos a todos. Estaba agresivo. Llegó una unidad del 9-1-1 y volteó el cuerpo. Tenía los ojos abiertos y la boca igual. La mirada perdida y sin brillo. La paramédico se dedicó a intentar resucitarlo, infructuosamente. Había fallecido. Me alejé ante lo inevitable, con el pesar de ver un hombre joven morir tontamente, ante el cuadro de la imbecilidad de agentes que no supieron actuar de modo profesional, de la inhumanidad de estos y muchos otros. 

Lleno de pesar y preguntas. Ayer conversaba con el artista y amigo Guillermo Gutiérrez, quien reside en Alemania. Y al final de una larga conversación me preguntó si sabía de la desaparición de un artista, Ney D. Henríquez. Que hacía unas tres semanas había desaparecido y no había pistas. Un escalofrío me recorrió completo. Tenía al menos 7 años no veía a Ney, un artista que se dedicó al diseño y a la plástica, muy activo en el accionar cultural capitalino. 

Y como estaba un poco oscuro, no lo reconocí en el momento. Solo cuando Guille me lo mencionó todo encajó. Estuve frente a un amigo y colega en los últimos y trágicos momentos de su vida y no lo sabía. Su familia y amigos tenían tres semanas buscándole con la esperanza de que apareciera con vida. Con la información ofrecida, se dirigieron a Patología Forense y allí encontraron el cuerpo de Ney. 

Ahora mis cuestionamientos, mi impotencia y rabia son mayores. ¡Nuestro país necesita tanto en materia de derechos humanos, de profesionalización de la Policía, de los servicios públicos! Aparte de lamentar el deceso de un amigo artista, también no dejo de pensar que tengo hijos, sobrinos, amigos jóvenes que pueden repetir una tragedia igual, en que por mal manejo pierdan inútilmente la vida, en lugar de ser salvos en manos de alguna autoridad. Para Ney, que encuentre la paz en el lugar que sea adonde ha ido a habitar, con sus trazos, su andar de prisa, su mirada de colores y su risa loca."



Fotos tomadas de la red.

Euclides Gutierrez baboso, antipariota, trujillista

Euclides Gutierrez baboso, antipariota, trujillista, maldito. Los trujillos no deben tener espacio en esta sociedad, esos vivas el jefe en san Cristibal ofenden la patria.
A ese maldito hay que decirle que peor que los trujillos en el país son los peledeistas, que han demostrado en sus gobiernos, que a la hora de robar y entregar el patrimonio nacional a las multinacionales son insanciables
Domingo Acevedo

lunes, febrero 16, 2015

Nosotros los Charrúas

Cuando la luna se  pose en tu mirada.

Cuando en su redondez la luna descienda sobre el horizonte
y se pose en tu mirada
nosotros los Charrúas
regresaremos de la sangre
a poblar con nuestro heroísmo el olvido
a rescatar del exterminio
 los sueños perdidos aquel 11 de abril del 1831
y reivindicar con la sangre de los  malditos
en yacaré Cururú
el honor Charrúa
regresaremos en el viento a poblar nuevamente las regiones del río Hum
bajaremos de la  cuchilla de Haedo
recorreremos llanuras 
y en silencio
nos  perderemos para siempre en lo tupido del bosque
para renacer cada día
en los sueños de quienes quieren ser como nosotros
indomables

feb/15
Domingo Acevedo.













Fotos tomadas de la Nación Charrua.


   

cecilia : "un ramito de violetas"

Hoy es el 42 aniversario de su fusilamiento, del coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó.




Gloria eterna al coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó.
Entre abril y febrero, SIEMPRE!
Vives y vivirás en la memoria y corazón de tu pueblo!
Hoy es el 42 aniversario de su fusilamiento. El 16 de febrero del 1973, bajo el régimen de terror colectivo del gobierno de Joaquin Balaguer, su sangre regó el suelo de las montañas de Ocoa... y con ella germinarán nuevos héroes y nuevas heroínas que culminarán tu obra de soberanía nacional y social, de libertad y bienestar por los que luchaste y dirigiste a tu pueblo en 1965 contra los golpistas locales y el imperialismo yanqui y en 1973, contra sus remanentes que llenaron de dolor cada rincón de la patria.
Caamaño vive, carajo.

domingo, febrero 15, 2015

AFRICA EN SANTO DOMINGO

Africa te llevo dentro de mí.

MI ORIGEN

La tarde recrea  ante mis ojos la nostalgia de mi origen perdido en África.

La   tristeza de estos largos años de exilio en que hemos perdido nuestra identidad hace florecer entre mis ojos lirios  de agua.

La pena acumulada durante estos siglos de huir a ningún lado golpea mi  memoria como un látigo de sal que abre viejas heridas que vuelven a sangrar bajo el sol púrpura de nuestro ocaso. Tantos años de olvido han  dejando en mi boca el  agrio sabor de la ausencia

África sigue  siendo   en mi corazón la ilusión  más dulce, se  que ya no volveré al acrisolado mundo de mis sueños;  me he resignado a morir en esta tierra tan ajena y tan mía, pero mi vida sigue allá,  en la aldea de donde una noche  mi ADN sin querer, empezó a viajar en un cuerpo desconocido hacia una isla perdida en el mar Caribe.

Quinientos años  después, la mirada triste de la abuela Mamá Tita, me despierta en medio del estruendo de los arcabuces y  los gritos de los  hombres  que defendían  a los suyos, hasta terminar atados a la codicia de unos hombres  que contra el reflejo de la aldea incendiada los conducían  por un sendero de horror hasta una embarcación anclada en un océano de cadáveres, emprendiendo un viaje sin retorno hacia el dolor.

Yo apenas era menos que un sentimiento perdido en la memoria de alguien que aún no había nacido, pero  ya llevaba sobre mis hombros el peso de una historia de látigo y sudor, donde la vida nunca dejó de ser un canto que en las noches, se multiplicaba en la voz alegre de las tamboras.


Domingo Acevedo






HOGUERAS DE SANGRE


Largos caminos de viento y de sal
naos repletas de voces
que se ahogan en la noche
rastro infinito de cadáveres en el mar
raíces sembradas en el viento
miradas aplastadas
bajo los escombros rojizos de la tarde
huellas congeladas en la memoria
hogueras de sangre iluminan en el cielo
pasos que se pierden en un siglo
de luces y sombras
trapiches olvidados junto al sendero
de un trópico lejano
tamboras
maracas
danza
sudor
rotas las caderas
no puede el látigo
huérfano de toda humanidad
acallar el canto
que brota del cañaveral.







DE ÁFRICA

De África a los trapiches
de los trapiches a los manieles
de los manieles a la aurora
venturoso es el camino
que lleva negro a la gloria




ÁFRICA

            I
África
te llevamos dentro de nosotros
donde corres impetuosa
como un río que infla
nuestras venas de orgullo

            II
lates en nuestros corazones
como un tambor
que enciende nuestra sangre
de ritmo y pasión

            III
África
tan lejos y tan cerca
como el horizonte
de una primavera tropical

            IV
oscura y dulce como el azúcar crema

            V
liviana y simple como una mariposa

            VI
alegre y tierna como una doncella
enamorada por primera vez

            VII
África
aquí en nosotros
tú vives en América



TROPICO DE FUEGO

Trópico de fuego
cañaveral de sangre
ingenios oxidados por el dolor
senderos perdidos en la memoria
hombres tendidos al sol
con el alma encadenada
a los sueños
y más allá de la angustia púrpura
del látigo en la espalda
la libertad es un canto


TRIBUTO DE SANGRE

El silencio  rinde su tributo de sangre a mi voz
a mi voz
a mi voz Caribeña
a mi voz antillana y mulata
a mi voz infatigable de tamborilero
a mi voz de ingenio
donde los hombres salpicados  de caña y azúcar
se levantan con los primeros fulgores  a dejar en un canto
la vida en el cañaveral
a mi voz repartida en el viento
grito de guerra que reivindica en las noches
bajo las palmeras en una danza su origen
su origen perdido entre las olas y el salitre  del tiempo
su origen de cadenas
y espanto exilio de muerte
rastros de agua y sal 
en la memoria una multitud de cadáveres azorados
se amotinan
y de cada latigazo en la espalda del negro
nace este canto
nace esta danza
nace mi voz




SEBASTIÁN  LEMBA

Ven aquí negra mía
y deja que la luna
de seda y ternura
te vista la piel
vamos
que en los manieles
repican las tamboras
anuncian que Sebastián Lemba
las cadenas rompió
y los negros en América
libres ya son




PIEDRA DE SACRIFICIO

Esta herida que tengo en el costado izquierdo
de la memoria
no deja de sangrar mariposas amarillas
en mi voz
mi voz que llegó de África a este continente
desnuda y con grilletes
en una carabela que iba vomitando cadáveres
por los mares sin retornos del tiempo perdido
dejando en los salones memorables de la noche
un cementerio de muertos innombrables
que permanecen intactos en las urnas funerarias
del viento
esta herida que tengo  en el costado izquierdo
de la memoria
no deja de  sangrar mariposas amarillas
en mi voz
en mi voz de tambor ancestral
que ilumina con su canto
los azules rincones del agua
eco luminoso
manantial de luz que brota
de las heridas del tiempo
piedra de sacrificio
raíz de árbol sagrado
hoja petrificada tras el ambarino cristal
del otoño
cuchillo de sal que hiere la eternidad
canto de guerra
alarido de muerte
mi voz
llanto de sirena en un océano envenenado
de cadáveres fosforescentes
lluvia de caracoles dormidos en el alma
ala de guaraguao
nido de aves fantásticas
sonido de selva tropical
mi voz de cañaveral y trapiche
de guarapo y melaza
de algodón ensangrentado de sudor
y espanto
mi voz
por el sendero  que une a los dos continentes
un sonido de cadenas rotas ilumina la historia



TU HISTORIA

Es la tambora
la única que sabe tu historia
no es el látigo
que en tu espalda
levanta surtidores de sangre
en tu piel
no es el sol que derrite
tus sueños
ni es el amo
ay negro
es la tambora
la que en cada sonido
cuenta tu historia




EL LATIGO

Del látigo al salario
tu historia
siempre ha sido la misma
negro
la vida por nada
en el trabajo dejas



NEGRO

Negro
no olvides que vienes de África
que tu jornada es la gloria
que con tu sangre en América
también se escribe la historia




NEGRA


            I

Negra
ven a los brazos del negro
que la noche es breve

            II

Ven
que el amo duerme

            III

Ven
que el amor te libera





LA REINA

Negra
que habitas en el ritmo
de los atabales
que gritan tu procedencia
cuando en las noches
bajo las ceibas florecidas
de estrellas
las manos sudorosas de los hombres
despedazan a ritmo
los cueros de las tamboras
para que tú
coronada de ilusiones
seas la reina del batey





UN SENDERO DE SANGRE

Ay negro
cuando quisiste ser libre
nadie pudo detenerte
por un sendero de sangre
tus huellas van tras
la alborada



TROPICO Y SANGRE

Sol de trópico y sangre
noche de luna y danza
bajo el sol del medio día
un negro suda y canta


ESTRUENDO DE ARCABUCES

Estruendo de arcabuces
perforan las paredes del tiempo
Anochece
el mar salpica de cadáveres
los azules rincones de  la distancia
arde  la noche
en la memoria
pasos desnudos huyen
y un  galope desenfrenado  de caballos
acorrala en la oscuridad
los gritos y las voces de los guerreros
que con su sangre iluminan el camino
de la esperanza
piedra de dolor
inerte la carne
mudas las tamboras
una hilera de hombres y mujeres vencidos
miran azorados a sus verdugos
y al compás de la muerte
el látigo y las cadenas danzan
amanece
por un océano de sangre
una embarcación se aleja


Domingo Acevedo.






















































Fotos tomadas de la red.

Archivo del blog