Espejismo de luna llena

Espejismo de luna llena
.Fotos tomadas de la red.

jueves, diciembre 31, 2015

CÓDIGO LOBO EN UNA MANADA:







CÓDIGO LOBO EN UNA MANADA: los primeros 3 son los más viejos y/o los enfermos, ellos le marcan el paso a la manada. Si fuera al revés, los dejarían atrás y perderían contacto con el grupo, en el caso de una emboscada serían sacrificados.
Luego siguen en la fila los 5 más fuertes, son el frente del grupo. En el centro va la mayoría de la manada, y detrás de ellos siguiéndolos el segundo grupo de otros 5 fuertes. El que va de último, va solo, el Lobo Alfa.
Desde esa posición controla todo, puede verlo todo y decide la dirección. El Alfa puede ver a la manada completa. El grupo se mueve acorde al paso de los mayores, se ayudan unos a otros, se cuidan entre ellos. (Foto por Cesare Brai)


Tomado de Facebook

Amaya

HOY ME ACORDE DE TI Jose Luis Perales

Así se iniciará el año; Dirigente social expresa preocupación aumento del ITBIS

Así se iniciará el año; Dirigente social expresa preocupación aumento del ITBIS

“Con la amenaza del gobierno de subir el ITBIS de un trece a un diez y seis por ciento, que encarecerá la vida de los más pobres”, mucho dominicanos están preocupados por lo que pasará a partir de la entrada del año nuevo.

576089_359529137450634_578821721_n
Uno que se ha manifestado es el periodista  y dirigente popular Domingo Acevedo, quien  en su cuenta de facebookc  expresó su comentario y deseo  para este nuevo año.

El también militante  luchador ambientalista hizo un llamado para   iniciar el año   organizando al pueblo para luchar en las calles contra esas medidas abusivas de este gobierno indolente  y que el 15 de mayo podamos sacarlos del poder, expresó.

Acevedo dijo además que para este año nuevo  podamos conseguir la paz en el mundo, eliminar el hambre y la pobreza.

Agregó  “que su deseo principal de año nuevo  es que los gobiernos asuman con responsabilidad los acuerdos de la cumbre de París sobre la reducción de los gases de efecto invernadero”.

Domingo Acevedo es un luchador por las causa justa del pueblo dominicano desde varios espacios comunicacionales, además en organizaciones que defienden el medio ambiente.
pincel del Sur.

Mis deseos para este año nuevo

Con la amenaza del gobierno de subir el ITBIS de un trece a un diez y seis por ciento, que encarecerá la vida de los más pobres, mis deseos en este nuevo año comienza es  que nos organicemos para luchar en las calles contra esas medidas abusivas de este gobierno abusador y que el 15 de mayo podamos sacarlos del poder, con Alianza País y Guillermo Moreno.

Y que podamos conseguir la paz en el mundo, eliminar el hambre y la pobreza  y que los gobiernos asuman con responsabilidad los acuerdos de la cumbre de París sobre la reducción de los gases de efecto  invernadero. 

Domingo Acevedo.
Dic/15


miércoles, diciembre 30, 2015

El siglo del viento. Eduardo Galeno

1965
Santo Domingo.
132 noches ha durado esta guerra de palos y cuchillos y carabinas contra morteros y ametralladoras. La ciudad huele a pólvora y a basura y a muerto.

Incapaces de arrancar la rendición, los invasores, los del todo poder, no tienen más remedio que aceptar un acuerdo. Los ningunos, los ninguneados, no se han dejado atropellar. No han aceptado traición ni consuelo. Pelearon de noche, cada noche, toda la noche, feroces batallas casa por casa, cuerpo a cuerpo, metro a metro, hasta que desde el fondo de la mar alzaba el sol sus flameantes banderas y entonces se agazapaban hasta la noche siguiente. Y al cabo de tanta noche de horror y de gloria, las tropas invasoras no consiguen instalar en el poder al general Imbert, ni al general Wessin y Wessin, ni a ningún otro general.
Eduardo Galeno.
Memoria del Fuego III. El siglo del viento.´




Las personas no saben los inconvenientes que nos causan.




Las personas no saben los inconvenientes que  nos causan cuando se comprometen a ir al pico Duarte y te afirman que si que van, si vamos y a última hora deciden no ir y ni siquiera te llaman para decírtelo, ni te escriben, tiene uno que llamarlo y ni te cogen el teléfono, ni te responden por Facebook.

Eso te descuadra en lo económico y te genera un problema y más nosotros que hacemos el viaje cobrando lo mínimo, teniendo en cuenta  que lo alto del precio para hacer esa escalada limita a muchas personas.

Para el año que viene vamos a poner una cuenta a disposición de los interesados en subir a la cima más alta de las Antillas para que vayan mensualmente ahorrando en la medida de sus posibilidades para que a final de año el desembolso individual sea menor.

Domingo Acevedo.





martes, diciembre 29, 2015

Ilustraciones de la decadencia humana que sólo entenderán las personas con criterioPor Julieta Sanguino diciembre 18, 2015@julaiilama -+ 1240K SHARES Twitter1913 1913 facebook1234K 1234K pinterest156 156 google plus1275Share1275 linked in132 132 email19 19 stumbleupon2378Share2378 meneame231Share231 El mundo contemporáneo es un atisbo de la realidad, una visión mediada por los demás, llena de apariencia, de falacias, de incertidumbres, de irrealidades. Nos encontramos ante una sociedad con miedo, con cámaras por doquier y nada de descanso. Vivimos con la falsa necesidad de tenerlo todo al instante, de comprar lo último en la moda, de mostrar nuestros momentos más sentimentales en las redes sociales; aparentamos y nos vemos felices, queremos consuelo y simulamos tristeza y así todos parecen creerlo. gobierno manipulador Vivimos con marcas comerciales por todo el cuerpo que parecen estar tatuadas en cada centímetro de nuestra piel. Deseamos pertenecer y ser distintos al mismo tiempo y las empresas lo saben. Queremos mostrar la belleza de nuestro cuerpo adornándolo con los más bellos collares o atuendos que específicamente sean de una marca. Criticamos a los demás y vivimos felices bajo esa rutina, porque alguien prueba su estatus y clase social a través de las redes sociales, compran un nuevo objeto que todos desean y lo único que hacen es subirlo a Facebook, aunque nunca en su vida lo ocupen. like beso Vivimos en una realidad irreal, parecida a la de las distopías ficticias a las que esperamos nunca llegar. Las mujeres más hermosas y jóvenes se fijan en hombres mayores, horribles y con mucho dinero para obtener lo que anhelan. Queda de lado la felicidad real, el bienestar emocional, porque las emociones ahora se centran en la apariencia, en mostrar lo que no somos y querer lo que no tenemos, porque el anhelo a lo prohibido nos mueve y nos hace girar ante el mundo que piensa igual que nosotros. luis quiles ilustracion Todos formados, con una marca en el pecho que dice “consumo” nos dirigimos a la inevitable incertidumbre de no pertenecer, de ser excluidos si no tenemos las ventajas de encajar. El mundo está prefabricado; la comida es enlatada, la ropa, los programas de televisión y nuestra visión del mundo es como los gobiernos la imaginaron, como los políticos quieren, como el sistema manda que debe ser. tiburones politicos luis quiles ilustracion hamburguesa No vivimos para cuidar a otro ser, a la naturaleza o a los animales, vivimos para cuidarnos, para enriquecernos, para lograr el poder absoluto que nos haga más fuertes que al resto. Los recursos que tenemos se acaban lentamente pero nos cuesta trabajo entender esta premisa. Buscamos el placer inmediato, nos volvemos una sociedad con la cultura del placer inmediato, del lujo eterno, de las pasiones efímeras, tal como diría Lipovetsky. logos La tecnología nos encadena, nos dedicamos a ser más populares en un mundo virtual, nos divertimos sólo en la apariencia. Mientras el mundo se diversifica y cambia afuera, por dentro todo permanece bello, triunfan los estándares de belleza que impone Photoshop, los lugares más hermosos que vemos en Swarm, las fotografías de los paisajes en Instagram o los artículos lujosos que nos encantaría tener de Pinterest. Nos creemos cultos e informados porque scroleamos sin criterio Twitter y vemos lo que los medios, nuestros amigos y gente famosa escribe o hace. Queremos ser como ellos y repetir el estereotipo gastado de hipsters, hippies, anarquistas o metrosexuales. mujeres redes sociales redes sociales sexo Nos parece cada vez más normal la industria sexual, la que domina al mercado y se incrusta en todos los medios de comunicación. Buscamos ver más curvas, más sexo, más penes, vaginas y pechos. Banalizamos las relaciones, nos da lo mismo tener sexo con alguien conocido o desconocido, hacemos citas a través de aplicaciones telefónicas para buscar amor, encuentros sexuales o simplemente contacto físico. Ya nada nos sorprende, las películas tienen sexo real y ni siquiera nos inmutamos ante el hecho. Los poemas nos parecen vacíos, la literatura requiere de un ingrediente sexual para triunfar y si añades la palabra erótico o sensual a una frase, sabes que su éxito está garantizado. pedofilia ilustracion La fe de las personas se acaba o se exalta. Miles acuden a otros sitios para buscar consuelo en donde las grandes entidades religiosas no lo logran. Se abren más y más centros de ayuda que prometen la curación, la salvación, la gloria, una nueva vida lejos de los problemas que nos aquejan. La religión se convierte también en una industria de sueños, de vivencias y aventuras. Todos los hombres cumplen un papel fundamental: sanadores, dioses, Curas, Papas, Sacerdotes, todos una figura masculina, las mujeres, relegadas mas no en el olvido, cumplen papeles menos complacientes: incitadoras, monjas que no pueden siquiera oficiar una misa y no hay más, la religión machista que desde la Edad Media dominó, aunque diversa en otras miles de religiones, cumple las mismas funciones con los mismos actores. Todo es negocio y si no lo creen, basta con ver las iglesias llenas de oro y los feligreses paupérrimos que acuden en harapos. religion relgion menores La medicina ya no está más al servicio de las vidas sino al de los patrones, los multimillonarios del negocio farmacéutico. Las medicinas funcionan para mantener esclavizados a los enfermos no para curarlos, una vez enfermos con una infección grave, sólo nos queda atenernos al único remedio que conoce la ciencia, pero escépticos ante las curas más naturales, continuamos un juego infinito de medicamentos inacabables que nos llevarán, más tarde al deceso. Ya pobres, sin esperanza de dejarle algo a nuestros familiares que sobreviven. medicos ilustracion Las mujeres exaltan su feminidad de maneras incorrectas, el gobierno las apoya y al mismo tiempo da menos libertad a los hombres, los convierte en víctimas de la discriminación al tratar de evitarla. Nos volvemos rígidas, con un pensamiento cerrado, sin ganas de hacer preguntas, sólo dar las respuestas y así, no escuchamos más, vivimos con la rectitud típica de los gobiernos dictatoriales en la idea ingenua de creer lograr una diferencia paras las mujeres, ya no hay feminismo, hay dictadura femenina. feminazi Pero aun así, ellas no son víctimas de la estandarización de la belleza que los medios de comunicación y las pasarelas de moda nos hacen creer reales, al menos abrieron los ojos ante lo malo que todas las mujeres creen sobre su cuerpo porque alguien más se los dice. El ideal contra lo real se convirtió en un debate ríspido. Las pasarelas y revistas de moda nos mostraban mujeres sofisticadas con cuerpos que marcaban tendencia. Los hombres morían por ellas y buscábamos parecernos un poco más para que también murieran por nosotras. Pero no nos damos cuenta de que ellas son quienes son una minoría, la mayoría tenemos grandes curvas con prominentes caderas y pechos. dibujos animados muerte dinero naturaleza dinero posibilidades gordo comida rapida gordo millonario flaco pobre zombies redes sociales felicidad dinero fanatismo redes sociales santa claus trabajo acabar el mundo esclavos de la tecnologia pobres y ricos acabando a la naturaleza masa somos zombies libertad de expresion esclavas del estandar femenino marcas mujer medicamentos mundo feliz ninos sin posibilidades television estupidos *** Instagram. Te puede interesar: Diseñadores que ilustran nuestra cruda realidad Publicidad Polémica ''Píldora Inteligente'' Utilizada Por Las ... Polémica ''Píldora Inteligente'' Utilizada Por Las ... DiscoveryWeekly.org ¿Se Debe Prohibir Este Secreto Para Los Músculos? ¿Se Debe Prohibir Este Secreto Para Los Músculos? Men's Fitness ¡ALTO! A La Caída De Cabello (El Sencillo Truco Que Nadie Te Dijo) ¡ALTO! A La Caída De Cabello (El Sencillo Truco Que Nadie Te Dijo) Milagro Para el Cabello ¡WOW! ¡¿Cómo Le Hizo Esta Mujer?! ¡WOW! ¡¿Cómo Le Hizo Esta Mujer?! Health and Fitness Descubre El Extraño Truco Que Está "Luchando" Contra La Diabetes Descubre El Extraño Truco Que Está "Luchando" Contra La Diabetes Revertir La Diabetes Quedarás Sorprendido Con la Mejoría de Piel de Salma Hayek. Su Pien... Quedarás Sorprendido Con la Mejoría de Piel de Salma Hayek. Su Pien... People Magazine ¿Sabías Que Tu Nombre Influye Con Lo Que Pasará En Tu Vida? ¿Sabías Que Tu Nombre Influye Con Lo Que Pasará En Tu Vida? Secretos de la Suerte WTF! ¡¿Estas Celebridades?! ¡Adiós Lonjas! WTF! ¡¿Estas Celebridades?! ¡Adiós Lonjas! Women's Health Sponsored by TAGSILUSTRACIÓNILUSTRACIONESRECIENTESOCIEDAD← AnteriorLa belleza femenina sumergida en el fondo del marSiguiente →De templo católico a templo del “Kaos”TE PUEDE GUSTARSerpienteLo que no sabías de Australia, el país donde todo te puede matarhttp://culturacolectiva.com/10-datos-curiosos-que-no-sabias-de-pablo-picasso/La sensualidad y el erotismo del cubismo modernoOrange is the new blackLos mejores desnudos que vimos en el cine y la televisión en 2015 - See more at: http://culturacolectiva.com/ilustraciones-de-la-decadencia-humana-que-solo-

Por Julieta Sanguino.
El mundo contemporáneo es un atisbo de la realidad, una visión mediada por los demás, llena de apariencia, de falacias, de incertidumbres, de irrealidades. Nos encontramos ante una sociedad con miedo, con cámaras por doquier y nada de descanso. Vivimos con la falsa necesidad de tenerlo todo al instante, de comprar lo último en la moda, de mostrar nuestros momentos más sentimentales en las redes sociales; aparentamos y nos vemos felices, queremos consuelo y simulamos tristeza y así todos parecen creerlo.

gobierno manipulador
Vivimos con marcas comerciales por todo el cuerpo que parecen estar tatuadas en cada centímetro de nuestra piel. Deseamos pertenecer y ser distintos al mismo tiempo y las empresas lo saben. Queremos mostrar la belleza de nuestro cuerpo adornándolo con los más bellos collares o atuendos que específicamente sean de una marca. Criticamos a los demás y vivimos felices bajo esa rutina, porque alguien prueba su estatus y clase social a través de las redes sociales, compran un nuevo objeto que todos desean y lo único que hacen es subirlo a Facebook, aunque nunca en su vida lo ocupen.

like beso
Vivimos en una realidad irreal, parecida a la de las distopías ficticias a las que esperamos nunca llegar. Las mujeres más hermosas y jóvenes se fijan en hombres mayores, horribles y con mucho dinero para obtener lo que anhelan. Queda de lado la felicidad real, el bienestar emocional, porque las emociones ahora se centran en la apariencia, en mostrar lo que no somos y querer lo que no tenemos, porque el anhelo a lo prohibido nos mueve y nos hace girar ante el mundo que piensa igual que nosotros.

luis quiles ilustracion

Todos formados, con una marca en el pecho que dice “consumo” nos dirigimos a la inevitable incertidumbre de no pertenecer, de ser excluidos si no tenemos las ventajas de encajar. El mundo está prefabricado; la comida es enlatada, la ropa, los programas de televisión y nuestra visión del mundo es como los gobiernos la imaginaron, como los políticos quieren, como el sistema manda que debe ser.

tiburones politicos
luis quiles ilustracion hamburguesa
No vivimos para cuidar a otro ser, a la naturaleza o a los animales, vivimos para cuidarnos, para enriquecernos, para lograr el poder absoluto que nos haga más fuertes que al resto. Los recursos que tenemos se acaban lentamente pero nos cuesta trabajo entender esta premisa. Buscamos el placer inmediato, nos volvemos una sociedad con la cultura del placer inmediato, del lujo eterno, de las pasiones efímeras, tal como diría Lipovetsky.

logos
La tecnología nos encadena, nos dedicamos a ser más populares en un mundo virtual, nos divertimos sólo en la apariencia. Mientras el mundo se diversifica y cambia afuera, por dentro todo permanece bello, triunfan los estándares de belleza que impone Photoshop, los lugares más hermosos que vemos en Swarm, las fotografías de los paisajes en Instagram o los artículos lujosos que nos encantaría tener de Pinterest. Nos creemos cultos e informados porque scroleamos sin criterio Twitter y vemos lo que los medios, nuestros amigos y gente famosa escribe o hace. Queremos ser como ellos y repetir el estereotipo gastado de hipsters, hippies, anarquistas o metrosexuales.

mujeres redes sociales
redes sociales sexo
Nos parece cada vez más normal la industria sexual, la que domina al mercado y se incrusta en todos los medios de comunicación. Buscamos ver más curvas, más sexo, más penes, vaginas y pechos. Banalizamos las relaciones, nos da lo mismo tener sexo con alguien conocido o desconocido, hacemos citas a través de aplicaciones telefónicas para buscar amor, encuentros sexuales o simplemente contacto físico.

Ya nada nos sorprende, las películas tienen sexo real y ni siquiera nos inmutamos ante el hecho. Los poemas nos parecen vacíos, la literatura requiere de un ingrediente sexual para triunfar y si añades la palabra erótico o sensual a una frase, sabes que su éxito está garantizado.

pedofilia ilustracion
La fe de las personas se acaba o se exalta. Miles acuden a otros sitios para buscar consuelo en donde las grandes entidades religiosas no lo logran. Se abren más y más centros de ayuda que prometen la curación, la salvación, la gloria, una nueva vida lejos de los problemas que nos aquejan. La religión se convierte también en una industria de sueños, de vivencias y aventuras. Todos los hombres cumplen un papel fundamental: sanadores, dioses, Curas, Papas, Sacerdotes, todos una figura masculina, las mujeres, relegadas mas no en el olvido, cumplen papeles menos complacientes: incitadoras, monjas que no pueden siquiera oficiar una misa y no hay más, la religión machista que desde la Edad Media dominó, aunque diversa en otras miles de religiones, cumple las mismas funciones con los mismos actores. Todo es negocio y si no lo creen, basta con ver las iglesias llenas de oro y los feligreses paupérrimos que acuden en harapos.

religion
relgion menores
La medicina ya no está más al servicio de las vidas sino al de los patrones, los multimillonarios del negocio farmacéutico. Las medicinas funcionan para mantener esclavizados a los enfermos no para curarlos, una vez enfermos con una infección grave, sólo nos queda atenernos al único remedio que conoce la ciencia, pero escépticos ante las curas más naturales, continuamos un juego infinito de medicamentos inacabables que nos llevarán, más tarde al deceso. Ya pobres, sin esperanza de dejarle algo a nuestros familiares que sobreviven.

medicos ilustracion
Las mujeres exaltan su feminidad de maneras incorrectas, el gobierno las apoya y al mismo tiempo da menos libertad a los hombres, los convierte en víctimas de la discriminación al tratar de evitarla. Nos volvemos rígidas, con un pensamiento cerrado, sin ganas de hacer preguntas, sólo dar las respuestas y así, no escuchamos más, vivimos con la rectitud típica de los gobiernos dictatoriales en la idea ingenua de creer lograr una diferencia paras las mujeres, ya no hay feminismo, hay dictadura femenina.

feminazi
Pero aun así, ellas no son víctimas de la estandarización de la belleza que los medios de comunicación y las pasarelas de moda nos hacen creer reales, al menos abrieron los ojos ante lo malo que todas las mujeres creen sobre su cuerpo porque alguien más se los dice. El ideal contra lo real se convirtió en un debate ríspido. Las pasarelas y revistas de moda nos mostraban mujeres sofisticadas con cuerpos que marcaban tendencia. Los hombres morían por ellas y buscábamos parecernos un poco más para que también murieran por nosotras. Pero no nos damos cuenta de que ellas son quienes son una minoría, la mayoría tenemos grandes curvas con prominentes caderas y pechos.

dibujos animados muerte
dinero naturalezadinero posibilidadesgordo comida rapidagordo millonario flaco pobrezombies redes socialesfelicidad dinerofanatismo redes socialessanta claus trabajoacabar el mundoesclavos de la tecnologiapobres y ricos
acabando a la naturalezamasasomos zombies
libertad de expresionesclavas del estandar femeninomarcas mujermedicamentos mundo feliz
ninos sin posibilidades
television estupidos
***

El regalo de reyes de Danilo Medina

El regalo de reyes de Danilo Medina a la población más pobre de la República Dominicana, es el aumento de ITBIS de un 13 a un 16 por ciento, que encarecerá los productos de la canasta familiar, además de mentiroso nuestro presidente es un abusador.

Domingo Acevedo.

Dic/15



lunes, diciembre 28, 2015

Mis hijos en la senda del dragón.







Quiero morir siendo esclavo de mis principios.

Tomada de al red

Cómo era el pueblo palestino antes de 1948: un ejercicio de memoria contra el olvido


 
1
16230
  • Un libro recopila una memoria fotográfica de Palestina desde 1889 a 1948 que muestra que Palestina ni estaba vacía ni era un desierto, como difunde cierta propaganda sionista
  • “Palestina no era una sociedad hostil ni religiosamente fanática cuando los primeros colonos del movimiento sionista llegaron allá”, señala Teresa Aranguren, una de las coordinadoras del libro.
  • Las fotos muestran la diversidad de la sociedad palestina de aquellas décadas y repasa los eventos más señalados.
Empleadas del departamento de aduanas de Haifa. Shafika Sa'ad, en el centro con blusa de lunares, las dos mujeres por la izquierda de la primera fila son judías. 1940-42
Empleadas del departamento de aduanas de Haifa. Shafika Sa’ad, en el centro con blusa de lunares, las dos mujeres por la izquierda de la primera fila son judías. 1940-42
Olga Rodríguez | eldiario.es | 26/12/2015
Un libro que reivindica la memoria palestina. Su propio título así lo corrobora: “Contra el olvido. Una memoria fotográfica de Palestina antes de la Nakba, 1889-1948” (Ediciones del Oriente y del Mediterráneo).
El proyecto, coordinado por Teresa Aranguren, Sandra Barrilaro, Johnny Mansour y Bichara Khader, con prólogo del arabista Pedro Martínez Montávez, muestra una realidad demasiado a menudo negada: la existencia de Palestina no como una abstracción, sino como sociedad, cultura y territorio que fue ocupado y usurpado por los colonos.
Soldados británicos cachean a vecinos de Yafa en busca de armas durante las revueltas de 1936 contra el mandato británico y el movimiento sionista
Soldados británicos cachean a vecinos de Yafa en busca de armas durante las revueltas de 1936 contra el mandato británico y el movimiento sionista
Dicho en palabras de la periodista Teresa Aranguren, buena conocedora de la región, “negar la existencia del pueblo de Palestina fue premisa fundamental del movimiento sionista que pretendió no solo ocultar su existencia sino hasta el recuerdo de que había existido”. Pero lo que existe deja rastro, y este libro recopila parte de esa memoria que constata que antes de la ocupación había cientos de miles palestinos que fueron expulsados de sus tierras en 1948.
Grupo de scouts, fotografía perteneciente al álbum de la familia Saqqa de la ciudad palestina de Belén.
Grupo de scouts, fotografía perteneciente al álbum de la familia Saqqa de la ciudad palestina de Belén.
Las fotografías muestran al pueblo palestino, sus vidas cotidianas, así como aldeas que fueron destruidas por los ocupantes y cuyos nombres ya no figuran en los mapas. “Este libro recoge fotografías que son huellas de aquella existencia que se quiso borrar. No es un ejercicio de nostalgia, sino de afirmación”, explica Aranguren.
Retrato de Alexia Khoudry que forma parte del álbum familiar de los Midawar, fechado en 1930
Retrato de Alexia Khoudry que forma parte del álbum familiar de los Midawar, fechado en 1930
Las fotos incluyen desde las huelgas palestinas contra el mandato británico y el sionismo hasta escenas familiares costumbristas de aquella época, pasando por las integrantes del Primer Congreso de las Mujeres Árabes de Palestina, que se movilizaron contra la Declaración Balfour (1917), que contemplaba la creación de un Hogar Nacional Judío en Palestina.
Grupo de amigos durante un día de excursión al lago Tiberiades, fechada entre 1940 y 1942.
Grupo de amigos durante un día de excursión al lago Tiberiades, fechada entre 1940 y 1942.
Una parte de las fotos han sido facilitadas por el profesor e historiador palestino Johnny Mansour, procedente de la ciudad de Haifa, quien en el libro explica que los habitantes palestinos de Haifa “fueron obligados a expatriarse en 1948 sin contemplaciones y con procedimientos muy salvajes, de tal forma que de sus 75.000 habitantes palestinos no quedaron más que 3.000”.
Poda de olivos en Palestina, foto tomada entre 1934 y 1939
Poda de olivos en Palestina, foto tomada entre 1934 y 1939
Otras instantáneas fueron recopiladas por Teresa Aranguren y Sandra Barrilaro, que viajaron a los territorios ocupados palestinos y recogieron fotos familiares de sus amigos y conocidos en diversas ciudades y pueblos. Otras proceden del archivo fotográfico del hotel American Colony de Jerusalén, conocido como la Colección Matson, con más de 22.000 negativos y placas de vidrio.
Primer equipo de fútbol de Belén en 1932, del álbum de la familia Saqqa.
Primer equipo de fútbol de Belén en 1932, del álbum de la familia Saqqa.
Las fotos incluyen retratos de celebridades, acontecimientos sociales y políticos, fiestas populares, factorías, oficios. El libro recoge también extractos de la carta al primer ministro británico Winston Churchill de la delegación árabe que viajó a Londres para oponerse a la declaración Balfour en 1921, y que decía así:
“El grave y creciente malestar entre la población palestina proviene de su convicción absoluta de que la actual política del gobierno británico se propone expulsarlos de su país con el fin de convertirlo en un Estado nacional para los inmigrantes judíos… La Declaración Balfour fue hecha sin consultarnos y no podemos aceptar que decida nuestro destino…”.
La ocupación de Palestina y la expulsión de su gente ya era una crónica anunciada en los años veinte. Dos décadas después la II Guerra Mundial y el Holocausto contribuyeron a hacerla realidad. Sus consecuencias siguen sufriéndose y extendiéndose en pleno siglo XXI.

Archivo del blog